Lector e-books Energy Book 2061

Lector e-books Energy Book 2061
27 de mayo, 2010

Cada vez es más frecuente ver a alguien en el metro o en el autobús utilizando un lector de libros electrónicos. Por ello, cada día más empresas siguen la estela de Amazon con su Kindle y sacan su propio lector e-books. Este es el caso de Energy System que ya tiene varios modelos en el mercado que ofrecen la comodidad de la tinta electrónica en un dispositivo que también nos permite escuchar música y ver fotografías. Analizamos el Energy Book 2061 en el laboratorio técnico de MuyComputer.

En una época en la que el negocio de los libros electrónicos está subiendo como la espuma, os presentamos uno de los modelos de lector de e-books de Energy System. Se trata del Energy Book 2061 que aúna libros, música y fotografía en un mismo dispositivo con el que se puede disfrutar mientras vamos al trabajo por su reducido tamaño y gran autonomía.

A primera vista, el Energy Book 2061, del que ya os hablamos cuando fue lanzado al mercado, tiene un aspecto muy similar al de otros lectores de e-books que ya hemos analizado en nuestro laboratorio como el Papyre 6.1 o COOL-ER. Un diseño sencillo que deja una fila de botones a la derecha para moverse por los menús y sólo los de avanzar y retroceder página a la izquierda. La única pega que podemos poner en este sentido la escasa calidad de los plásticos utilizados en la construcción de la caracasa.

Energy Book 2061 pertenece a la serie E-Ink de Energy System. Este lector tiene una pantalla de 6 pulgadas un tamaño legible y práctico para llevarlo en la mochila o en el bolso y leer cómodamente en el metro o el autobus. La resolución de la pantalla es de 800 x 600 píxeles. Tiene una escala de 16 grises y usa tecnología Vizplex para no cansar la vista, especificaciones idénticas a la de la mayoría de sus rivales.

Es importante recordar que, al no ser una pantalla retroiluminada es fundamental que dispongamos de una fuente de luz adecuada (la misma que usaríamos para leer un libro tradicional). Usarlo en exteriores es estupendo porque no refleja (de hecho refleja más la página de un libro o una revista) y es realmente práctico para entretenernos durante un largo viaje.

A parte de cumplir su función de lector de libros, el dispositivo permite escuchar música (si queremos obtener cierta calidad es más que conveniente sustituir los auriculares de serie) y reproducir fotografías que al ser en escala de grises y en una pantalla no diseñada para mostrar imágenes pierde prácticamente toda la calidad. Los formatos que admite el Energy Book 2061 son PDF, EPUB, RTF, TCR, PDB, PRC, MOBI, HTM, HTML, TXT, CHM, FB2, DJVU, DJV, MP3, PNG, TIF, GIF, BMP, JPEG.

El packaging de este lector de e-books nos ha sorprendido gratamente. Con un diseño original y creativo, Energy System ha incluido en una caja de reducidas dimensiones el dispositivo junto a su funda, tarjeta SD de 2 gigabytes con libros ya precargados, cable USB, un adaptador de corriente AC/DC, auriculares y manual de usuario.

Al encender el dispositivo tenemos que esperar unos 10 segundos a que se inicie. Una vez encendido, encontramos una interfaz cuidada con un sistema de menús fáciles de usar y diseñados para navegar con los botones de la derecha. Sólo tendremos que recurrir a los de la izquierda para pasar las páginas cuando estemos leyendo. Hay que resaltar que los botones tienen una tendencia a bloquearse de vez en cuando, algo muy molesto y que debería mejorarse en una futura versión del modelo. En nuestras pruebas tuvimos problemas con el sistema de marcadores de páginas, que no siempre funcionaron correctamente (este problema debe tener una solución sencilla en forma de actualización del firmware).

 

La ranura para tarjetas SD/SDHC está ubicada en la parte posterior.

Internamente, el lector de libros electrónicos tiene una memoria de 64 megabytes que se puede ampliar con tarjetas SD/SDHC de hasta 16 gigabytes. De todas formas, el dispositivo de Energy System ya incluye una tarjeta de 2 gigabytes donde podemos guardar una gran cantidad de libros.

Ficha técnica

Otra ventaja del Energy System 2061 es su autonomía, consecuencia directa de la tecnología de tinta electrónica utilizada. Nos ha sorprendido gratamente la duración de la batería que, tras más de una hora diaria durante un mes, todavía siga prácticamente intacta. Según el fabricante es posible leer hasta 6.000 páginas sin necesidad de recargarla.

Conclusiones

En definitiva, el Energy Book 2061 es un dispositivo muy cómodo para no tener que cargar con los pesados libros tradicionales, que cumple como lector de ebooks y ofrece algunas funcionalidades adicionales interesantes. Nos deja una sensación agridulce la baja calidad de construcción y algún fallo puntual que esperemos se solucione en futuras actualizaciones. El otro pero es el precio, todavía elevado y que limita el dispositivo a ávidos lectores que tengan pensado amortizarlo con uso continuo.

  • Share This