GIGABYTE P55A-UD6

GIGABYTE P55A-UD6
6 de septiembre, 2010

Analizamos una placa de GIGABYTE basada en el chipset Intel P55 Express y con soporte completo para los últimos estándares de conexiones SATA 3.0 y USB 3.0. Una calidad de construcción excelente, correcta distribución de puertos y grandes posibilidades para los aficionados al overclocking son los aspectos más destacados de la GIGABYTE P55A-UD6, una placa base ideal para montar un equipo de altas prestaciones.

Ficha técnica

La propuesta de GIGABYTE se desmarca de la compentencia desde el minuto uno, con una presentación de producto impecable y todos los accesorios necesarios para cualquier configuración incluidos. En la placa que la firma asiática nos envió a revisión encontramos 4 cables S-ATA 3, 1 cable P-ATA (IDE), 1 backshield I/O, un bracket con 2 conectores eSATA + 1 molex, extensores y un conector para SLI, además del CD con los drivers y un completo manual de usuario.

Un examen a la superficie de la placa revela una excelente conectividad -a la altura de lo que esperamos de un producto en este rango de precios-, con 6 slots para memoria DDR3 (de doble canal, admiten hasta 16 Gbytes), 2 ranuras PCI, 2 PCI-Express 1x y 3 PCI-Express x16. En el panel posterior encontramos un completísimo surtido de puertos que incluye 8 puertos USB, 2 puertos e-SATA, 2 Ethernet, 2 puertos IEEE 1394a, salidas S/PDIF coaxial y óptica, y 6 conexiones jack para el audio multicanal. Los dos puertos USB 3.0 que incluye son retrocompatibles y los puertos e-SATA son híbridos y también soportan dispositivos USB.

GIGABTE ha decidido instalar el chipset en la zona habitual del northbridge, liberando el southbrige para la instalación de chips adicionales como el encargado de controlar la interfaz SATA 3.0.

A nivel de construcción pocas pegas se le pueden poner a una placa de esta categoría. Admite sin problemas incluso las configuraciones más completas y el sistema de disipación integrado es uno de los mejores que hemos visto en placas basadas en el P55.

Para sacar el máximo partido a una placa de estas características es muy importante que el BIOS esté a la altura. En este caso Award ofrece una interfaz algo “dura” para primerizos pero con un orden lógico y todas las opciones que esperan los usuarios con más experiencia (los más novatos siempre pueden recurrir a las herramientas de software que proporciona la marca en el kit). Nos ha gustado especialmente el excelente funcionamiento de la tecnología XMP, que configura la memoria automáticamente para obtener una combinación de rendimiento y estabilidad en sólo unos segundos. Una lástima que no disponga de perfiles de OC para guardar configuraciones.

Probamos la placa con un procesador Intel Core i7 870 a 2,93 GHz con un Cooler Master Hyper 212, 4 Gbytes de memoria RAM DDR3 Kinsgton, un sistema SLI con dos tarjetas gráficas NVIDIA GTX 275 y un disco duro de un terabyte firmado por Western Digital (serie Caviar Green).

Los resultados fueron brillantes y, como cabía esperar, la propuesta de GIGABYTE es una plataforma perfecta sobre la que instalar componentes de última generación sin problemas. Durante el resultado de nuestras pruebas (usamos el equipo en condiciones reales durante varios días) no detectamos problemas ni de temperatura ni de estabilidad en ningún caso. Aunque no realizamos pruebas dedicadas de overclocking, es una placa que lleva tiempo en el mercado y que ya ha demostrado su solvencia en este campo en todo tipo de escenarios, incluyendo concursos oficiales.


Conclusiones

La GIGABYTE P55A-UD6 es una de las mejores placas del mercado con el Intel P55 Express capaz de satisfacer las demandas de cualquier perfil de usuario. Amplia conectividad, excelente calidad de construcción y tecnología de última generación para una placa ideal especialmente indicada para ser el punto de partida de un ordenador de altas prestaciones destinado a ejecutar aplicaciones exigentes y/o videojuegos de última generación.

El arsenal tecnológico que incorpora el producto de GIGABYE dispara su precio por encima de placas similares, aunque no pensamos que esto suponga un problema para el público objetivo de un producto como el protagonista de este artículo. Un producto fantástico y especialmente recomendable si estamos buscando una base sólida para un equipo de alto nivel.

  • Share This