Call of Duty: Modern Warfare 2

Call of Duty: Modern Warfare 2
30 de noviembre, 2009

Infinity Ward presenta la segunda parte de un videojuego espectacular que cosechó grandes alabanzas por parte de publico y crítica. Este Modern Warfare 2 ofrece más y mejor: nuevos modos de juego, un apartado técnico brillante y la mejor representación de un conflicto bélico moderno que hemos visto jamás. ¿Estamos ante el juego del año? Analizamos Call of Duty: Modern Warfare 2 en sus versiones para Xbox 360 y Playstation 3.

Tras años de excelentes títulos ambientados en varios frentes de la II Guerra Mundial, Infinty Ward decidió trasladar Call of Duty a la guerra moderna con el primer Modern Warfare. Escenarios reales junto a un cuidado exquisito por detalles como el armamento, tecnología, vestuario y voces consiguieron una experiencia de inmersión nunca vista hasta el momento. La guinda del pastel la ponía un modo multijugador sublime, posiblemente junto con la saga Halo de lo mejor de esta generación.

Aunque Call of Duty: Modern Warfare 2 no cuenta con el factor sopresa de su precuela, Infinity Ward ha sabido jugar con el argumento y mantener el interés, continuando la historia del título anterior. Preferimos no desvelar ni un ápice del guión (os aseguramos que merece la pena vivirlo sin saber qué nos vamos a encontrar), aunque sí comentar que está lleno de situaciones soprendentes, giros de guión dignos de la mejor película de acción y un realismo brutal.

La duración del modo campaña no es demasiado larga (unas 8 horas en modo normal y 10 en veterano). El sistema de scripts sigue presente y tendremos que pasar por determinados puntos del escenario que "activan los resortes" necesarios para avanzar y que, a su vez, hacen posible la experiencia de inmersión que propone el título.

En esta ocasión nos ha sorprendido gratamente las mejoras de una inteligencia artificial que no sólo sitúa a muchos de los enemigos en posiciones diferentes cada vez que jugamos (evitando la sensación de "tiro al pato), sino que les proporciona rutinas mucho más elaboradas que en otras ocasiones. Ahora los enemigos se refugian el tiempo necesario si están en desventaja, devuelven nuestras granadas y demuestran una precisión al disparar mucho mayor. Recomendamos jugar la campaña en modo veterano o superior con el fin de apreciar estas mejoras y alargar la experiencia de la aventura para un solo jugador.

Una vez terminada la campaña nada mejor que disfrutar del juego en compañía con uno de los modos multijugador que incluye o con el nuevo modo de operaciones especiales.

Call of Duty: Modern Warfare 2 ofrece 16 mapas y hasta 18 jugadores simultáneos en una experiencia multijugador fantástica que premia la táctica, el sabio uso del armamento y el trabajo en equipo. A nuestra disposición tenemos viejos conocidos (duelo a muerte, por equipos, buscar y destruir, sabotaje, dominio y cuartel general), y dos nuevos: tomar la bandera y demolición. El juego premia nuestra experiencia con abundantes opciones de personalización y habilidades especiales que nos ayudarán en la batalla.

A falta de una campaña cooperativa Infinity Ward incluye un modo llamado operaciones especiales con 25 misiones que podemos completar on-line o con un amigo a pantalla partida (también se puede jugar solo, pero pierde gran parte de su gracia). El juego puntúa con estrellas nuestra actuación y supone todo un reto, especialmente en los niveles de dificultad más altos. Los escenarios están tomados de la campaña, aunque los objetivos son diferentes y en general es un módo ágil y tremendamente adictivo que alarga la vida del título.

Desde un punto de vista técnico pocas pegas se le pueden poner a la propuesta de Infinity Ward. Basado en el mismo motor gráfico del título anterior, Call of Duty: Modern Warfare 2 presenta escenarios más grandes, con más elementos interactivos y un nivel de detarlle superior. La fluidez -aspecto clave hablando de un FPS- no baja en ningún momento aunque por el camino quedan algunas texturas mejorables (se notan sobre todo en los niveles de nieve) y defectos gráficos menores en la iluminación que no empañan el resultado final. No hay diferencias importantes entre las dos versiones de consola.

El aparado sonoro no baja la media y se puede calificar de sobresaliente gracias a su espectacular banda sonora, la precisión con los sonidos de armas, disparos y explosiones y el perfecto doblaje en castellano. Merece la pena disfrutar del título con un sistema de sonido envolvente.

Conclusiones

Estamos ante el mejor Call of Duty publicado hasta la fecha. El título mejora la entrega anterior y ofrece una experiencia de juego corta pero intensa para un jugador y prácticamente interminable si hablamos de jugar por Internet.

Sin lugar a dudas compra obligada para los amantes de los juegos de acción y uno de los más firmes candidatos a juego de año que hemos podido probar en el laboratorio. Sobresaliente.

  • Share This