Windows Phone 7 sin crapware

Windows Phone 7 sin crapware

Uno de los hándicap de los teléfonos basados en Windows Mobile, que comparten con los PCs con Windows, era la gran cantidad de software completo o en prueba preinstalado en ambos. Microsoft quiere regularlo en Windows Phone 7. Según se ha podido saber gracias a la guía a la arquitectura de la plataforma que se ha filtrado recientemente, Microsoft pondrá una seria de limitaciones a este tipo de aplicaciones para disminuir las molestias a los usuarios y aumentar las prestaciones.

Hace unos meses Microsoft anunciaba una campaña para mejorar la experiencia con los equipos nuevos que incorporaran Windows 7 a través de acuerdos con los fabricantes para limitar los programas preinstalados, completos o en pruebas, que según la compañía empeoraban las prestaciones de los PCs. Ahora Microsoft quiere hacer lo propio con su nueva generación de Smartphones, los Windows Phone 7.

Con los terminales basados en Windows Mobile ocurre algo parecido a lo que apuntábamos para PCs nuevos, los fabricantes instalan una considerable cantidad del llamado "crapware", software que el usuario raras veces acaba utilizando. El resultado es el mismo, espacio de almacenamiento ocupado de forma inútil y un arranque más lento, con el agravante que los smartphones tienen menos recursos que desperdiciar, además de que en el caso de los smartphones el crapware es casi imposible de eliminar.

Dentro de las directrices de desarrollo para la plataforma Windows Phone 7, se puede comprobar que Microsoft va a poner coto desde el principio al crapware en los terminales Windows Phone 7. Estas son las normas que deben cumplir las aplicaciones preinstaladas en el caso de que los fabricantes quieran incorporarlas al sistema.

Un máximo de 6 aplicaciones preinstaladas que no ocupen más de 60 Mbytes

– Todas las aplicaciones preinstaladas deben pasar el proceso de aprobación del Marketplace

– Las aplicaciones y las actualizaciones futuras deben ser totalmente gratuitas

– Las aplicaciones deben poder ejecutarse independientemente del estado de a conexión a red

– Los programas preinstalados deben poder resistir un "hard reset"

– Las aplicaciones deben poder ser actualizables así como revocables a través del Marketplace

– Los programas deberán notificar al usuario de las características del teléfono que se van a utilizar para que las autorice

  • Share This