Intel muestra Light Peak

Intel muestra Light Peak
15 de abril, 2010

El gigante de la fabricación de microprocesadores ha dado una conferencia en el IDF que se está celebrando en Beijing en la cual sus responsables han hablado de Light Peak, la tecnología que según ellos podría suceder a USB 3.0. La propuesta de Intel ya fue presentada hace unos meses, pero en esta ocasión han podido demostrar algunas de sus prestaciones, teóricamente superiores a USB 3.0, aunque Intel no descarta que ambos estándares puedan coexistir en el tiempo.

 

A finales de septiembre del año pasado llegaba el bombazo de Intel con el anuncio de Light Peak, una alternativa a USB que permite aprovechar tecnologías ópticas para poder transferir datos a mucha mayor velocidad de lo conocido hasta ahora.

 

 

De hecho, en Light Peak se manejan tasas máximas teóricas de hasta 10 Gbps, mientras que en el nuevo estándar USB 3.0 ese máximo es de 4,8 Gbps. Las ventajas de Light Peak son muy claras según Intel, que no obstante no descartó al sucesor de USB 2.0 de forma definitiva.

 

De hecho Kevin Kahn, uno de los responsables de este desarrollo, indicó que Light Peak estará disponible a finales de año, y que veremos los primeros productos en 2011. “Vemos esta tecnología como una lógica sucesora futura de USB 3.0. En cierto sentido nos gustaría crear el cable definitivo para ti“.

 

No obstante, la industria y los usuarios no están del todo convencidos de este desarrollo, sobre todo porque algunas empresas se han quejado de que Intel ha retrasado adrede la producción de chipsets con soporte USB 3.0 -algo que ya podrían haber hecho hace tiempo- para tratar de favorecer la futura adopción de Light Peak.

 

 

Sin embargo, en Intel insisten en que no hay conflictos entre ambas propuestas, y las ven como tecnologías complementarias. “Esperamos que ambas coexistan juntas en el mercado y quizás en la misma plataforma al mismo tiempo“, explicaba Kahn.

 

En la conferencia también se pudo mostrar un portátil con soporte inicial para dicha tecnología. En la demostración se comprobó cómo se podía transmitir vídeo Blu-ray, un flujo de datos de una cámara de alta definición y, además, la imagen duplicada de la salida de vídeo del portátil en otra pantalla. La demostración parece realmente convincente, pero habrá que esperar a ver cómo se desarrolla un mercado que ahora tendrá complicado decidir entre USB 3.0 o Light Peak.

 

  • Share This