El iPhone triunfa en Microsoft

El iPhone triunfa en Microsoft
14 de marzo, 2010

No es ningún secreto la poca gracia que a los ejecutivos de Microsoft les hace que sus propios trabajadores opten por el smartphone de la compañía rival Apple en vez de usar alguno de los terminales que incluyen el sistema operativo de la casa Windows Mobile. Aún así, según The Wall Street Journal, un diez por ciento de la plantilla de Microsoft habría mordido la manzana prohibida, nada menos que 10.000 empleados que realizarían esfuerzos ímprobos por ocultarlos en horario de trabajo. 

 

Steve Ballmer, CEO de Microsoft, se reía en 2007 ante el anuncio de la comercialización de un nuevo teléfono móvil de su rival Apple. Tres años después, Ballmer todavía debe estar acordándose de su error. Error estratégico muy grave que ha llevado a la plataforma móvil de Microsoft a perder una buena parte de cuota de mercado, frente al iPhone convertido en el smartphone por excelencia, dominador de la industria de los terminales de gama alta, y toda una revolución en el sector que encima ha atraído a nuevos competidores como Android de Google que comen terreno a pasos agigantados a Microsoft, seguramente por la falta de visión de algunos de sus ejecutivos traducida en las risotadas de Ballmer.

 

 

Ballmer, aunque recientemente ha reconocido errores en la división móvil especialmente por los retrasos del nuevo sistema de la serie 7, tiene un largo historial de comentarios incendiarios sobre el iPhone y su descontento por el uso de este terminal por los trabajadores de Microsoft.

 

Una atracción por el iPhone que obligó a la compañía a modificar incluso su política corporativa respecto al pago del coste de tarifas de voz y datos del teléfono móvil para el trabajo limitándolo a terminales con Windows Mobile. Aunque el gigante del software aseguró que la medida era “parte de un plan de recorte del gasto”, parece que iba enfocada a parar el tirón del terminal de Apple entre los trabajadores.

 

 

Atracción que no parece haber perdido sin son ciertas las informaciones que aseguran que un diez por ciento de la plantilla de Microsoft habría mordido la manzana prohibida, más de 10.000 empleados.

  • Share This