ATI Radeon HD 5670

ATI Radeon HD 5670
2 de febrero, 2010

Esta propuesta de AMD intenta conseguir el equilibrio perfecto entre prestaciones y precio. La ATI Radeon HD 5670 va dirigida a aficionados a los videojuegos que demandan potencia, requisitos medios de consumo y un coste reducido. Los ingenieros de la compañía han diseñado un chasis compacto que sólo necesita un slot, con un pequeño disipador con ventilador autorregulado. Hemos analizado el modelo de referencia facilitado por AMD, pero los integradores ya ofrecen modelos personalizados.

Al igual que los modelos topes de gama de la serie, la nueva ATI Radeon HD 5670 está fabricada con tecnología de 40 nm. Con un PCB de 16,7 centímetros y 228 gramos de peso no deberíamos tener problema alguno en montar esta tarjeta en casi cualquier caja, excepto alguna específica de perfil bajo (para la que también tiene oferta AMD/ATI). Los recortes más importantes respecto a los modelos superiores son una CPU más lenta y la reducción a 8 ROP, aunque se mantiene el bus de 128 bits y la memoria GDDR5.

Un amplio disipador cubre gran parte de la tarjeta y se apoya en un ventilador de 50 milímetros para evitar que una temperatura elevada incida en el rendimiento de la tarjeta. Aunque el calor necesariamente se dirige al interior de la caja no supone ningún problema dado el contenido consumo de la tarjeta.

El apartado de conectividad está resuelto con una salida DVI, una HDMI y una DisplayPort (ese es uno de los aspectos que puede cambiar dependiendo del integrador). Finalmente no encontramos el puente para montajes multiGPU que se había filtrado desde algunos medios. Estas son las especificaciones técnicas oficiales de la ATI Radeon HD 5670.


– Fabricada con tecnología de 40 nm.
– GPU a 775 MHz.
– 400 Stream Processors.
– 620 Gflops de potencia de cálculo.
– 512 o 1024 Mbytes de memoria GDDR5, con un bus de 64 GB/s y una frecuencia de reloz de 1000 Mhz.
– 8 unidades ROP (Raster Operation Partition).
– Fillrate de 6,2 GPixels y 15,5 GTexels.
– Consumo máximo de 61W (14W en reposo).

La ATI Radeon HD 5670 está preparada para aprovechar las últimas tecnologías gráficas disponibles en el mercado, incluyendo Directx 11 y el soporte multimonitor de EyeFinity aunque, en la práctica, es necesaria más potencia para sacarles provecho real. Además de las clásicas pruebas sintéticas, hemos probado la tarjeta con videojuegos de última hornada para comprobar de primera mano cómo se desenvuelve la nueva propuesta de AMD.


Este es nuestro sistema de referencia:

– Procesador Intel Core i7-965 a 3.2 GHz.
– Placa base ASUS P6T.
– 3 x 2 Gbytes de RAM DDR3 Kingston.
– Disco duro Seagate Barracuda 7200.
– Microsoft Windows 7 Home Premium.

Nuestro primer candidato es Colin McRae: DiRT 2, un espectacular juego de coducción que hace uso de DirectX 11. El juego es perfectamente jugable a 1.680 x 1.050 píxeles, alcanzando los 35-40 frames por segundo si ajustamos el nivel de detalle a medio, incluso manteniendo el antialiasing activado.

Left 4 Dead 2 es la segunda parte de un conocido shooter multijugador. Su exigencia gráfica es muy inferior a la de propuestas similares así que la ATI se luce ejecutandoló a 1.920 x 1.200 con antialiasing de 4x a unos estables 55 frames por segundo. Una prueba de la solvencia del hardware con motores gráficos que no sean de última generación.

A pesar del tiempo transcurrido desde su lanzamiento, Crysis Warhead sigue siendo una dura prueba a cualquier tarjeta gráfica. Como esperábamos el motor gráfico del título es demasiado exigente para la propuesta de ATI y sólo reduciendo la resolución hasta los 1.028 x 1.024 y eliminando detalles conseguimos una tasa promedio de 25 fps, pero con algún pico mínimo de 11 fps. En todo caso, es importante tener en cuenta que estamos ante el título más exigente del mercado en cuanto a hardware ejecutado en equipos de gama media-baja.

Conclusiones

AMD consigue el objetivo de lanzar una tarjeta de gama media, suficiente para ejecutar la mayoría de títulos con algunos sacrificios de detalle y a un precio fantástico. No es justo esperar un rendimiento espectacular de una tarjeta en este rango de precios pero sí exigir un mínimo de calidad a la hora de ejecutar videojuegos más o menos recientes.

La propuesta de ATI cumple con creces y es muy interesante para usuarios que no quieran renunciar a jugar en su PC pero busquen un producto que no se dispare en precio y que les proporcione un apoyo importante a la hora de reproducir contenido en alta definición. La tarjeta se puede encontrar en varios montajes por precios que rondan los 80 euros, dependiendo de detalles en la configuración.

  • Share This