ASUS N61Jq

ASUS N61Jq
25 de septiembre, 2010

La compañía ASUS ha actualizado su portátil N61 con las últimas novedades del mercado, dotándole de gran potencia gracias a un procesador Core i7 720QM y una tarjeta gráfica dedicada ATI Radeon HD Mobility 5730 compatible con soporte para DirectX 11. Llega de esta manera el nuevo ASUS N61Jq se posiciona en la gama alta con un claro enfoque multimedia gracias a su espectacular pantalla y un sistema de sonido SonicMaster junto con altavoces Altec Lansing.

El nuevo equipo portátil de ASUS viene cargado de espíritu multimedia gracias a su exclusivo sistema de audio 2.1 (integra un pequeño subwoofer) firmado por el prestigioso fabricante Altec Lansing y que promete una gran calidad de audio. Es lo que ASUS publicita y lo que hemos podido comprobar tras unos días utilizándolo. Sin embargo el nuevo equipo ASUS N61Jq tiene mucho más que ofrecer; te animamos a descubrirlo en nuestro análisis.

 

Ficha técnica

Lo primero que llama la atención al ver el equipo es su acabado, elegante y estilizado con una tapa negra con brillo – de esas que tanto atraen las huellas de los dedos -. Nada más abrirlo podemos comprobar que los materiales del equipo son de alta calidad. Los reposamuñecas son de plástico de tacto gomoso, realmente cómodos y dispone de un teclado tipo chiclet, de teclas separadas, y un trackpad multitáctil.

Aunque no podemos calificar si diseño como espectacular, si es justo alabar la calidad de construcción y el alto nivel de ensamblaje, dos aspectos importantes que garantizan que tendremos equipo para mucho tiempo.

 

El equipo llega con Windows 7 y software ASUS precargado como Asus ControlDeck – para controlar brillo, resolución, volumen – , Power4Gear – un gestor de energía – y algunas aplicaciones en versión de prueba. Como otros productos de la firma asiática cuenta con un sistema operativo de arranque rápido instantáneo, ASUS ExpressGate, que nos permitira conectarnos a Internet o reproducir multimedia (entre otras cosas) sin necesidad el sistema operativo principal.

 

A pesar de tener una pantalla de 16 pulgadas el ASUS N61Jq no es un equipo voluminoso; y es que han aprovechado muy bien el tamaño ajustándose al de la pantalla panorámica con resolución nativa 1.366 x 768 píxeles . ASUS ha sido capaz de mantener el peso relativamente contenido, quedándose en sólo 2,7 kg. Pese a disponer de uno de los procesadores más potentes para portátiles a día de hoy (Intel Core i7 720QM), el sistema de refrigeración está resuelto con brillantez gracias a un algoritmo automático que regula el régimen de giro del ventilador en función del escenario de trabajo.

 

El apartado de conectividad se ha resuelto de manera brillante, y a ambos lados del equipo encontraremos un completo surtido de puertos que incluyen eSATA, HDMI, VGA, ranura Expresscard, 3 puertos USB (uno de ellos 3.0), toma de red y entradas y salidas de audio.

 

 

Tenemos que tener presente que se trata de un portátil puro y duro con un procesador realmente potente y un sistema gráfico dedicado capaz de ejecutar juegos de última generación, incluso en títulos DirectX 11. Es por ello que no podemos esperar una autonomía a la altura de equipos portátiles ultradelgados con soluciones gráficas integradas. En cualquier caso, el equipo puede alcanzar 2-3 horas sin problemas, aunque este tiempo disminuya considerablemente si utilizamos aplicaciones que realicen uso intensivo de la GPU, como los videojuegos.

 

Puntuación Windows 7.

 

Como hemos comentado, el corazón del equipo es un potentísimo procesador Intel Core i7 720QM, con cuatro núcleos y hasta 8 hilos de trabajo simultaneos. Montado sobre un solvente chipset Intel H55 y acompañado de 4 Gbytes de memoria DDR3 (en dos módulos, para aprovechar las virtudes del doble canal) permite ejecutar con total solvencia prácticamente cualquier aplicación y afrontar tareas tan poco habituales en portátiles como el diseño gráfico, cálculos complejos o el trabajo con vídeo en alta definición.

 

De serie, el ASUS N61Jq incorpora un disco duro SATA de 640 Gbytes, que funciona a 5.400 RPM. Quizás es el componente que más desentona en la configuración y que penaliza en nuestra valoración final de esta propuesta.

 

El equipo disfruta de una gráfica ATI Radeon HD Mobility 5730 con 1 Gbyte de memoria dedicada y ello le convierte en un equipo capaz de mover juegos de última generación como Resident Evil 5, Left 4 Dead 2 o DIRT 2 (tanto DX9 como DX11) con unas tasas de imágenes suficientes como para mantener un nivel de juego fluido a la resolución nativa del monitor, 1.366 x 768 píxeles, incluso con filtros activados. Además ofrece una salida HDMI para mostrar contenidos FullHD en una pantalla externa y mantiene unos niveles de consumo razonables (máximo 25W), sobretodo en situaciones de mínima exigencia.

 

 

El portátil ofrece potencia suficiente para ejecutar videojuegos actuales.

 

Como siempre, comprobamos el rendimiento real del equipo utilizando dos aplicaciones de referencia de Futuremark. La ATI Radeon HD Mobility 5730 alcanzo los 5.299 puntos en 3DMark Vantage (configuración Performance) y 11.511 con 3DMark 2006, unos números notables que la situan por encima de su rival directo en NVIDIA – la GeForce GT240M – y confirman nuestras buenas impresiones al ejecutar los juegos.

 

Conclusiones

ASUS N61Jq se muestra como una opción muy equilibrada para usuarios que quieren un portátil potente, capaz de manejar tanto juegos de última generación con soltura como para realizar cálculos complejos y aplicaciones que demanden gran potencial gracias a su procesador. Es recomendable tanto para uso personal y de entretenimiento, como para entornos profesionales, ya que ha demostrado un gran rendimiento realizando tareas que requieren gran potencia de proceso.

Si a todo lo anterior le unimos un precio fantástico (999 euros) y uno de los mejores sistemas de sonido que hemos visto en portátiles nos encontramos con una interesante alternativa que obtiene la recomendación del laboratorio técnico de MuyComputer.

  • Share This