Starter: el Office gratuito

Starter: el Office gratuito

Microsoft ya ha empezado a proporcionar a los fabricantes de equipos el Office Starter. Una versión gratuita de Office que se financia con publicidad y que ofrece Word y Excel con algunas de sus funciones limitadas. A diferencia que anteriores versiones promocionales de Office, las aplicaciones funcionan perfectamente y la licencia no está limitada en el tiempo. Desde el propio programa podemos acceder a la posibilidad de actualizar de forma sencilla y por Internet a una versión de pago.

 

Con el lanzamiento de Office 2010 para usuarios particulares, Microsoft también ha empezado a distribuir la versión Starter de la suite. Se trata de una aplicación que sustituirá a Works o a la versión de prueba de Office de 60 días que podíamos encontrar en los ordenadores nuevos preinstalada por los fabricantes de ordenadores personales. Con ello en primer lugar Microsoft predica con el ejemplo eliminando crapware, aplicaciones en pruebas que suelen poblar los discos duros de los PCs nuevos.

 

 

En segundo lugar proporciona a la práctica totalidad de los equipos nuevos que instalen Windows una herramienta ofimática totalmente gratuita. Las limitaciones, a diferencia de la versión de prueba que podíamos encontrar anteriormente, son algunas funciones menos y que esta versión de Office muestra una pequeña publicidad en pantalla.

 

Como Starter no se puede adquirir ni descargar, hemos tenido que recurrir al escueto análisis que realiza Ed Bott en su blog para conocer las características de Office Starter a la espera de los primeros equipos que la lleven instalada empiecen a ser distribuidos. La versión starter ofrece las dos aplicaciones más utilizadas de Office: Word y Excel, aunque como adelantábamos, con algunas funciones limitadas o eliminadas.

 

 

En Microsoft Word Starter las funciones que corresponden a los menús de Inicio, Insertar, Diseño de página y correspondencia son prácticamente iguales a la del Word completo. El resto de los menús se han eliminado, y alguna de las funciones que contenían desplazadas a otros menús. Es el caso del comando Ortografía y gramática que en esta versión se encuentra en la pestaña Inicio.

 

Al tratarse de una versión destinada al uso personal, se han eliminado también las herramientas de revisión y seguimiento de cambios. La filosofía, sin embargo, choca con la presencia de la pestaña de Correspondencia que permite realizar mailings y que raras veces se utiliza para uso personal. También se ha dejado fuera la posibilidad de crear una tabla de contenidos automáticamente.

 

 

Según señala Bott, las nuevas funciones de edición de imagen siguen presentes en Word Starter. Este enlace permite comprobar las funciones no disponibles en Word Starter. En Excel Starter lo que se ha eliminado las pestañas de datos, revisar o Vista. Esto también elimina las posibilidades de conectar con una fuente de datos externa, no se pueden agregar comentarios a una hoja de Excel y tampoco se pueden crear tablas Pivot. Las limitaciones de Excel Starter en este enlace.

 

El “backstage view” o pestaña archivo funciona prácticamente igual en los dos programas que en las versiones completas, incluida la posibilidad de utilizar plantillas o exportar a PDF. La publicidad, según se puede ver en las imágenes, se limita a un cuadrado de 210 píxeles en la esquina inferior derecha. En teoría puede contener publicidad de terceros, aunque en la actualidad muestra información de Microsoft.

 

 

No parece un gran espacio para un ordenador con pantalla de resolución completa, pero en el caso de las limitadas pantallas de los netbook, precisamente uno de los “clientes” ideales de esta versión de Office, puede ser más molesto. Como observa Bott, Office Starter no solo funciona perfectamente, sino que ofrece una función interesante no disponible en los Office completos.

 

Se trata del Office Starter To-GO. Mediante esta utilidad es posible copiar Office Starter en una llave USB o dispositivo de almacenamiento removible y trabajar con el programa en cualquier ordenador directamente desde el disco externo o llave USB. Además al finalizar la sesión de trabajo el programa no deja ningún rastro en el ordenador anfitrión.

 

 

Office Starter ofrece la facilidad de actualizar a una versión completa con solo un clic, a través de Internet. Tiene la peculiaridad que este proceso permite al vendedor del PC cobrar una comisión sobre ese Office adquirido, pues la aplicación de venta reconoce el código del Office Starter que ha realizado la petición. Parece increíble pero ya es la segunda alternativa propuesta por Microsoft en poco tiempo para utilizar las funcionalidades del nuevo Office de forma totalmente gratuita.

 

  • Share This