Portátil en las piernas: peligro

Portátil en las piernas: peligro
4 de octubre, 2010

El uso prolongado de los portátiles apoyados sobre nuestras piernas puede provocar algunos problemas. Lo indica un estudio de unos investigadores suizos que revela que pueden aparecer manchas y decoloración en la piel. La tradicional costumbre de apoyar el portátil mientras nos sentamos en el sofá puede ser peligrosa debido al sobrecalentamiento de estos ordenadores. La exposición continua a esas temperaturas puede ser la causa del llamado “síndrome de la pies tostada”.

 

Algunos informes médicos han revelado cómo pueden aparecer manchas en la piel como resultado de esa exposición continuada al calor que generan las partes inferiores de los portátiles.

 

 

En un caso reciente un niño de 12 años desarrolló una decoloración similar a la de una esponja en su piel en su muslo izquierdo tras jugar a juegos de ordenador durante varias horas al día durante algunos meses. “[El niño] reconoció que el portátil se calentaba en la parte izquierda, pero aún así no cambió su posición“, indicaba el artículo de los investigadores suizos encargados del estudio publicado en un diario de pediatría. 

 

Estos peligros ya se han visto en otros estudios e investigaciones en las que por ejemplo se comparaban los daños al de una exposición prolongada de la piel al sol. Otros estudios indicaron también que los hombres que utilizan el portátil sobre las piernas pueden provocar el aumento de la temperatura del escroto, lo que a la larga puede conllevar un descenso de la producción de esperma, e incluso la infertilidad.

 

  • Share This