Sony Bravia KDL-32EX700

Sony Bravia KDL-32EX700
17 de mayo, 2010

Sony presenta un televisor compacto con tecnología Edge LED y panel de alta definición. El nuevo Sony Bravia KDL-32EX700 ofrece todas las funciones avanzadas de la series superiores (incluyendo Bravia Internet Video y conectividad DLNA) manteniendo un precio competitivo y ofreciendo el sobrio diseño y calidad de construcción que caracteriza a los productos de la casa. Probamos uno de los modelos más interesantes de la nueva gama de Bravia en el laboratorio técnico de MuyComputer.

Ficha técnica

El nuevo televisor de Sony luce un diseño clásico, sin demasiadas concesiones estéticas y apostando por formas rectilíneas. La marca japonesa ofrece más novedades en el modelo superior (NX800) que cuenta con el nuevo diseño Monolithic que caracteriza a los Bravia esta temporada, mientras que el aparato que analizamos mantiene el aspecto clásico de equipos anteriores.

Detalles como el bisel metálico de la parte inferior o la peana giratoria son puntos a su favor aunque el marco de plástico negro brillante que rodea al panel nos parece demasiado ancho (un efecto que se minimiza en pantallas de mayor diagonal).

Tras un examen más detenido merece la pena destacar la excelente calidad de construcción y robustez que presenta el telvisor. El nivel de ensamblaje el altísimo y partes sensibles como el eje, el panel de conexiónes (trasero y lateral) o los soportes para colgarlo en la pared (es compatible con el estándar VESA) han sido cuidados con mimo. El proceso de instalación y montaje se reduce a insertar el panel en la peana y apretar tres tornillos.

Aunque estos televisores están diseñados para ser controlados desde el mando a distancia Sony incluye una botonera lateral con acceso al volumen, cambio de canal, acceso al menú, y un interruptor de apagado. El nuevo mando es algo aparatoso, pero ofrece un diseño muy cuidado, respuesta precisa y retroiluminación, un detalle que apreciarán muchos usuarios.

El apartado de conectividad está resuelto de manera excelente; encontraremos un amplio surtido de conexiones a nuestra disposición (las detallamos en la ficha técnica adjunta), destacando los 4 puertos HDMI. Es una lástima que el soporte para redes WiFi sólo esté disponible de forma opcional – comprando el adaptador por separado – máxime si tenemos el cuenta el precio final del aparato y que sus rivales más próximos lo incluyen de serie.

El secreto está en el borde

El nuevo Sony Bravia KDL-32EX700 incorpora un sistema de iluminación Edge LED: la luz blanca se emite desde el borde hacia un panel especial que la difunde de forma más o menos uniforme por la superficie de la pantalla. El proceso de fabricación de este tipo de paneles (que ya presentaron varias marcas a lo largo del año pasado) se ha abaratado y ofrece ventajas relevantes como un consumo energético inferior y la posibilidad de disminuir considerablemente el grosor del panel.

En términos de calidad de imagen la mejora respecto a los televisores LCD se traduce, sobre todo, en la naturalidad de los colores. El negro es más puro (y se aleja más del gris), los colores vivos son menos artificiales y, en general, la imagen es más realista.

A pesar de que los fabricantes intentan equiparar Edge LED a LED con fines publicitarios es conveniente dejar muy clara la diferencia: el siguiente paso en calidad (y también en precio) son los paneles LED (mejor aún si disponen de sistema de oscurecimiento local), donde los diodos están colocados en la parte posterior y ofrecen un rendimiento muy superior al modelo que analizamos. En la gama alta de Sony, entre otros fabricantes, encontramos ejemplos excelentes de esta tecnología. Próximamente publicaremos una guía de compras sobre televisores donde explicaremos el tema con más detalle.

Recibimos el televisor calibrado con los valores de fábrica y con varios automatismos activados por defecto. En nuestra opinión merece la pena realizar un calibrado manual y desactivar tanto el sensor de luz ambiental como la función CineMotion. A modo de referencia comentar que nosotros subimos la luz de fondo a 8 y dejamos la temperatura de color en cálido dos. Si la fuente es de calidad es recomendable desactivar los algoritmos de procesado de imagen para obtener los mejores resultados.

Las películas de animación son excelentes para comprobar el tratamiento del color.

Apreciar diferencias sutiles de calidad de imagen en pantallas de esta diagonal resulta complicado en la práctica, más allá de mediciones de laboratorio y defectos sólo perceptibles para el ojo entrenado. Hemos probado durante días la propuesta de Sony encontrando una notable calidad de imagen con contenido en alta definición, un procesado de movimiento correcto (integra Bravia Engine 3 y MotionFlow a 100 Hz). Incluso la mejorable calidad de las emisiones de nuestra TDT (esperemos que pronto las pruebas de emisiones en HD se conviertan en realidad) resulta aceptable, en parte debido a que las reducidas dimensiones del panel disimulan los posibles defectos en la imagen.

También probamos el televisor conectado a una PlayStation 3 para reproducir Blu-ray y ejecutar algún videojuego con resultados excelentes. La calidad de imagen es magnífica, no hay problemas de lag y el tratamiento del movimiento es digno de mención. Con fuentes SD el resultado se queda en notable, aunque el televisor incorpora mecanismos suficientes para mejorar la imagen y el escalado funciona relativamente bien.

La potencia que ofrece su sistema de sonido estéreo (2 x 10W) es más que suficiente para una estancia de tamaño medio y podemos calificar su respuesta de sorprendente, teniendo en cuenta su pequeño tamaño y el mejorable comporamiento que suelen tener los televisores en este aspecto. En todo caso, si somos algo más exigentes merece la pena conectar un sistema de audio dedicado.

Mucho más que televisión

Este televisor incorpora la función Bravia Internet Video, que permite acceder a contenido audiovisual mediante una conexión a Internet. Para ello dispone de una toma de Ethernet en la parte posterior (opcionalmente podemos adquirir un adaptador WiFi compatible).

 

 

Aunque, lamentablemente, la oferta de contenidos en España sigue lejos de la de otros países europeos y EE.UU, muchos usuarios econtraran interesante la posibilidad de acceder a vídeos de Youtube, Blip.tv, MTV, National Geograhic y DailyMotion y a contenidos seleccionados de canales como Antena 3, la Sexta y TV3. Fuentes de Sony nos confirman que están trabajando para ir añadiendo más proveedores y que el sistema recibirá actualizaciones a lo largo del año.

Otro aspecto interesante es el soporte para DLNA, que permitirá compartir nuestros contenidos multimedia con el televisor y reproducirlos directamente. El sistema ya está presente desde hace años en los televisores de Sony pero es ahora cuando el parque de dispositivos compatibles empieza lo suficientemente amplio como para que la mayoría de usuarios pueda aprovecharlo.

En manejo de menús resulta muy intuitivo gracias a la interfaz XMB, vieja conocida para los usuarios de productos Sony y que destaca por su rapidez y facilidad de uso desde los primeros minutos de uso.

Sé que estás ahí…

Aunque no es una novedad en los productos de Sony (ya lo vimos en el Sony Bravia KDL-40WE5 también analizado en el laboratorio técnico de MuyComputer) sí ha resultado ser una grata sorpresa encontrar un sensor de presencia en este equipo, posicionado en gama de entrada.

El sistema monitoriza los movimientos en un amplio ángulo de visión cada cierto tiempo (podemos configurarlo entre 5 y 60 minutos) y si no detecta cambios en un período ocurece el panel (disminuyendo drásticamente el consumo de energia) manteniendo el sonido. Si pasan 30 minutos sin que se detecte presencia se apaga completamente. En nuestras pruebas el sistema funcionó a la perfección y en determinados escenarios de uso puede ayudar a reducir el consumo energético de forma relevante.


Conclusiones

El Sony Bravia KDL-32EX700 es un televisor de calidad, orientado a usuarios que buscan un producto versátil con el que disfrutar de las emisiones en TDT, contenido en alta defininición y videojuegos. Consideramos al producto como una excelente alternativa y una apuesta sobre seguro en términos de calidad de imagen y sonido en cualquier escenario de uso.

A destacar su excelente conectividad, el soporte para DLNA, Bravia Internet Video y la calidad del panel, de lo mejor que hemos probado en 32 pulgadas. Es una lástima que Sony no incluya de serie la conectividad WiFi (hay que comprar un adaptador) presente en la serie inmediatamente superior. El uso de la tecnología Edge LED permite a la marca japonesa reducir el consumo y el grosor del panel respecto a los anteriores LCD.

El precio oficial del televisor son 950 euros (IVA incluido). Es posible encontrarlo bastante más económico en alguna tienda on-line aunque se mueve un escalón por encima de propuestas muy similares de Samsung o LG, por ejemplo. Es el usuario quien debe decidir si la garantía de calidad que ofrece una marca como Sony y el valor añadido que ofrecen las funciones adicionales comentadas en el análisis justifican la diferencia de precio.

  • Share This