TuneUp Utilities 2010

TuneUp Utilities 2010
29 de diciembre, 2009

La conocida suite de optimización para PC no falta a su cita anual y se presenta con novedades interesantes. Analizamos TuneUp Utilities 2010, la última versión de una de las mejores herramientas para maximizar el rendimiento del ordenador. En esta edición se ha renovado totalmente la interfaz y se ha trabajado en mejorar el funcionamiento del motor de optimización, encargado de analizar el equipo y recomendar qué cambios redundarán en un óptimo funcionamiento del sistema.

La nueva interfaz ofrece todas las opciones disponibles en una pantalla.

Las diferentes versiones de Windows tienden a degradarse con el paso del tiempo; la instalación y desinstalación de aplicaciones, drivers, plugins, meses sin desfragmentar el disco o software de dudosa procedencia son algunas de las causas que acaban minando el rendimiento global del sistema y llevando al usuario a una solución tan drástica como tediosa: formatear y reinstalar el sistema. TuneUp Utilities 2010 evita este deterioro y mantiene el PC optimizado de una forma fácil, sencilla y práctica.


Lo primero que sorprende cuando iniciamos TuneUp Utilities 2010 es la remodelada interfaz, con un menú inicial dividido en las cuatro áreas que cubre la suite (mantenimiento, optimización, solución de problemas y personalización de Windows) y acceso inmediato a la mayoría de acciones que podemos realizar con el software así como a la ayuda y a la herramienta de restauración de cambios. Otra opción es acceder a cada herramienta de forma individual desde el menú inicio, en la carpeta que se crea al instalar el programa.

A pesar de su apariencia amigable e intuitiva a TuneUp Utilities 2010 no le falta potencia y los usuarios con cierta experiencia encontrarán todas las herramientas necesarias para mantener su sistema a punto, de forma intuitiva y sin riesgos. Por supuesto, los automatismos siguen estando presentes y los que no quieran complicaciones sólo tendrán que pulsar el botón optimizar para ver incrementado el rendimiento del equipo de forma inmediata y sin necesidad de conocimientos previos.

El optimizador en tiempo real es perfecto para usuarios principiantes.

En el apartado de mantenimiento encontramos la posibilidad de desfragmentar el disco, limpiar el registro, borrar accesos directos inservibles y optimizar el inicio y apagado de la máquina. Como en el resto de áreas es posible activar cada opción de manera independiente o dejar al software que determine las acciones necesarias tras un análisis del sistema. Además TuneUp Utilities 2010 nos avisará – si así lo indicamos – de cuando es conveniente repetir las tareas de mantenimiento para mantener el ordenador siempre a punto.

Para optimizar el ordenador es necesario crear un perfil de usuario respondiendo algunas preguntas que permitirán a TuneUp Utilities 2010 determinar nuestras necesidades en el día a día con el equipo. En nuestras pruebas, el software detectó a la perfección opciones desactivadas, configuraciones de sistema erróneas y servicios no imprescindibles que ralentizan el funcionamiento del sistema operativo, consiguiendo una mejora significativa en varias máquinas del laboratorio especialmente degradadas por servir de base para nuestros tests habituales.

Merece la pena destacar, dentro de la opción solucionar problemas, el asistente para problemas comunes que incluye la aplicación. Mediante un sistema de casillas de verificación se cubren la mayoría de contingencias habituales en sistemas operativos Windows (problemas con la barra de tareas, con iconos, errores al actualizar y muchos más) ofreciendo la posibilidad de resolverlos de forma inmediata haciendo clic.

El icono de notificación que se sitúa en la barra de inicio proporciona información sobre el estado del sistema y permite acceder a las funciones clave de la suite sin tener que ejecutarla. Afortunadamente no es intrusivo, ofreciendo al usuario la posibilidad de personalizar los avisos a la mínima expresión o de desactivarlos por completo.

En el área de personalización de Windows es posible cambiar el aspecto del sistema (y anular los cambios si no nos convencen) de manera sencilla. También es posible optar por una configraución automática seleccionado si concedemos prioridad al rendimiento, a los aspectos vistuales o queremos un equilibrio entre ambos. Si bien algunas opciones serán obvias para usuarios con experiencia otras resultan ser una sencilla forma de realizar trucos avanzados que suelen requerir la siempre peliaguda modificación del registro del sistema.

El modo Turbo está especialmente diseñado para escenarios de trabajo donde necesitamos la máxima potencia del equipo. El software se encarga de desactivar de forma momentánea tareas en segundo plano, actualizaciones, búsqueda de dispositivos inalámbricos y otras funciones del sistema y proporciona un entorno limpio donde ejecutar aplicaciones pesadas, videojuegos o realizar tareas que necesitan muchos recursos como la codificación de vídeo, por poner algunos ejemplos.

Conclusiones


TuneUp Utilities 2010 es una suite de mantenimiento y optimización potente, fácil de usar y que funciona. Los usuarios noveles encontrarán una herramienta sencilla y segura para mantener su sistema en perfectas condiciones y los que tengan más conocimientos un completo centro de recursos donde maximizar el rendimiento de su sistema. Se ha realizado un gran trabajo con el software haciéndolo más ligero y ágil, incluso con ordenadores sin demasiados recursos y las novedades incluidas aportan valor añadido al producto sin complicar la experiencia de usuario.

Por 39,95 euros obtenemos una licencia para tres ordenadores, perfecto para toda la familia o para pequeñas oficinas que quieran asegurarse de un mantenimiento automatizado de sus ordenadores. Si queremos actualizar desde la versión anterior el precio es de 24,95 euros. TuneUp Utilities 2010 es compatible con Windows XP, Windows Vista y Windows 7.

  • Share This