Condena a ejecutivos Google-It

Condena a ejecutivos Google-It
25 de febrero, 2010

Un Tribunal de Milán ha condenado a seis meses de prisión a tres altos ejecutivos de Google Italia por violación de la privacidad. La sentencia –la primera de este tipo en el mundo- considera a los directivos responsables de la publicación de un vídeo en el que un grupo de adolescentes insultaban a un compañero de clase autista. Google ya ha anunciado la apelación de un fallo judicial que califica como “sorprendente”, “un ataque a los principios de la libertad en Internet”, y que además contradice una directiva europea.

 

La sentencia es histórica ya que es la primera vez que se condena a ejecutivos de empresas intermediarias como Google del contenido subido por los usuarios a sus servicios. Un video en el que se maltrataba a un joven autista y que estuvo dos meses colgado en Google Videos, alojamiento del que se hace responsable a la directiva italiana del gigante de Internet.

 


 

 

Sin embargo, la compañía borró el vídeo un día después de tener conocimiento del mismo y colaboró en la identificación y detención de la responsable de subirlo a Internet que fue juzgada y condenada. Además, la sentencia contradice la Directiva 2000/31/CE sobre comercio electrónico, que limita la responsabilidad de los prestadores de servicios por actividades intermedias.

 

Es por ello que Google ha manifestado que la decisión judicial supone un grave menoscabo para la libertad en Internet. “Ataca los principios más elementales de la libertad sobre la que Internet está construida”, asegura en el blog corporativo el vicepresidente de la compañía Matt Sucherman, ya que si la sentencia se hiciera firme por instancia superiores supondría que Google tendría que controlar previamente cualquier contenido que se subiera a sus múltiples servicios.

 

“Un peligroso precedente” estiman medios estadounidenses ya que si las empresas intermediarias/proveedoras como Google tienen que monitorizar previamente cada fotografía, video o archivo subido, la red de redes habrá muerto tal y como la conocemos. Una sentencia que no es firme, está apelada y que seguiremos por su importancia para Internet.

 

  • Share This