HP TouchSmart 600

HP TouchSmart 600
25 de mayo, 2010

 

La compañía norteamericana ha actualizado su serie de ordenadores compactos de escritorio dotados de pantalla táctil. Además de mejoras evidentes en lo relativo a hardware, los nuevos equipos de HP se benefician de la integración de las capacidades táctiles de Windows 7 y la evolución del software propietario de HP, que debería proporcionar una experiencia de usuario superior a la de propuestas anteriores. Probamos con detalle el nuevo HP TouchSmart 600.

El equipo que analizamos forma parte de la tercera generación de ordenadores HP TouchSmart que llega al mercado. HP orienta el producto hacia el mercado doméstico, ofreciendo una solución completa para trabajar, disfrutar con nuestros contenidos digitales, ver la TDT y mucho más. Los nuevos TouchSmart se perfilan como el sustituto ideal para un sobremesa clásico, que además podemos instalar en cualquier sitio de forma muy sencilla.

El diseño es muy similar a la serie HP TouchSmart Q800.es que ya probamos en el laboratorio técnico de MuyComputer. Un examen detallado revela sutiles mejoras en los perfiles y una parte posterior más cuidada pero, en términos generales, no hay cambios importantes. Se mantiene el excelente nivel de construcción, el mimo por los detalles y el uso de materiales de alta calidad, marcando la diferencia frente a propuestas más económicas.

El sistema de sujección es idéntico al de otros equipos de la serie: dos pies transparentes en el frontal elevan ligeramente el chasis que se apoya sobre un pie retráctil (el ángulo es ajustable entre 5 y 40 grados). El resultado es excelente desde el punto de vista estético y convierte al HP TouchSmart 600 en uno de los ordenadores más espectaculares del mercado.

El sistema de anclaje es regulable en inclinación.

 

Como no podía ser de otra forma la pantalla es la gran protagonista del equipo. HP ha instalado un panel panorámico de 23 pulgadas que ofrece una resolución nativa de 1.920 x 1.080 píxeles (Full HD) con la tecnología táctil propietaria de HP. Perfectamente disimulados encontramos un discreto botón de inicio, el sistema de sonido estéreo y una webcam con micrófono.

La pantalla tiene un tratamiento glossy (muy popular en portátiles de consumo) que mejora el contraste, consiguiendo negros más reales y colores vibrantes (que no reales) aunque a costa de ser mucho más sensible a reflejos. Hablando de un sobremesa que no se utilizará en exteriores esto no debería suponer ningún problema, siempre que tengamos cuidado al elegir la ubicación del equipo. Sobre la calidad de imagen que ofrece pocas dudas: es soberbia.

Los bordes del equipo se han aprovechado para instalar un lector de tarjetas de memoria, conectores USB y FireWire, salida y entrada de audio, controles de volumen, el botón de encendido y un control para encender el sistema de iluminación ambiente que incorpora.

 

La parte posterior del equipo no desentona.

 

En la parte posterior, ocultos tras una tapa de plástico que se puede retirar con suma facilidad, encontraremos una completísima colección de puertos que detallamos en la ficha técnica adjunta y que porporcionan al equipo amplias opciones de conectividad. Para prescindir de cables el ordenador ofrece soporte para redes WiFi 802.11 b/g/n y Bluetooth 2.1 de serie.

 

 

El HP TouchSmart 600 incluye un conjunto de ratón y teclado a juego con el diseño del equipo. Funcionan por Bluetooth y su calidad es sobresaliente, aunque es posible que el perfil delgado del teclado resulte molesto a los usuarios acostumbrados a un tamaño más estándar. En la caja también incluye un completo mando a distancia compatible con Windows Media Center que permite controlar todas las funciones del equipo de forma cómoda y sencilla.

La nueva serie TouchSmart 600 está compuesta por tres modelos que se diferencian en el procesador, la capacidad del disco duro integrado, la unidad óptica y la gráfica integrada. Para el análisis escogimos el modelo intermedio (HP TouchSmart 600-1440es) que, en nuestra opinión, ofrece la mejor combinación entre prestaciones y precio.

El equipo está basado en una placa base propietaria gobernada por el chipset Intel HM57 y un procesador Intel i3 330M, apoyados por 4 Gbytes de memoria DDR3. Del apartado gráfico se encarga una tarjeta NVIDIA GeForce G210 con tecnología PureVideo y 512 Mbytes de memoria dedicada.

El HP TouchSmart 600 analizado dispone de una unidad de disco duro SATA que ofrece 1 Tbyte de espacio y de una regrabadora de DVD en formato slim de carga por ranura y con tecnología LightScribe, ubicada en un lateral del equipo. Tambien incorpora un sintonizador TDT de alta definición que amplía considerablemente las posibilidades del equipo en lo que a ocio digital se refiere.

Con estos mimbres el sistema operativo incluido (Windows 7 Home Premium 64 bits) se mueve con agilidad y no tendremos problema con las aplicaciones habituales incluso en trabajando en escenarios multitarea.

 

 

Los resultados de la máquina de HP con nuestra batería de pruebas habitual para equipos sobremesa confirman nuestras impresiones: el hardware cumple con creces en entorno ofimático, navegación web y uso multimedia (incluyendo cualquier contenido en alta definición) pero se queda corto en aplicaciones que demandan potencia 3D como los videojuegos.

 

 

La NVIDIA GeForce G210 integrada en el equipo no es la mejor opción para jugones, máxime cuando hablamos de un panel de estas dimensiones (mover videojuegos en alta definición requiere una considerable potencia de cálculo). En cualquier caso sí podremos ejecutar títulos no demasiado exigentes si rebajamos algo el nivel de detalle y la resolución. Como comentamos en las conclusiones es una lástima que HP no haya integrado el puerto HDMI en este modelo (sí está presente en el tope de gama) que permitiría conectar una consola de última generación para aprovechar la pantalla del ordenador.

 

 

HP ha trabajado mucho para diferenciar su producto de otras propuestas similares disponibles en el mercado. Su suite propietaria TouchSmart (accesible con sólo pulsar el botón), ha sido rediseñada y ofrece acceso directo a un conjunto de aplicaciones especialmente diseñadas para aprovechar la pantalla táctil del equipo. El código se ha optimizado y ahora funciona de forma mucho más fluida, respondiendo de forma inmediata a nuestras órdenes.

Las aplicaciones se cargan sobre una interfaz de colores oscuros con un diseño exquisito. Podemos personalizar los colores de cada botón, su nombre o la ubicación que tienen de forma muy sencilla. Se incluyen programas de calendario, reloj, el tiempo, un lector RSS, navegador, televisión, DVD, fotografías, Twitter, etc. Es una lástima que aplicaciones multimedia tan interesantes como la de Hulu o Netflix sólo estén disponibles en EE.UU.

Aunque el soporte para las funciones táctiles de Windows 7 está muy bien implementado (se incluyen iconos de gran tamaño por defecto, es posible introducir datos con el teclado en pantalla, tomar notas rápidas con el dedo,…) es el software específico de HP el que proporciona la mejor experiencia de usuario.

 

 

Ficha técnica

Conclusiones

El HP TouchSmart 600 es un completísimo ordenador multimedia perfecto para usuarios que necesiten una máquina “para todo”, con una estética cuidada, pantalla de gran tamaño y todas las ventajas de un sobremesa. No se puede considerar un equipo orientado a aficionados a los videojuegos dadas las carencias de su tarjeta gráfica.

Las capacidades multitáctiles y el software incorporado pueden ser un atractivo interesante para los usuarios con menos experiencia (personas mayores, niños, etc) que encontarán un modo de acercarse a la informática muy intuitivo y visual. Por el contrario los consumidores más experimentados preferirán sin duda la velocidad del teclado y el ratón haciendo un uso ocasional de las funciones táctiles del equipo.

Uno de los aspectos que menos nos ha gustado del equipo es la ausencia de entrada HDMI (que sí tenía el modelo anterior) y que ahora se reserva para el tope de gama, 200 euros más caro que el ordenador analizado. Una gráfica más potente tampoco le vendría mal, aunque no está pensado como ordenador para videojuegos.

El HP TouchSmart 600-1440es cuesta 1.399 euros (IVA incluido), un precio respetable para una solución informática muy completa y con grandes posibilidades en el terreno multimedia. Un equipo interesante para presupuestos holgados que, además de una máquina de calidad, busquen valor añadido en forma de diseño cuidad, tecnología de última generación y la mejor pantalla táctil para sobremesas del mercado.

  • Share This