Nokia N86 8MP Comes With Music

Nokia N86 8MP Comes With Music
1 de enero, 2010

El nuevo Nokia N86 8MP “Comes With Music” es a todas luces un producto casi redondo. No sólo la firma finalndesa ha sido capaz de presentar un excelente smartphone sino que ha apostado por una cámara de gran calidad que conseguirá que dejemos nuestra cámara compacta en casa. Además el servicio “Comes With Music” (que ya comentamos durante la presentación del terminal) ofrecido de la mano de Telefónica nos proporciona descargas musicales gratuitas e ilimitadas durante un año.

 

Hace años que se viene hablando de la integración de funciones que esperamos obtener en un smartphone. Queremos que sea teléfono sí, pero que también pueda sustituir a nuestra cámara compacta e incluso que grabe vídeos de forma decente. El Nokia N86 8MP hace esto y mucho más. Con una cámara de 8 megapíxeles y óptica Carl Zeiss, el nuevo terminal de Nokia puede sustituir a la perfección a cualquier cámara fotográfica compacta de gama medio-alta del mercado.

 

Además, gracias al servicio “Comes With Music” (que nos permite descargar música de forma gratuita e ilimitada durante un año) y una memoria interna de nada menos que 8 Gbytes (ampliables con tarjetas micro SD de hasta 16 Gbytes) el Nokia N86 8MP se convierte en una opción más que sólida para todos aquellos que quieran llevar su biblioteca musical en el bolsillo.

Diseño

 

Lo primero que llama la atención cuando examinamos de cerca el N86 8MP es su peso, que alcanza la bonita cifra de 149 gramos. Acostumbrados a terminales ligeros como el iPhone 3GS o incluso el mismo N97, cuesta acostumbrarse a un peso que recuerda a teléfonos de hace unos años. Por si esto fuera poco, se trata además un terminal voluminoso, lo cual para algunos puede resultar algo incómodo de transportar, pero en cuanto nos acostumbramos a sus dimensiones esta sensación desaparece.

 

El aspecto exterior del nuevo terminal del Nokia recuerda en muchos de sus aspectos a buena parte de los smartphones incluidos en las N series, aunque hemos de reconocer que presenta algunos detalles que nos transmiten una sensación de más elegancia y solidez que algunos de sus compañeros como el N85, como lo son los acabados metálicos con los que presentan los bordes, el blanco madre perla de su carcasa frontal y una amplia pantalla AMOLED de 2,6 pulgadas (QVGA 320 x 240).

 

Se trata además de un terminal extremadamente compacto y bien aprovechado, como lo demuestra su doble carcasa deslizante, que por un lado nos da acceso a un teclado extraíble y por el otro a teclas de función multimedia con las que acceder a nuestra biblioteca musical.

 

La parte frontal presenta nada menos que siete botones con los que podremos controlar cualquier aspecto del terminal. Se agradece en esta ocasión la apuesta que se ha hecho por ofrecer un frontal ergonómico. Frente a otros modelos de Nokia, en esta ocasión los botones son muy fáciles de pulsar, sobre todo porque la marca finlandesa ha decidido elevarlos algunos milímetros sobre la carcasa en vez de estar integrados en la misma.

 

 

En la parte superior del smartphone, y junto al botón de encendido, encontramos una salida de auriculares (3,5 mm) y un micro puerto USB para la transferencia de datos. Finalmente en los laterales encontramos por un lado los consabidos botones de disparo y zoom para la cámara (estos últimos también sirven para manejar el volumen), mientras que en el lateral opuesto contamos con una tecla con la que podremos bloquear el teclado.

 

Sin embargo, si hasta ahora el diseño del N86 8MP nos ha parecido notable, llama negativamente la atención el hecho de que para acceder a la ranura de tarjetas microSD debamos abrir la carcasa, ya que dicha ranura se encuentra junto a la batería del terminal. Puede que no sea un detalle especialmente significativo, ya que imaginamos que el usuario no está introduciendo y extrayendo tarjetas constantemente pero se trata, no obstante, de un aspecto mejorable.

 

Pantalla y cámara

 

Como hemos dicho anteriormente, el Nokia N86 8MP dispone de una pantalla AMOLED de 2,6 pulgadas que aunque (desgraciadamente) no es táctil, sí que incluye un acelerómetro que hace cambiar su posición en caso de encontrarse en posición vertical o horizontal, lo cual es muy práctico a la hora de tomar fotografías o ver vídeos, así como para interactuar con juegos y otros elementos multimedia.

 

Su cámara de 8 megapíxeles convierten a este terminal en unos de los más avanzados del mercado en este segmento. Sin embargo, y como es sabido, no sólo son los megapíxeles los responsables de una gran foto, y en este sentido el terminal incluye lentes Carl Zeiss Vario Tessar, dual-LED flash, zoom digital de hasta 20 aumentos y la capacidad de grabar vídeo con una tasa de hasta 30 frames por segundo.

 

Hemos de confesar que después de realizar varias pruebas, la calidad de las fotografías tomadas por el nuevo terminal de Nokia nos ha parecido sobresaliente, destacando por su gran contraste y, aquí queremos hacer especial hincapié, disponer de un flash que realmente funciona, capaz de “iluminar” una habitación completamente oscura.

 

 

La función de cámara del N86 8MP incluye varias de las opciones que podemos encontrar en muchas de las cámaras compactas del mercado. Podemos, por ejemplo, seleccionar la calidad de las imágenes que queremos tomar, utilizar alguna de sus escenas predefinidas (paisaje, retrato, movimiento, nocturna…), tomar fotografías panorámicas o incluso programar la toma automática de imágenes (con intervalos de hasta 10 minutos entre cada disparo).

 

Además, dispone de otras funciones interesantes como el poder modificar los valores ISO, función de reducción de ojos rojos, y un mejorable editor de fotos que incluye algunos filtros y la posibilidad de recortar las fotografías tomadas. Aunque incluye función de auto-enfocado, no cuenta con algunas características que sí incluyen las cámaras compactas más avanzadas como son el reconocimiento facial o el ya famoso “detector de sonrisas”.

 

Si bien no son dos características imprescindibles, cada vez están más presentes en las cámaras, por lo que no hubiese estado mal que Nokia las hubiese incluido en su N86 8MP.

 

Sistema operativo y productividad

 

El N86 8MP incluye Symbian OS 9.3. Antes de analizar más características, sí que queremos aprovechar este espacio para plantearnos el hecho de si sigue siendo conveniente que Nokia siga apostando por Symbian. Es cierto que se trata de un sistema sencillo e intuitivo y que tiene carcaterísticas muy potentes, pero comparado con otros sistemas operativos más modernos como iPhone OS o Android nos parece bastante anticuado, especialmente en su “look and feel”.

 

Dicho lo cual, alabamos el hecho de que permita mantener aplicaciones en segundo plano (pudiendo acceder rápidamente a las aplicaciones ya abiertas) y que incluya de serie algunas herramientas realmente útiles como la suite de productividad Quick Office, un lector de archivos PDF y una aplicación que puede leer por nosotros (en voz alta) mensajes de texto o correo. En el apartado multimedia (otra de las apuestas de Nokia en este terminal) incluye un sintonizador de radio FM, un completo directorio de radios que emiten por Internet e incluso una práctico utilidad para suscribirnos a podcasts.

 

En cuanto a la reproducción de archivos multimedia, decir que el N86 8MP se maneja sin problemas con archivos MP3, AAC y WMA, además de reproducir los principales estándares de vídeo.

 

Como no podía ser de otra forma incluye un acceso directo a la Ovi Store (la tienda de aplicaciones de Nokia) donde podemos descargarnos aplicaciones, juegos, salvapantallas, etc. La sensación que tenemos con la Ovi Store es bastante amarga. Se trata de un espacio bastante incompleto, con muy pocas aplicaciones disponibles (en comparación con otras tiendas on-line) y poco intuitiva. En este sentido, tanto la App Store de Apple como el Android Market de Google o incluso el BlackBerry World de RIM superan en mucho a la Ovi Store de Nokia.

 

 

Mucho mejor solucionado está la integración de cuentas de correo. En este punto el nuevo terminal de Nokia nos permite configurar fácilmente cuentas sobre protocolos IMAP4, POP3, SMTP, etc., e incluye asistentes de configuración sencilla para servicios como Gmail o Hotmail. Se agradece además la posibilidad de previsualizar fácilmente archivos adjuntos (gracias a Quick Office), así como la integración de soluciones push y compatibilidad con Microsoft Exchange Server.

 

Los apasionados de los videojuegos también tienen en este terminal un gran aliado. El N96 8MP incluye varias demos (Fifa 09, Tetris, etc.), pero lo interesante es que en el paquete se incluye un código que nos da derecho a obtener gratuitamente la versión completa de uno de los juegos. Además tendremos acceso directo a la plataforma de juegos N-Gage, que dispone de un puñado de títulos de gran calidad que se ejecutan el el terminal con gran fluidez, ganando en este aspecto a la inmensa mayoría de los smartphones del mercado, si exceptuamos, claro está, al iPhone.

 

Conectividad

 

Como en la inmensa mayoría de los smartphones, las opciones de conectividad del último terminal de la marca finlandesa incluyen Wi-Fi y 3G, con soporte para redes HSDPA. Si bien dispone de varias herramientas con las que configurar los distintos puntos de acceso, la gestión de redes del N86 8MP es bastante mejorable, sobre todo porque sin ser un proceso ni mucho menos complicado, sí que resulta tedioso y no son pocas las veces en las que durante nuestras pruebas ha perdido de repente la conexión a una red WiFi para pasar a operar sobre 3G sin advertírnoslo.

 

En el apartado de la conectitividad hemos querido también analizar su solución de GPS, incluida en su herramienta Nokia Ovi Maps. Aunque Ovi Maps demuestra ser una aplicación a la que le falta recorrido para poder equipararse a un GPS al uso, es una de las aplicaciones dignas de destacar del terminal.

 

Durante nuestras pruebas el terminal ha sido capaz de localizar nuestra posición en menos de 5 segundos, e indicándole un ruta determinada no ha tenido problemas para seguir nuestra posición. Sí los ha tenido en cambio a la hora de recalcular una ruta, un proceso que en ocasiones se ralentiza en exceso, lo cual de momento lo descarta como competidor frente a las soluciones de TomTom para iPhone o de Google Maps para Android, sin ir más lejos.

 

Por último, decir que como es de esperar la vida de la batería no es excesiva. Si bien es cierto que al disponer de una pantalla AMOLED el consumo de batería es inferior al de “terminales rivales”, la duración ciertamente no puede ser (ni éste es su objetivo) espectacular, por lo que deberemos echar mano de nuestro cargador cada día y medio aproximadamente.

 

Conclusiones

 

El Nokia N86 8MP es un smartphone altamente recomendable para todos aquéllos que quieren contar no sólo con un teléfono sino además con una buena cámara de fotos y un excelente reproductor multimedia.

 

En el lado del debe, nos parece un terminal pesado, y ciertamente con algunos detalles mejorables como la mencionada gestión de redes, el control de aplicaciones que se mantienen en un segundo plano o las funciones de GPS. A pesar de todo, y sin ser tan completo como el N97, nos parece un excelente smartphone destinado ausuarios que no quieren complicarse la vida con un gran número de aplicaciones pero que quieren disponer de una solución “llave en mano”.

 

  • Share This