Samsung, TV 3D en una semana

Samsung, TV 3D en una semana

Samsung ha anunciado la próxima disponibilidad de su nueva gama de televisores LED con tecnología 3D en el plazo aproximado de una semana. En la presentación pudimos ver la tecnología de estos nuevos modelos en acción. Además de la visualización de programas en tres dimensiones con gafas especiales, la nueva gama dispone de función de PVR con memoria USB, conectividad DLNA (Ahora llamada AllShare) y la conectividad Internet a través del sistema Internet@TV.

 

Samsung ha presentado en sociedad en una mesa redonda su nueva gama de productos 3D con la nueva generación de televisores a la cabeza. Se trata de una evolución que Samsung ve natural tras la implantación de la alta definición y la tecnología LED para los paneles, añadir una nueva dimensión a los televisores. Samsung ya es el fabricante con mayor presencia de modelos LED en el mercado y ahora quiere hacer lo propio con los modelos preparados para el 3D.

La nueva gama de televisores no solamente incoporará la tecnología 3D on frecuencias de refresco de 200 Hertzios sino también otras funciones como la conexión y portal de contenidos y Widgets por Internet, función PVR o la conectividad DLNA rebautizada como AllShare además de la compatibilidad con la nueva conexión HDMI 1.4 que permite entre otras cosas audio de retorno por el mismo cable de conexión.

 

En resumen se trata de una gama en la que Samsung completa con todas las soluciones tecnológicas de última generación, desde un panel LED mejorado con menor consumo (89 watios) y más definición con un control más preciso sobre el contraste de las distintas zonas de la pantalla, hasta las soluciones de conectividad, 3D y conexión a Internet mencionadas.

 

 

En lo que respecta al 3D los representantes de Samsung han justificado la elección de su propuesta tecnológica para la visualización tridimensional, un criterio que en la mayoría de los casos se basa en ofrecer una mayor calidad. Para mostrar una imagen tridimensional es posible hacerlo mediante gafas o con un panel de visualización especialmente preparado pero que no precisa de ellas.

 

En el caso de Samsung se ha elegido el método de las gafas (estereoscópico) por las ventajas que ofrece (mayor ángulo de visión, costes…). Para conseguir el efecto 3D en este caso hay que mostrar una imagen por cada ojo del usuario y existen dos métodos: el de las gafas pasiva utilizado por el cine, que muestra en pantalla dos imágenes que se separan mediante lentes polarizadas, o el de las gafas activas.

 

 

Este método, el escogido por Samsung pero también por otras marcas como NVIDIA, ofrece la resolución completa de la pantalla pero la mitad de frecuencia de refresco. Las gafas se sincronizan con el monitor para ofrecer alternativamente una imagen u otra con cada uno de los ojos. Esta sincronización se hace por rayos infrarrojos, lo que es una ventaja en el apartado del consumo y los costes de producción, pero un hándicap por los problemas de interferencias o interrupción del haz de conexión.

 

Las gafas de Samsung se venden en modelo adulto o infantil (con máscaras de colores intercambiables) y son recargables por USB mediante el puerto activo del televisor. Un inconveniente es que solamente se puede cargar un dispositivo a la vez. Según Samsung una carga de dos horas permite 30 horas de visualización en tres dimensiones.

 

 

Los televisores de Samsung de la nueva generación permiten visualizar contenido en 3D codificado con los siete métodos posibles de codificación, como imágenes una al lado de otra vertical u horizontalmente, bandas alternadas vertical u horizontalmente y otros. Además disponen de un modo de conversión de imagen 2D a 3D basado en el movimiento de los elementos de la imagen que permite “tridimensionalizar” programas grabados en 2D.

 

En las pruebas realizadas en la sala pudimos disfrutar de algunas demostraciones en 3D realmente espectaculares. Hay que decir que la calidad de la experiencia depende mucho de la calidad de la producción y sólo en parte de la combinación de gafas y televisor. Notamos mucha diferencia con un trailer especialmente bien preparado para el 3D que con otros menos cuidados en ese aspecto.

 

 

Las demostraciones deportivas fueron realmente espectaculares, pudimos disfrutar de una carrera NASCAR y un resumen de partido de fútbol en los que la sensación de tridimensionalidad estaba realmente bien conseguida. Sobre la conversión de 2D a 3D las imágenes no son tan espectaculares pero se consigue un efecto de separación entre el fondo y la acción en primer plano, aunque no un efecto de relieve de los objetos o personajes.

 

Sobre el resto de funcionalidades de los televisores nos llamó la atención la incorporación de la función PVR. Con solo conectar una memoria USB podemos almacenar programas, detener la acción y visualizar más tarde lo que hayamos grabado. Importante matización, lo que grabemos en un televisor por este método solamente se podrá visualizar en ese mismo televisor.

 

 

También interesante la función Internet@TV que permite visualizar contenido de distintos canales de contenidos como Youtube o Antena 3 y todos los que se vayan incorporando. Un avance que, como el 3D, están instalando la mayoría de fabricantes de televisores en sus modelos.

 

El precio de los televisores 3D de la gama C7000 serán de 1.799 euros 40 pulgadas, 1.999 el de 46 y 2.999 el de 55 pulgadas. En el caso del C8000 el modelo de 40 pulgadas costará 1.999 euros, el de 46 2.299 y el de 55 3.299 euros. El reproductor Blu-ray BD-C6900 costará 399. Sobre las gafas no hay precio oficial aún, pero éste rondará los 150 euros. También se comercializará un paquete con el modelo C7000 de 46 pulgadas, el reproductor Blu-ray, la película Monstruos contra alienígenas en 3D y dos pares de gafas por unos 2.100 euros. Estarán disponibles a partir de la próxima semana.

 

  • Share This