‘Tasa Google’, Google responde

‘Tasa Google’, Google responde
8 de enero, 2010

“En vez de buscar cobrarnos impuestos, la comunidad de autores debería trabajar en conjunto para resolver sus propios problemas”, indicó un representante de Google en Francia en respuesta al “Informe Zelnik” que adelantaron nuestros compañeros de Muy Computer Pro, por el que el país vecino podría empezar a gravar con un impuesto especial los ingresos publicitarios que obtienen las grandes compañías de Internet “destinando lo recaudado a las industrias creativas que se hayan visto afectadas por la revolución digital”. No hace falta decirte quien sería el pagador final.

 

Francia podría empezar a gravar con un impuesto especial los ingresos publicitarios que obtienen las grandes compañías de Internet “destinando lo recaudado a las industrias creativas que se hayan visto afectadas por la revolución digital”, según informó el diario Libération. Nicolas Sarkozy completaría así la “Ley Hadopi” una de las legislaciones más duras del mundo dirigida contra la piratería… y los internautas. Google, Microsoft, Yahoo!, AOL o Facebook serían las compañías afectadas, aunque no hace falta decirte quienes serían los que finalmente pagarían este impuesto.

 


 

 

Cerutti, presidente de Sotheby’s Francia, el ex ministro Jacques Toubon y Patrick Zelnik, un ex ejecutivo de la industria discográfica que produjo, entre otras, las canciones de la mujer de la mujer de Sarkozy, Carla Bruni, serían los autores del informe que incluye la ya denominada “tasa Google”, que se aplicaría incluso si la compañía tuviera sus oficinas fuera de Francia, siempre que los internautas que accediesen a la publicidad del servidor fuesen franceses. Un auténtico disparate que abriría importantes disputas técnicas y jurídicas.

 

Y no sólo eso, ya que los autores del informe también sugieren impuestos especiales para los proveedores de servicios de Internet “para recaudar decenas de millones de euros, que se invertirían en el desarrollo del negocio de la música ‘online’ y otros sectores creativos”.

 

La comunidad internauta no entiende el intento de buscar una relación entre publicidad on-line y derechos de autor, bajo la base que las empresas que impulsan las nuevas tecnologías gracias a una gran apuesta en inversión e innovación, estén obligados a subvencionar a las obsoletas a base de impuestos especiales. En esa línea, compañías como Google ya han respondido a los autores y al informe Zelnik: ”arreglen sus propios problemas”.

 

Impuestos especiales como el arbitrario e injusto canon digital español, que en esencia, y al final, repercutiría en los internautas, que serían los que pagarían el descenso de venta de discos, la incapacidad de ciertas partes de la industria para incorporarse a la era digital y los derechos de autor. Y así será tanto si consumes o no cierto tipo de música como si no has descargado “ilegalmente” en tu vida canciones protegidas por copyright.
 

  • Share This