Apple Mac mini (junio 2010)

Apple Mac mini (junio 2010)

Apple Mac mini (junio 2010)

El primer Mac mini se presentó el 11 de enero de 2005 durante una MacWorld Expo y nació con la “vitola” de ser el Mac más asequible del mercado. Cuatro revisiones después, el pasado 15 de junio se convirtió en otro de esos “martes sorpresa” tan típicos de Apple al lanzar la empresa de Cupertino, sin previo aviso, la que probablemente es la versión del Mac mini más sorprendente de todas las anteriores. Eso sí, aunque siga siendo el Mac más barato, el adjetivo “asequible” que antes mencionábamos ha perdido bastante de su significado.

Lo primero que llama la atención del nuevo Mac mini es su caja de diseño unibody totalmente de aluminio (salvo el logo de la manzana, el fondo y la parte trasera donde se ubican los puertos, que son de plástico), muy acorde con el aspecto de los iMac o los MacBook Pro. Si tienes (o has visto) alguna de las versiones anteriores del Mac mini, esta última generación te parecerá un poco más grande pero increíblemente delgada. De hecho, ha pasado de ser un cuadrado exacto (si lo vemos desde arriba) de 16,5 cms a otro de 19,7 cms, pero lo más llamativo es que su grosor ha disminuido de casi 5,1 cms a 3,6 cms.

Apple Mac mini (junio 2010)

La caja del Mac mini es un ejemplo de aprovechamiento de espacio, algo que seguro agradece el medio ambiente. Como podéis ver, el Mac mini casi “entra con calzador”.

¿Significa esto que Apple ha adelgazado su Mac mini pero sin embargo es ahora más grande? Depende. Por supuesto que es más delgado, eso ya lo hemos aclarado, pero respecto a que sea más grande (y sin negar la evidencia) no estamos de acuerdo. Antes de que penséis que nos hemos vuelto locos y que nos recomendéis volver a ver el capítulo de “Barrio Sésamo” donde enseñaban que 16,5 cms siempre es más pequeño que 19,7 cms, dejad que nos expliquemos. El Mac mini nuevo integra la fuente de alimentación y sólo necesitamos un pequeño cable para conectarlo a la red eléctrica. Os aseguro que sólo con esto, tres centímetros más o menos no son importantes.

En la revisión que hicimos del anterior Mac mini recuerdo que una de nuestras quejas era que su adaptador de corriente era enorme y, textualmente, pedíamos que “Apple debería trabajar un poco este componente y en próximas generaciones que fuera de menor tamaño“. Pues bien, está claro que no era una petición sólo nuestra y que el departamento de diseño de los de la manzana ha hecho caso a las recomendaciones de usuarios como nosotros.

 

Apple Mac mini (junio 2010)

Este es el fondo de plástico del nuevo Mac mini. Si presionamos ligeramente con los dos pulgares y lo giramos, accederemos a su interior.

 

Apple Mac mini (junio 2010)

El nuevo Mac mini cuenta con dos ranuras de memoria en las que podremos instalar un par de modulos de 1, 2 o 4 Gbytes para alcanzar un máximo de 8 gigas de RAM. Extraer los módulos e instalar unos nuevos es muy sencillo.

 

Apple Mac mini (junio 2010)

Que nadie piense que el acceso al interior del Mac mini nos da vía libre para, por ejemplo, cambiar el disco duro. Apple sólo permite el cambio de memoria, cualquier otra manipulación corre por cuenta nuestra e invalida la garantía.

Siguiendo con su “caparazón” unibody, otra novedad es el panel extraíble de su parte inferior, pensado para facilitar el acceso a la amplicación de memoria. En las imágenes de arriba podéis observar lo fácil que es abrir el Mac mini y cambiar los módulos de memoria. Pero nada más, un cambio de disco duro implica echar mano del destornillador y perder la garantía. Salvo manitas avanzados, los demás usuarios deben olvidarlo.

Algo más que apariencia

No sólo estéticamente se notan los cambios en el nuevo Mac mini, también hay grandes novedades entre sus componentes. Para empezar, pasa de un Intel Core 2 Duo a 2,0 GHz de la generación anterior a un Intel Core 2 Duo a 2,4 GHz del modelo analizado por nosotros u, opcionalmente, a un Intel Core 2 Duo a 2,66 GHz, micro que podremos elegir al configurar nuestro Mac mini pero pagando un extra de 135 euros.

Como podéis ver en las pruebas (imagen de abajo) que hemos pasado al Mac mini presentado hace unos días y en las que comparamos su rendimiento de manera general con el modelo anterior de 2009 analizado en nuestro laboratorio, hay mejoras, pero no son espectaculares. Estamos seguros de que si hubiéramos realizado pruebas más específicas de la tarjeta gráfica, los resultados serían todavía más favorables al nuevo Mac mini.

Apple Mac mini (junio 2010)

 

Y ya que mencionamos la tarjeta gráfica, aquí sí que se agradece que Apple haya optado por una NVIDIA GeForce 320M con 256 Mbytes de SDRAM DDR3 en lugar de la NVIDIA GeForce 9400M del modelo anterior. Esta arquitectura gráfica es similar a la de los nuevos MacBook Pro y se nota bastante en juegos 3D, en el trabajo con fotos de alta resolución (de hecho, en los foros especializados se habla de que los fotógrafos profesionales ven con muy buenos ojos al nuevo Mac mini para poder enseñar sus trabajos a los clientes) y en la visualización de vídeos de alta definición. La GeForce 320M con 48 núcleos de procesamiento es hasta el doble de rápida que la GeForece 9400M.

Como gran novedad incluye un puerto HDMI (que ha desterrado al DVI anterior, aunque se pueden seguir usando pantallas con este último gracias al adaptador de HDMI a DVI que incluye) que soporta resoluciones de hasta 1.920 x 1.200 puntos, sin olvidar que, vía Mini DisplayPort, podremos trabajar con pantallas independientes de hasta 2.560 x 1.600 puntos de resolución. Con el HDMI el nuevo Mac mini se convierte en un media center perfecto que puede conectarse al televisor HDTV que tengamos en el salón de nuestra casa.

Apple Mac mini (junio 2010)

El puerto HDMI ha desterrado al DVI del modelo anterior, pero que nadie piense en tirar su pantalla con salida DVI porque Apple incluye un adaptador HDMI a DVI con el nuevo Mac mini.

Respecto a la memoria, el nuevo Mac mini viene de manera estándar con dos módulos de 1 Gbyte para hacer un total de 2 Gbytes de SDRAM DDR3 a 1.066 MHz. Es posible crecer hasta un máximo de 8 Gbytes ya que, como podéis observar en las imágenes anteriores, ampliaremos la memoria fácilmente cuando queramos. Eso sí, si estamos configurando nuestro Mac mini por primera vez desde el configurador de la tienda en línea de Apple, optar por 4 Gbytes nos costará 90 euros más, mientras que si nos vamos al máximo, 8 Gbytes de RAM, el desembolso deberá ser de 450 euros más.

Algo parecido sucece con el disco duro. De manera estándar es un Serial ATA a 5.400 rpm de 320 Gbytes de capacidad, pero por 90 euros más podremos irnos al máximo de su capacidad: 500 Gbytes. Por cierto, mantiene la unidad SuperDrive a 8x de carga por ranura (DVD±R de doble capa, DVD±RW y CD-RW).

 

Apple Mac mini (junio 2010)

En la parte trasera del Mac mini encontramos interesantes novedades. De izquierda a derecha tenemos el botón de encendido, el enchufe a la red eléctrica, la entrada Gigabit Ethernet, un puerto FireWire 800, un conector HDMI, un Mini DisplayPort, cuatro puertos USB 2.0, el lector de tarjetas SD compatible con SDXC y la entrada y salida de audio.

 

Pierde un USB 2.0 y gana un lector de tarjetas SD

Además del mencionado puerto HDMI, en la parte trasera del nuevo Mac mini encontramos dos novedades. La primera es que pierde uno de sus puertos USB 2.0 (de cinco pasa a cuatro) y la segunda es que gana un lector de tarjetas SD. Esta incorporación concuerda con la decisión en el mismo sentido que ya había tomado Apple en los iMac y en los portátiles MacBook Pro.

Sin embargo, lo mejor de este lector de tarjetas es que mantiene retrocompatibilidad con SDHC y SD pero además puede trabajar con las nuevas SDXC (Secure Digital Extended Capacity), un estándar que promete capacidades de hasta 2 Tbytes.

El Mac mini más “verde”

Afortunadamente, cada día es más habitual que los fabricantes se esfuercen en reducir el impacto de sus productos en el medio ambiente, y hay que reconocer que Apple hace varios años que se toma muy en serio la parte “verde” de sus equipos. En el caso del Mac mini, el cambio de diseño ha influido mucho en su consumo energético y en el reciclaje de componentes. Para empezar, la fuente de alimentación pasa de un consumo de 110 a 85 vatios y cuando está en reposo se “conforma” con 10 vatios, un 25% menos que la generación anterior.

 

Apple Mac mini (junio 2010)

El tamaño del nuevo Mac mini ha cambiado respecto a la generación anterior. Aunque en su ancho y fondo es un poco mayor (19,7 x 19,7 cms frente a 16,5 x 16,5 cms), el grosor ha disminuido de casi 5,1 cms a 3,6 cms.

Además, su sistema de alimentación de enegía similar al usado en los portátiles MacBook logra que, si nos lo proponemos, podamos reducir el consumo de energía en muchas ocasiones. Otro detalle importante es que su grosor de 3,6 cms (en el modelo anterior era de 5 centímetros) permite ajustar al nuevo Mac mini en una caja de menor volumen (un 35%) que su predecesor, “cura de adelgazamiento” que también se nota en su caja de envío, con un tamaño un 15% menor.

Respecto al reciclaje de componentes, su carcasa de aluminio (diseño unibody) emplea un 68% menos de plástico que la generación anterior (sólo encontramos este material en la tapa del fondo y en la parte trasera donde se ubican los puertos). Además, Apple ha eliminado del Mac mini los retardantes de llama bromados (BFR) y el PVC. Con todas estas credenciales, el Mac mini ha conseguido la certificación ENERGY STAR 5.0 y el certificado Gold de la EPEAT.

 

Apple Mac mini (junio 2010)

Conclusiones

Empecemos por lo que ha sido más criticado del nuevo Mac mini: su precio. Como recordamos en el primer párrafo de este artículo, el Mac mini sigue siendo el Mac más barato (Apple TV no cuenta), aunque ya no es ese equipo asequible que nació con el objetivo de captar el mayor número posible de switchers (usuarios que pasan de Windows a Mac OS X). Ahora hablamos de un desembolso de 779 euros, y sólo por el Mac mini en sí, nada de Apple Remote (que se vende por 19 euros), Apple Keyboard inalámbrico (69 euros) y Apple Magic Mouse (otros 69 euros).

Sí, es cierto, podemos poner cualquier ratón y teclado USB (me temo que el mando a distancia de Apple no hay quien lo evite) y conectarlo a la TV de nuestro salón vía HDMI, pero no olvidemos que si sumamos el precio de los periféricos antes mencionados da un total de 936 euros, muy cerca de lo que cuesta un iMac de 21,5 pulgadas (1.049 euros), y eso que éste ya viene con pantalla. Eso sí, como dicen desde Apple, un Mac mini y un iMac son dos equipos diferentes con distinto público, por lo que no deberíamos compararlos, aunque me temo que es algo que va a hacer mucha gente.

El nuevo Mac mini, con su estética renovada y la incorporación del puerto HDMI, es un media center en toda regla, pero con una ventaja que supera (desde nuestro punto de vista) a todos: incorpora Mac OS X 10.6.3 Snow Leopard. Dejando a un lado que su precio pueda parecer elevado para muchos usuarios, es un equipo que enamora a primera vista y por lo tanto muchos de sus compradores lo serían incluso aunque se vendiera 100 euros más caro. Su diseño unibody con carcasa totalmente de aluminio y un grosor de tan sólo 3,6 centímetros impacta como la mayoría de los productos de Apple, todo hay que decirlo. El hecho de llevar integrada la fuente de alimentación también es un punto a su favor, ya que si optamos por teclado y ratón inalámbrico, sólo dos cables saldrán de él: el que vaya a la pantalla y el de conexión a la red eléctrica.

Ficha técnica

¿Falta un Blu-ray? Pues sí, Apple podría haber incluido un reproductor Blu-ray, pero es algo que me temo que nunca veremos en un equipo con el logo de la manzana, salvo quizá en los Mac Pro pero como grabadora para almacenar grandes cantidades de datos. La aproximación de Apple al mundo del HD no va por Blu-ray, pasa por iTunes, eso es algo que debemos asumir ya.

Para finalizar (no sin recomendaros que veáis el vídeo que hemos realizado sobre el nuevo Mac mini), no queremos dejar de mencionar la versión del Mac mini con Snow Leopard Server, que satisface todas las necesidades de sistema servidor de un grupo de trabajo o de una pequeña empresa, incluyendo los servicios de email, calendario, archivos compartidos, copias de seguridad Time Machine, Servidor Wiki, Podcast Producer y más. El Mac mini con Mac OS X Snow Leopard Server está equipado con un procesador Intel Core 2 Duo a 2,66 GHz , dos discos duros de 500 Gbytes operando ahora a 7.200 rpm, 4 Gbytes de memoria RAM y soporte para un número ilimitado de clientes al precio recomendado de 1.129 euros incluyendo IVA.

  • Share This