Apple iPod nano 6G (8 GB)

Apple iPod nano 6G (8 GB)
14 de septiembre, 2010

Apple iPod nano 6G, análisisLa sexta generación del iPod nano nos llega calentita de fábrica. Una semana después de su presentación oficial ya hemos podido probar, analizar, comparar y exprimir al máximo todas las posibilidades de este nuevo dispositivo de Apple. Habrá sorpresas y novedades para los fanáticos de la manzana pero no tantas como para una usuaria que NUNCA ha tenido (ni probado) un iPod. ¿Queréis saber lo que piensa ella de esta sexta generación?

Ficha técnica

El diseño y portabilidad del nuevo Apple iPod nano 6G han sido algunas de las novedades de esta nueva revisión. La compañía ha decidido sacrificar la cámara de vídeo (que copó la atención de los usuarios en la anterior versión) en aras de lograr un tamaño lo más reducido posible (y atractivo), con un cuerpo de aluminio anodizado brillante y disponible en siete colores, frente a nueve en los últimos dos años.

Echando un primer vistazo al dispositivo comprobamos que, físicamente, consta de la pantalla de 1,54 pulgadas (1,48 X 1,61 centímetros), una ranura para el puerto Dock, la salida de auriculares, un clip trasero para llevarlo cómodamente y tres botones: volumen (cuyo control sólo se puede llevar a cabo a través de estos botones y no virtualmente) y el de ON-OFF.

Muchos estarán de acuerdo que instalar una cámara de vídeo en este dispositivo tan pequeño no aporta mucha usabilidad. No tanto por la grabación como para la reproducción, ya que ver imágenes en movimiento en tan reducidas dimensiones puede ser más un tormento que un placer. En contraprestación, Apple ha lanzado al mercado un reproductor que se puede usar como reloj o llevar en el dobladillo de la camisa, con una pantalla táctil que está causando furor y que funciona tan bien como todos los dispositivos táctiles de la compañía.

Puede decirse que el iPod nano 6G es un híbrido entre el touch y el shuffle, cogiendo para sí lo mejor de ambos.

¡Qué pantalla!

Como ya hemos mencionado, la nueva pantalla y la interfaz de usuario son los elementos que están generando más debate. La primera posee una resolución de 220 píxeles por pulgadas, más que el iPhone 3G y algo superior que los sus tres últimos “hermanos” (204 ppp); sin embargo, no tan alto como la nueva Pantalla Retina del iPhone 4 y del iPod touch.

Se nota que los diseñadores de la compañía han gastado mucho tiempo en pensar cómo proporcionar una buena experiencia de usuario de pantalla táctil en un dispositivo tan pequeño. Y lo han hecho muy bien. El núcleo de la nueva interfaz consta de una serie de cuatro pantallas de inicio con varios iconos, y pequeños puntos en la parte inferior de la misma nos permite saber cuántas están disponibles a la izquierda o a la derecha.

Podemos elegir el diseño del fondo, entre un total de seis, pero no se pueden seleccionar ninguna de las fotos que introduzcamos en el dispositivo, lo que puede suponer una pequeña decepción para algunos.

Apple iPod nano 6G, análisis

 

 

Los primeros cuatro iconos son: Listas de reproducción, Ahora suena, Artistas y Mezclas Genius. Les siguen Radio, Podcasts, Fotos y Ajustes. La tercera pantalla consta de Canciones, Álbumes, Géneros y Autores. Por último, la cuarta tiene el icono para hacer ejercicio y el Reloj. Aunque no incorpora grabadora de voz, tiene la posibilidad de enchufar un micrófono y adoptar la opción de “Notas de voz”, pudiendo grabar sonido (aunque haciendo pequeños ajustes).

Algo que incomoda en esta pantalla multi-touch es que es demasiado pequeña para que dos dedos adultos la manipulen a placer, por lo que los gestos táctiles que se pueden hacer son pasar de una opción a otra, deslizando el dedo, o rotar la interfaz 90, 180 o 270 grados.

Una última nota sobre los cambios de la interfaz de este iPod nano: la colección de características que posee diseñadas para ser un dispositivo útil en usuarios con discapacidad auditiva o visual: colores blanco sobre negro, sistema VoiceOver de voz, etc.

 

Apple iPod nano 6G, análisis

 

Un protagonista indiscutible: la música

La pantalla condiciona también la manera de escuchar música en el dispositivo. Al seleccionar una canción, la pantalla se ilustra con el álbum de la misma. Con un toque con el dedo aparece el nombre del artista, título de la canción y nombre del álbum, así como los botones virtuales para parar la música y seleccionar la anterior o la siguiente canción. En la parte inferior existe una llamada de atención “i” para calificar la pista con estrellas.

También se puede acceder a una segunda pantalla con una barra de atrastre, repetición, creador de una lista de reproducción Genius y reproducción aleatoria. En esta ocasión, Apple ha puesto el foco visual en el álbum haciendo el acceso a estos controles un poco más incómodos que en versiones anteriores del iPod. En cuanto a la calidad del sonido hay que destacar que esta versión suena entre un 10 y un 15% más potente que la generación anterior gracias a los auriculares con graves más notables y más sonidos agudos.

Apple iPod nano 6G, análisis

 

En cuanto a la radio FM, creemos que triunfó bastante en la anterior generación, ya que han vuelto a incluirla en ésta, a pesar de la leyenda que existe de que Steve Jobs no es muy fan de estos programas (una suposición basada en su negativa a incluir el sintonizador de FM en los iPods durante todos estos años).

Esta opción tiene también una pequeña llamada “i” que da acceso a una monitorización de las emisoras locales, cadenas favoritas, canciones etiquetadas y una lista de las últimas canciones que se han escuchado.

Por último, y a falta de soporte para la reproducción de vídeo, esta generación nos sorprende con la posibilidad de sincronizar y escuchar la parte de audio de los podcast de vídeo, así como la de los vídeos musicales. Aparecen los fotogramas principales de los álbumes, sin ningún tipo de animación.

 

Apple iPod nano 6G, análisis

 

Fotos, podómetro e iWatch

Las otras tres características del iPod nano de sexta generación están destinadas a aumentar su actractivo para nichos específicos del mercado:

1 – Reproducción de fotos (para jóvenes)

No es éste el servicio más alagado del dispositivo, de hecho, a pesar de la alta densidad de píxeles, el número de miniaturas ha caído de 24 a 9, por lo que se necesita hacer muchos desplazamientos entre las fotos. Además, la forma cuadrada del iPod supone ver las imágenes con muchos espacios vacíos en negro, apareciendo todas ellas con el tamaño de un sello de correos. Sorprende que Apple haya conservado un elemento de salida de vídeo, de manera que se puede enchufar el dispositivo a la TV y ver las imágenes como si fueran diapositivas. Según la compañía de Cupertino, los pases de diapositivas de fotografías almacenadas en el iPod nano tienen una resolución estándar VGA: 640 x 480 píxeles.

2 – Ejercicio (para deportistas)

Este servicio apenas ha cambiado con respecto a generaciones anteriores. Las principales novedades son el acceso a la aplicación, que se hace de forma táctil, y la supervisión de la frecuencia cardíaca. Por lo demás, la base, tiempo, distancia y calorías son las mismas que antes, así como el resumen del rendimiento y la memoria para grabar las carreras. Los números que aparecen en la pantalla son más pequeños y no tiene el altavoz del nano pasado, que podía dar señales de voz y reproducir música sin necesidad de auriculares.

Apple iPod nano 6G, análisis

 

3 – iWatch (reloj)

Algunos pronostican que la posibilidad del nano de convertirse en un reloj, unido a sus reducidas dimensiones, van a disparar la venta de correas, por lo que la industria de accesorios ya se ha puesto a trabajar en ello. Parece ser que la idea fue de un directivo de Apple que lo comentó de forma casual a Jobs y éste decidió añadirlo como una prestación más de la sexta generación. El reloj se puede cambiar de color, es analógico y también incluye el día y el mes de rigor.

Batería: las entrañas del nano

Nuestros compañeros de MuyMac se han hecho eco del despiece integral del dispositivo, descubriendo que su batería tiene más del doble de capacidad (105 mAh frente a 51 mAh) que la del iPod shuffle, siendo un reproductor de similar tamaño, pero que en el caso del nano 6G garantiza hasta 24 horas de vida y en el shuffle hasta 15 horas.

El modelo de 8 Gbytes tiene 7,35 Gbytes de espacio utilizable, casi 1 Gbyte más que el touch de 8 Gbytes, mientras que el de 16 tiene 14,8 de espacio. En total, los nuevos iPods tiene espacio suficiente para entre 2.000 y 4.000 canciones de tres minutos, a 128 kbps. La transferencia de 1 Gbytes de archivos en el dispositivo dura un minutos y 45 segundos, un poco más rápido que con el touch y tres veces más veloz que en el shuffle.

 

Apple iPod nano 6G, análisis

 

Conclusiones (primera parte)

Creemos que el nuevo iPod nano suscitará sentimientos de amor-odio entre los usuarios. La subida de precios de esta generación (20 euros más en el caso del modelo de 8 Gbytes) no está justificada por la existencia de una pantalla táctil, ya que se han sacrificado servicios muy populares como la cámara de vídeo.

Esto no quiere decir que se trate de un dispositivo de inferior calidad que los anteriores, que no es así, posee características que superan al touch y al shuffle (como el número de píxeles en pantalla o la velocidad de transferencia de los archivos) pero no las suficientes como para que Apple no se plantee incorporar más prestaciones que justifiquen su precio.

Apple iPod nano 6G, análisis

Conclusiones (usuaria que utiliza un iPod por primera vez)

Todo lo que le pedía a un reproductor de MP3 era que ofreciera un sonido de calidad, con alta autonomía de la batería, capacidad para muchas canciones y que fuera lo más portable posible y sencillo en su uso. Nunca había utilizado un iPod, pero me llamaba poderosamente la atención, sobre todo por lo mucho que se habla de Apple y por toda la gente que lo sigue.

¿Qué tienen sus dispositivos que los hacen tan atractivos?

De entre todos los iPod, tuve un flechazo instantáneo con el iPod nano 6G rojo. Me gustó su diseño, su ligereza, su portabilidad… cualidades por las que también elegí mi anterior MP3 (que tiene 2 Gbytes, más de 10 horas de autonomía de batería y no me ha fallado en tres años). La pantalla multitáctil del nano me encantó también, pero no es algo imprescindible para escuchar música. Simplemente lo hace más atractivo, pero no más útil.

El primer escollo que encuentro (aunque sorprenda a muchos) es tener que descargarme iTunes para meter música y tener que llevar el programa en una llave USB por si quiero conectarlo a un ordenador que no lo tenga, si no, no funciona. Una limitación y dependencia total. Con mi anterior MP3 no necesitaba ningún programa, era más sencillo: conecto, arrastro el archivo y desconecto.

Al encenderlo veo emocionada que tiene muchos iconos. “Aquí está lo que hace único al iPod” – pensé, pero la mayoría de ellos son, simplemente, formas de ordenar la música: género, artista, álbum… Qué decepción, me parece repetitivo, da la sensación de que te vas a encontrar con un montón de servicios y todo es sobre lo mismo. El resto de aplicaciones: podómetro, podcast, genius…. para mí sobran, no soy profesional de la música ni tengo tanto tiempo como para personalizarlo. Quiero escuchar música, y punto. Las fotos me gustan, pero pronto descubro con estupor que tampoco puedo arrastrarlas del ordenador al dispositivo y , a raíz de esto, que el iPod nano 6G tan aclamado no sirve como almacenamiento.

Y dos cosas más. Una,me decepciona ver que no tiene altavoces. Es algo con lo que puedo vivir pero me será difícil acostumbrarme a no poner mi MP3 en la ducha, o en lugares de mi casa donde no tengo radio, o en el campo, o…. La segunda, es que tampoco tiene grabadora. Claro que Jobs no pensó lo bien que vendría a determinadas profesiones (como a los periodistas) incluirla en un dispositivo que cuesta la friolera de 159 euros (el más barato).

Asi que, resumiendo: me gusta su diseño, la pantalla, la batería… pero echo en falta muchas cosas (altavoz, grabadora) y no me gustan otras: precio, tener que depender de iTunes… Creo que a este paso no me convertiré en una fangirl.

Actualización: Si se enchufa al iPod nano unos auriculares con micrófono, aparece por arte de magia la aplicación para grabación de audio. En el nuevo iPod nano hay aplicaciones que se activan y aparecen cuando se le conecta el dispositivo apropiado o cuando se le añade el contenido apropiado. Por ejemplo, al añadirle contenidos de iTunes U, aparece también de forma automática la aplicación para gestionarlos en el iPod nano.

  • Share This