Win 7 consume menos que Ubuntu

Win 7 consume menos que Ubuntu

Ayer ya comentábamos las pruebas realizadas por Phoronix, especializada en test de rendimiento para Linux, en las que Windows 7 ganaba a Ubuntu 10.04 en juegos. Ahora han realizado nuevas pruebas y han descubierto que Windows 7 consume menos que Ubuntu 10.04. Los test se han realizado en un netbook Asus Eee PC y un Lenovo ThinkPad T61 tanto con la configuración estándar con el sistema recién instalado como con la actualización del controlador de la tarjeta de vídeo.

 

Según comentábamos ayer, en Phoronix han iniciado una serie de pruebas comparativas de Windows 7 frente a Ubuntu 10.04. En el primer enfrentamiento el sistema operativo de Microsoft se mostró más potente en juegos que la distribución de Linux. En una segunda entrega los responsables de Phoronix han puesto a prueba el consumo de dos ordenadores, un netbook y un portátil, utilizando una vez más los dos sistemas operativos.

La configuración de los dos equipos es algo peculiar. En el caso del netbook se ha elegido uno basado en la plataforma ION de NVIDIA con un Intel Atom de doble núcleo, un Asus Eee PC 1201N. En el caso del portátil se trata de un modelo de Lenovo Thinkpad T61 con un Intel core Duo T9300 y una tarjeta gráfica profesional Quadro NVS 140M, muy poco habitual en configuraciones de consumo.

 

Las pruebas se realizaron tanto con el sistema operativo recién instalado como actualizando el controlador al mejor disponible para cada uno de los sistemas. El test se realizó simplemente midiendo el consumo del ordenador sin ningún programa en activo y mostrando el escritorio. Tal y como se hiciera en el test anterior, se eligieron las versiones de 64 bits de ambos sistemas operativos.

 

 

En el caso del portátil de Lenovo las diferencias fueron marginales pero significativas. Durante el Test el ordenador equipado con Windows 7 consumió un 14% menos que Ubuntu con la configuración por defecto y la ventaja se redujo a un 9% con los drivers actualizados. Sin embargo en el caso del Netbook las diferencias se dispararon, con un 56% de menor consumo sin controlador actualizado y un 65% tras actualizarlo.

 

 

Unas diferencias significativas que muestran el trabajo de Microsoft para reducir el consumo en Windows 7, pero también que los controladores del resto de componentes de los portátiles están más optimizados para Windows 7, sobre todo en las plataformas más modernas. Seguramente en un ordenador con configuración más antigua el resultado habría sido distinto, pero al tratarse de sistemas operativos de última hornada el resultado es importante.

 

Un dato colateral extraido de la prueba, pero muy importante, es el de la drástica diferencia de consumo que se obtiene en algunos casos simplemente actualizando el controlador de la tarjeta de vídeo. En el caso del netbook con Windows, se obtiene nada menos que un 20% menos de consumo al actualizar, un 15% en el caso de Ubuntu. Con el portátil de Lenovo el ahorro es mayor en el caso de Linux, con un 21% de ahorro de energía, mientras que al actualizar el controlador en Windows la mejora es del 14%.

 

  • Share This