No al fraude on-line en Navidad

No al fraude on-line en Navidad
5 de diciembre, 2009

RSA ha elaborado una guía práctica con consejos para evitar el fraude en las compras por Internet esta Navidad. Para los delincuentes especializados en e-commerce y en transacciones fraudulentas que no requieren la presencia física de la tarjeta de crédito, éstas son también fechas de mucha ilusión, ya no por regalar si no por saber “cuánto dinero puedo robar a los compradores incautos”. Con los consejos que te damos, evitarás ser engañado por los ciberdelincuentes.

Fraude en Navidad

1.- Ofertas con “trampa”. Una de las prácticas favoritas de los delincuentes durante las fiestas navideñas es lanzar campañas como: “Compra desde esta web de descuentos y ahorra en las compras de Navidad”. Es recomendable comprobar el vendedor antes de entregarse a una compra “demasiado buena para ser cierta”. Acciones como las “pruebas gratis” a menudo están acompañadas de condiciones y términos en letra pequeña que te atrapan en grandes pagos. Si te ofrecen una prueba gratuita de un producto, pero te solicitan los datos de tu tarjeta de crédito para sufragar los costes de envío, es que la prueba no es gratuita y probablemente te supondrá un gran gasto de envío o de cancelación.

2.- Datos personales. Cualquier dato personal es valioso para los estafadores. Aunque no puedan hacerse con los datos de nuestra tarjeta, pueden usar otros datos personales nuestros. Datos como nuestra fecha de nacimiento o el nombre de familiares son muy populares en las empresas para la identificación cuando se mandan mails o se llama por teléfono. Si el estafador consigue estos datos puede llamar al banco y saltarse los controles de seguridad fácilmente. Si alguien te solicita datos personales, ten estas tres cosas en cuenta: quién pregunta, para qué lo están preguntando y por qué lo necesitan.

Fraude en Navidad

3.- Contraseñas. Más importante aún que hacer contraseñas complejas es cambiarlas frecuentemente, de tal forma que si son vulneradas no puedan ser utilizadas durante mucho tiempo. Además, hay que intentar utilizar diferentes contraseñas para cada cuenta. Usar la misma contraseña para todas nuestras cuentas on-line supone que si se viola una de ellas se violan todas. También es muy importante saber dónde se guardan las confirmaciones de esos cambios de contraseña. El email es a menudo el destinatario por defecto de los reseteos de las contraseñas. Si recibes un mail de confirmación de cambio de contraseña, ¡bórralo!

4.- Virus y troyanos. Desconfía de los correos electrónicos en los que ponga “Es genial, pincha aquí”: suelen redirigirle a una página web que infectará tu PC con un virus. Ni siquiera es necesario siempre hacer clic en un enlace específico. Los virus actuales recurren a técnicas para redireccionar e infectar tu equipo de forma automática con sólo visitar la página. Visita sólo los sitios en los que confías y utiliza las últimas versiones del buscador.


5.- Correos electrónicos “oficiales”. El correo electrónico sigue siendo la vía favorita para los timos basados en Internet. Un email fraudulento puede ser alterado para parecer un mensaje oficial procedente de una empresa fiable. El correo suele incluir un enlace que redirige al usuario hacia una página web en la que se piden varios datos personales. Muy pocas empresas recurren al correo electrónico como medio de comunicación oficial y generalmente sólo lo usan para enviar publicidad.

  • Share This