La OLPC apostará por Linux

La OLPC apostará por Linux
28 de mayo, 2010

El proyecto One Laptop Per Child está preparando el tercer dispositivo de la serie, llamado XO-3, que tendrá una característica fundamental con diferencia a sus predecesores: no estará gobernado por Windows, sino por Linux. Ese fue de hecho la opción por defecto del proyecto cuando este daba sus primeros pasos, pero finalmente la presión de la empresa de Redmond surtió efecto. Sin embargo en el XO-3 tendremos en nuestras manos un producto más barato, basado en ARM, y gobernado por Linux.

 

El presidente del proyecto, Nicholas Negroponte, señalaba el año pasado que su organización estaba tratando de avisar a Microsoft para que lanzara un sistema operativo especialmente adaptado al XO-2, el dispositivo que estaban preparando en aquel momento.

 

 

Sin embargo Microsoft no avanzó en ese campo y de hecho el XO-2 fue cancelado, para dar paso al XO-3, un producto del que llevamos meses hablando y que hará uso de un procesador con arquitectura ARM, lo que contribuirán tanto a su potencia como a su consumo. Como ya comentamos también en el pasado, la OLPC está preparando un diseño en formato tablet.

 

Sin embargo, no será un dispositivo gobernado por los sistemas operativos de Microsoft, tal y como confirmó el CTO de la OLPC, Ed McNierney. “No hay pruebas de que Microsoft vaya a hacer una versión de Windows Phone 7 para procesadores ARM, y esa es su decisión“. Efectivamente, el futuro sistema operativo de los de Redmond para móviles se había considerado como una de las opciones para el XO-3, pero finalmente se ha descartado.

 

Nuestro tablet XO será un dispositivo de computación totalmente funcional, no un smartphone o una PDA. Windows Mobile fue diseñado para esos mercados, no para la informática de propósito general, y eso no nos sirve“, indicaba McNierney.

 

El próximo año se mostrará un prototipo del XO-3 en la feria CES de Las Vegas, y aunque estará probablemente gobernado por Android, es también probable que este dispositivo acabe apostando por otro sistema operativo basado en Linux. Los actuales XO-1 se basan en una versión modificada de Fedora con la interfaz Sugar, y la intención es la de seguir manteniendo dicha interfaz.

 

  • Share This