Mountain Advanced i5-E

Mountain Advanced i5-E
22 de marzo, 2010

La firma española nos presenta un equipo de gama media alta que destaca por la calidad de sus componentes y las amplias posibilidades de configuración y ampliación a posteriori que ofrece. Probamos el Mountain Advanced i5-E, un sobremesa basado en los últimos procesadores Intel Core i5 y dotado de unas especificaciones más que suficientes para ejecutar con soltura cualquier aplicación y la mayoría de videojuegos disponibles en el mercado.

La máquina que analizamos es una actualización de un modelo que ya pasó por nuestro laboratorio técnico hace algunos meses, obteniendo el galardón de producto recomendado y a cuyo análisis remitimos al lector interesado en un análisis más detallado de la propuesta. Mountain se ha centrado en actualizar componentes y renovar el chasis, al tiempo que mantiene un precio competitivo.

El equipo viene montado en una caja Antec Sonata Plus 550 que destaca por su excelente acabado y la incorporación de soluciones técnicas que facilitan ampliaciones posteriores y permiten la instalación sencilla de hasta dos ventiladores adicionales (de serie viene con un TriCool de 120 mm. en la parte posterior). Incluye una fuente de alimentación Antec de 500 W instalada en un compartimento independiente y refrigerado.

Como es norma en Antec, la caja está fabricada en acero laminado, paneles laterales con una capa de policarbonato de alta densidad para minimizar ruidos molestos y un sistema de amortiguación para los discos duros garantizan un funcionamiento silencioso del ordenador y ausencia total de vibraciones.

Revisando la hoja de especificaciones encontramos algunos cambios respecto al equipo que ya probamos en MuyComputer. La placa elegida (ASUS P7P55D-E) incorpora soporte para el estándar USB 3.0 a 5 Gbps (10 veces superior al USB 2.0) y SATA3 a 6 Gbps.

La tarjeta gráfica (uno de los elementos que menos nos gustó del anterior) ha sido sustituida por una solvente integración de ASUS basada en la NVIDIA GT240 con 1 Gbyte de memoria de vídeo dedicada y el disco duro alcanza el terabyte, gracias a una unidad de la serie Barracuda firmada por Seagate. Mantiene el procesador, un Intel Core i5 750 funcionando a 2,66 GHz que ya probamos en profundidad.

En el resto de componentes no hay cambios relevantes. Afortunadamente el precio del equipo se mantiene por debajo de los 850 euros (IVA incluido), a pesar de la mejoras en la placa base, gráfica y el disco duro. Mountain ofrece además ampliaciones opcionales a precio interesante, como una potente Sapphire ATI Radeon HD 5850 por 155 euros o la ampliación a 8 Gbytes de RAM por 88 euros.

Realizamos las pruebas sintéticas habituales al equipo obteniendo los resultados esperados, prácticamente indénticos a los de su propuesta anterior a excepción de los test que hacen uso de la potencia gráfica donde la nueva tarjeta se deja ver.

El equipo mueve la mayoría de juegos sin dificultades.

La ASUS ENGT240 no es una tarjeta ideal si los videojuegos van a ser una prioridad, pero sí ofrece potencia suficiente para ejecutar títulos modernos si controlamos el nivel de detalle y no necesitamos gran resolución. Además las mejoras introducidas en esta generación de NVIDIA resultan interesantes no sólo para los videojuegos, sino para disfrutar con fluidez de nuestros contenidos multimedia. En cualquier caso, Mountain ofrece una potente propuesta de ATI más orientada a jugones con la que completar el equipo.

El Mountain Advanced i5-E es un excelente ordenador de sobremesa, dotado de una configuración equilibrada con componentes de última generación y un montaje exquisito. Además, la marca ofrece dos años de garantía in-situ y asistencia telefónica para resolver cualquier incidencia o duda.

Mountain

  • Share This