Nokia 7230

Nokia 7230
16 de abril, 2010

Analizamos una propuesta sencilla de Nokia destinada a usuarios que quieren un teléfono ligero, muy fácil de usar y con gran autonomía. Diseño cuidado, una estética original y un precio interesante son sus bazas para triunfar. El Nokia 7230 parte del concepto clásico que móvil pero no renuncia a ofrecer capacidades multimedia, cámara, acceso a Ovi Tienda.

El nuevo Nokia 7230 se presenta en un compacto embalaje de cartón reciclable y acompañado de batería, cargador, unos auriculares con manos libres y un manual de instrucciones. El teclado deslizante le permite mantener unas dimensiones muy compactas cuando está cerrado (48 x 14,75 x 127 mm.) y sólo pesa 100 gramos con la batería instalada.

En el frontal encontraremos una pantalla de 2,4 pulgadas que ofrece una resolución nativa de 240 x 320 píxeles, escasa para los tiempos que corren aunque suficiente si tenemos en cuenta que no es un terminal destinado a ver contenido multimedia o navegar por Internet. En la parte inferior veremos la clásica distribución de botones de la casa finlandesa, con controles sensibles al tacto y que no sobresalen de la carcasa.

En los laterales sólo encontraremos una ranura miniUSB (aunque el cable no está incluido en el kit). Sí ha sido una sorpresa agradable la salida para auriculares estándar (3,5 mm.) de la parte superior, situada junto a la toma de alimentación. En el interior encontramos una ranura para tarjetas microSD (el terminal incluye una de 2 Gbytes instalada) que nos permitirá ampliar los escasos 14 Mbytes disponibles en la memoria interna del teléfono.

La calidad de construcción es excelente, estamos ante un teléfono hecho para durar y que no necesita ninguna protección especial. El material cromado que cubre el chasis aporta un toque elegante pero mucho nos tenemos que es suceptible de deteriorarse con el uso diario. También merece la pena destacar el mecanismo deslizante, robusto y sin holguras.

El Nokia 7230 funciona con la veterana plataforma Series 40 – todo un clásico en los terminales de la firma- , estable y solvente aunque de aspecto algo anticuado. Los usuarios que vengan de otro móvil Nokia no tendrán problema alguno, mientras que si es nuestro primer modelo de la casa podemos encontrar algún menú algo confuso y escondido, aunque nada que no se solucione en poco tiempo.

Entre las aplicaciones incluidas pocas sorpresas, exceptuando quizás el acceso a la Ovi Tienda directamente desde el teléfono. El reproductor multimedia es muy básico, pero cumple su misión y la calidad de sonido es aceptable, siempre que sustituyamos los mediocres auriculares de serie por algunos de cierta calidad. De serie permite configurar automáticamente varios servicios de correo electrónico e incluye aplicaciones dedicadas para servicios web muy populares, como Facebook o Flickr.

La cámara de 3,2 megapíxeles ofrece una calidad aceptable siempre que la luz acompañe, es fácil de usar y dispone de un botón dedicado. También puede grabar vídeo a 15 fps. Uno de los aspectos que más destacan del Nokia 7320 es su excelente autonomía, hasta 4 días de uso intensivo sin problemas (la falta de WiFi y GPS se notan y mucho).

Conclusiones

El Nokia 7230 es un teléfono básico, muy bien construido y con las funciones necesarias que espera su público objetivo. Una opción más dentro del amplísimo catalogo de Nokia tiene importantes armas para convencer al usuario: estética cuidada, excelente autonomía, buen precio y toda la garantía del fabricante líder en telefonía móvil son algunas de ellas.

El teléfono está disponible en la web de Nokia por 129 euros (libre). Es probable que algún operador se decida a ofrecerlo desde 0 euros asociado a un contrato en las próximas semanas.

  • Share This