Spam, la lacra avanza

Spam, la lacra avanza
22 de enero, 2010

Menos de un cinco por ciento de los correos electrónicos enviados llegan a las bandejas de entrada según el último informe de la ENISA, la agencia europea de ciberseguridad que analizó a 100 proveedores de servicios en 30 países. Un dato que confirma el esfuerzo por contener el spam pero que al tiempo revela que una de las mayores lacras de Internet avanza exigiendo una costosa carga económica, pérdida de ancho de banda, tiempo, productividad y molestia notable para los usuarios.

"El spam sigue siendo una innecesaria pérdida de tiempo y una costosa carga para Europa. Dado el número de mensajes de spam observados, sólo puedo concluir que se deben dedicar más esfuerzos para frenarlo. Los proveedores de correo electrónico deben avanzar en el control de spam y la identificación de la fuente. Los responsables políticos y las autoridades reguladoras deben aclarar los conflictos entre los filtros de spam y la intimidad en la normativa de protección de datos”, recalcó el director ejecutivo de la ENISA, Udo Helmbrecht, en la presentación del informe.

En lo positivo, destaca que al menos la inmensa mayoría de spam es filtrado y no llega a las bandejas de entrada. Entre las técnicas empleadas destaca “las listas negras”, aunque las compañías emplean al menos cinco métodos en la lucha contra el spam.

Los proveedores de servicio analizados gastan una media de un millón de euros para frenar el spam. Una lacra que también obliga al usuario manteniendo filtros en sus sistemas y principalmente la necesaria alerta y prudencia para no caer en sus garras, ya que la mayoría de spam es utilizado por las grandes redes de botnet para infectar equipos y propagar malware.

  • Share This