ChromeShell, apoyo a Windows

ChromeShell, apoyo a Windows
30 de noviembre, 2009

La aparición de Google Chrome OS ha provocado todo tipo de reacciones, y algunas de ellas están destinadas a aprovechar ciertas características de este sistema operativo de Google. ChromeShell es una de las más originales, ya que se instala de forma paralela a nuestro sistema operativo Windows para proporcionar un tipo de sesión rápida a la que acceder casi de forma instantánea cuando dejamos el ordenador en suspensión, permitiéndonos acceder a un navegador muy rápidamente.

El proyecto hace uso de ciertas ideas de Google Chrome OS, pero en esencia no es más que una modificación al sistema de inicio de Windows habitual en el cual se ejecutan una serie de procesos que van más allá del navegador.

Sin embargo en ChromeShell ese inicio se reduce únicamente a la ejecución de una sesión de Google Chrome, el navegador que al no tener que esperar a otros procesos previos aparece en pantalla muy rápidamente al iniciar la sesión o reiniciarla tras un periodo de suspensión de nuestro PC o portátil.

Como indica su creador, es posible tener disponible la sesión disponible tras la suspensión en apenas 3 segundos, y si iniciamos el PC con Windows, ese inicio se produce en unos 30-40 segundos. Eso sí: durante esas sesiones no tendremos acceso más que al navegador, ya que por ejemplo el sistema de ficheros no podrá ser explorado.

Como indica el autor en las instrucciones de instalación, para ello tendremos que cerrar el navegador y pinchar en el botón "Start Desktop", lo que nos llevará a la ejecución completa de la secuencia de inicio de Windows. La idea es curiosa, y permite acelerar el arranque del navegador -y reducir el consumo gracias a evitar la ejecución de otros procesos- si solo necesitamos eso en ciertas ocasiones.

Nosotros lo hemos probado en un netbook y tanto la instalación como la puesta en marcha es prácticamente inmediata. Tras la elección del escritorio ChromeShell nos encontraremos con que tras cada inicio o reinicio de sesión se lanza únicamente una instancia de Google Chrome con las pestañas que tuviéramos abiertas inicialmente. Eso nos hace pensar que es necesario tener preinstalado el navegador de Google -era nuestro caso- pero suponemos que si no lo tenemos instalado el proceso de instalación de ChromeShell nos proporcionará esa opción.

ChromeShell está disponible para descarga en su versión 0.1 beta, que ya es realmente estable, y que solo ocupa 55 Kbytes. Una vez instalado en la localización por defecto (el autor advierte de no modificar esa ruta) podremos lanzar el servicio que se encarga de dar la opción de elegir entre el escritorio de ChromeShell y el escritorio convencional de Windows.

  • Share This