Fujifilm Finepix XP

Fujifilm Finepix XP
20 de julio, 2010

Una compacta todoterreno atractiva y de calidad que aguanta todo tipo de trotes. Ideal para la juventud viajera o como segunda cámara para utilizar en condiciones extremas. Y es que según avisa el fabricante, resiste caídas de hasta un metro, frío hasta – 10 grados o calor y polvo desértico y además permite realizar fotos bajo el agua hasta 3 metros de profundidad, todo a un precio de calle asequible, en torno a los 150 euros.

Ficha técnica

Fujifilm es uno de los grandes players históricos en el mercado de la fotografía digital. Al igual que Kodak, esta compañía nipona creada en 1930 supo digerir el declive del carrete y la fotografía analógica evolucionando hasta el mercado digital con productos novedosos y competitivos. Prueba de ello son la compacta Finepix XP que nos ocupa o una de las últimas llegadas a nuestro laboratorio cuyo análisis veréis en los próximos días, la Finepix Real 3D que, como su nombre indica, realiza fotos en tres dimensiones.

La Fujifilm Finepix XP es una cámara claramente diseñada para el público joven que valora la estética. Prueba de ello son los colores metálicos en los que se comercializa: verde, negro, plata, azul… y que la hacen destacar frente al resto. Y viene a cubrir un hueco donde no hay mucha competencia: el de las máquinas todoterreno resistentes a todo tipo de condiciones adversas. Algo que, sobre todo los padres, valoramos y mucho a la hora de seleccionar una cámara para nuestros pupilos con la confianza de que no se casque a las primeras de cambio.

La trasera de la Fujifilm Finepix XP muestra una pantalla de 2,7 pulgadas y una botonera simple de control.

Y es que este modelo de Fujifilm aguanta casi de todo: calor y polvo, lluvia y frío (hasta -10 grados), caídas de hasta un metro de distancia (justo el riesgo que aporta un niño de diez años)… Incluso es sumergible hasta tres metros lo que la convierte en un compañero de lujo para nuestras actividades de piscina y playa. El secreto está en un blindaje casi total que la hace estanca al polvo, agua u otros elementos

Si a estas prestaciones -que como hemos dicho no abundan en el mercado- se suman una solvente compacta con capacidad de grabar vídeos HD, con un sensor de 12,2 megapíxeles, zoom óptico de cinco aumentos, tamaño de bolsillo y unas funcionalidades extra-como la subida semiautomática de fotos y vídeos a Facebook y Youtube- dignas de máquinas de gama superior.

La Finepix XP se comercializa en colores metálicos muy atractivos. Nosotros la probamos en verde pero la hay azul, negra, plata…

La mejor prueba es poner la Finepix XP 10 en manos de un niño. Y eso hicimos en MuyComputer. El resultado fue el esperado, después de un día de trabajo intenso en playa, piscina y parque la cámara estaba casi impoluta y no había quien se la quitase al chaval. Y no era de extrañar porque en cuestión de minutos se hizo con el funcionamiento, muy simple dicho sea de paso. Prueba superada con notable.

Como hemos dicho, el menú es bastante elemental (aunque, si queremos no hay problema para acceder a los ajustes manuales). Además de elegir resoluciones y formatos (admite el 16:9), podemos seleccionar el tipo de foto que queremos hacer: acuática, paisaje, fiesta… O el socorrido modo automático (SR Auto) . También podemos realizar vídeos de hasta 720 ppp de resolución. Cuenta con un eficaz sistema de detección de rostros y eliminación automática de ojos rojos. Otras prestaciones son rotación automática de la imagen, seguimiento AF, edición para blog, búsqueda de imágenes,..

El menú de opciones es muy simple de manejar aunque no por ello desmerece. Y siempre está el modo automático…

El el terreno de las conexiones cuenta con un mini HDMI para conexión directa al televisor y el conector convencional para el ordenador. También se suministra un cargador externo para la batería. Además, en ese afán por ganarse al público joven, cuenta con un sistema de descargas a Facebook o Youtube que facilita esta tarea. Sólo hay que marcar los materiales y al conectar el dispositivo al PC a través del software MyFinePix la subida se realiza de forma automática.

En definitiva, una cámara compacta que nos ha encantado por esa calidad de acabado y ese blindaje extra que la hacen idónea para los más manazas. Y a todo esto se suma un precio de calle de lo más interesante: en torno a los 150 euros lo que la hacen una seria alternativa como cámara para viajes.

  • Share This