BP compra ‘imagen’ en Internet

BP compra ‘imagen’ en Internet
10 de junio, 2010

El consorcio energético British Petroleum libra una batalla para controlar el vertido de crudo de un pozo del Golfo de México y a la vez otra batalla, esta mediática para recuperar imagen comprando distintos términos en proveedores de motores de búsqueda como Google para mejorar el posicionamiento de sus propios enlaces, cuya información sobre el impacto de uno de los mayores desastres de la historia del sector está obviamente suavizada respecto a otras fuentes más críticas o neutrales.

BP ha comprado términos como ‘oil spill’, ‘volunteers’ o ‘claims’ (vertido de crudo, voluntarios, demandas) en el motor de búsqueda de Google. Una función esta de la compra de anuncios permitida por Google a efectos publicitarios, que aunque en teoría no permite influir en el ranking dentro de los propios resultados de las búsquedas, obviamente mejora el posicionamiento de estos “enlaces patrocinados”.

BP indicó que quería ayudar a quienes estaban intentando acceder a información en la web de BP a encontrarla más fácilmente, en lugar de ser remitidos a otros sitios. El mismo Obama ya ha criticado esta estrategia ya que no entiende el gasto de 50 millones de dólares (Internet, televisión y otros medios) para mejorar su imagen cuando aún están en plenas crisis por el vertido.

Imagen la de BP que está por los suelos, igual que su nivel en bolsa, con un acusado descenso tras el desastre. Y ya no solamente por el accidente, ya que medios críticos aseguran (con pruebas) que BP ocultó información, minimizó el impacto de la tragedia, compró servicios de abogados especializados en ‘lobbies’ sobre el ejecutivo/legislativo estadounidense y presionó a los habitantes de la zona.

Internet es inmensa, y aunque hay que separar el grano de la paja, más en casos como estos, creemos que a estas alturas por muchos Google Ads que compre BP tiene perdida la batalla mediática. Sólo un dato: la cuenta oficial BP en Twitter tiene 13.000 seguidores, mientras que una sola de las decenas que existen ‘alternativas’ sobre la cuestión tiene ya 145.000. Esperemos por el bien del planeta que tenga éxito en la que debería ser su única batalla: contra el vertido y sus tremendas consecuencias, aún incalculables.

  • Share This