Llamazares y el ‘fotochop’ FBI

Llamazares y el ‘fotochop’ FBI
17 de enero, 2010

El diputado español y ex coordinador general de Izquierda Unida está en portada de los principales blogs tecnológicos mundiales. No por política, sino por su parecido asombroso con los terroristas más buscados del mundo, según los chapuceros “artistas forenses” de la oficina federal de investigación estadounidense (FBI) que utilizaron rasgos de una fotografía suya en Internet para poner rostro a la supuesta apariencia actual de Bin Laden y también la del terrorista libio Atiyah Abd al-Rahman. 

 

Uno podría imaginar que para recrear un retrato robot del terrorista más buscado del planeta un grupo de expertos utilizaría los mensajes de video de Bin Laden o antiguas imágenes de su familia para con un sofisticado software y después de días de procesamiento de las supercomputadoras, obtener una imagen lo más parecido a la realidad. Pues no. Olvídate de la serie CSI y de otras películas americanas que muestren el uso de alta tecnología. Resulta que en el FBI a la hora de alterar las imágenes trabajan como nuestros niños en casa con el ‘fotochop’, o con el Gimp si los papás son amantes del software libre.

 

 

Por si no te has enterado del caso, un “artista forense” de la Oficina Federal de investigación estadounidense, armado con un portátil conectado a Internet, se fue a las imágenes de Google, vio una de un tipo que a su juicio se le parecía (Gaspar Llamazares), copió algunos de sus rasgos y retocó la imagen clásica (que a estas alturas vete tú a saber de quién es) supuestamente de Bin Laden.

 

Tras “una buena faena” el artista metió el “enter” y el retrato robot con la supuesta imagen actual de Bin Laden ya recorría los servidores de la agencia y de medio mundo a través de páginas web como Rewards for Justice donde se ofrecen recompensas por cualquier dato sobre “criminales peligrosos”.

 

Lo malo, es que el parecido de la imagen con el político Gaspar Llamazares es asombroso (el arte del fotochop) aunque realmente podría habernos tocado a cualquiera. El caso ha sido confirmado por el FBI que promete investigarlo, el gobierno español ha pedido explicaciones y la embajada estadounidense en España ya ha pedido las oportunas disculpas.

 

 

Y esto no es todo. Parece que la fotografía de Llamazares (tomada en la campaña electoral de 2004) inspiró tanto en la agencia que fue utilizada también (pelo y ojos) para generar la imagen de otro de los más buscados, la del terrorista libio Atiyah Abd al-Rahman.

 

Irreponsabilidad palmaria y meteduras de pata monumentales que quizá nos estamos tomando a chufla en España pero que está teniendo su trascendencia en Estados Unidos, donde los medios tecnológicos más importantes como TechCrunch o Mashable dan cera a las agencias de seguridad ante la manifiesta chapuza, cuando está a debate el incremento de medios tecnológicos como los escáneres en aeropuertos y la pérdida de privacidad en aras del supuesto aumento de seguridad.

 

¿En manos de quién estamos?

 

  • Share This