El ‘Super-Radar’ llega a Europa

El ‘Super-Radar’ llega a Europa
3 de agosto, 2010

Trafistar SR590. Amigo conductor, vete quedando con este nombre porque promete convertirse en el terror del automovilista. Un súper-radar capaz de detectar hasta diez infracciones de tráfico y seguir la trayectoria de 22 vehículos a la vez sobre cuatro carriles. Dicen que dispone de un nivel tecnológico a la altura de los radares de un avión con sensores y cámaras fotográficas de alta precisión Perfecto si fuera enfocado exclusivamente a mejorar la seguridad del tráfico y de los conductores, pero conociendo el paño, puede ser el mejor aliado tecnológico del impuesto en el que se está convirtiendo las leyes de tráfico.

 

Dicen en el portal web de LeFigaro que el Trafistar SR590 “se va a convertir en la pesadilla de los automovilistas” controlando una gran cantidad de vehículos al mismo tiempo detectando todo tipo de infracciones encabezadas por los límites de velocidad, y también semáforos, sobrepasar una línea continua, no respetar un stop, utilización indebida de un carril bus o hasta controlar las distancias de seguridad.

 

 

El Trafistar SR590 –cuyo nombre ya asusta- está siendo probado en las carreteras cercanas a la capital suiza y será puesto en servicio a finales de agosto. Francia parece ser el próximo país en el que se implante controlando hasta 22 vehículos a la vez, distinguiendo entre turismos o vehículos pesados y mejorando los radares por tramos que ya ‘sufrimos’ en las carreteras españolas.

 

No será raro tampoco que el Trafistar SR590 llegue pronto a España para mejorar la seguridad de la circulación, conductores y vehículos (/modo ironic off). Mientras que la seguridad intrínseca y la potencia de los vehículos aumenta y también la calidad de las carreteras, las limitaciones especialmente en cuanto a velocidades en las grandes vías se mantiene o disminuye, y la sensación que tienen las asociaciones del sector y conductores es que la preocupación gubernamental es principalmente ‘la caza del conductor’ para aumentar el nivel recaudatorio y no el de la seguridad.

 

 

Las últimas directivas conocidas dirigidas a las asociaciones de tráfico de la Guardia Civil que contemplan productividades por multas cuatro veces por encima de las destinadas a la ayuda al conductor o la instalación de radares de velocidad mayoritariamente en tramos ‘menos peligrosos’ pero potencialmente con más infracciones son un claro ejemplo de lo que hablamos. Si el enfoque recaudatorio se mantiene, el terror que provoca el súper-radar Trafistar SR590 está más que justificado
 

  • Share This