LG Optimus One: primer contacto

LG Optimus One: primer contacto
6 de octubre, 2010

Ayer tuvo lugar en Madrid la presentación oficial del nuevo smartphone de LG basado en Android: el LG Optimus One. Durante el evento tuvimos la ocasión de conocer todos los detalles sobre el nuevo terminal y probarlo durante unos minutos. El LG Optimus One se posiciona como una propuesta ideal para usuarios que buscan su primer smartphone o quieren dar el salto a la plataforma Android a coste razonable. Probamos el nuevo LG Optimus One, un smartphone para todos los públicos.

 

 

 

 

 

El nuevo LG Optimus One llega como una alternativa ecónomica y versátil para los usuarios que quieren un smartphone. El fabricante asiático está convencido de que existe un importante nicho de mercado en la gama de entrada y, gracias a un acuerdo exclusivo con Movistar, venderá el LG Optimus One desde 0 euros asociado a un contrato de datos. “Este LG Optimus One es nuestro producto empezar en la gama media; un terminal asequible y con lo último de Android, Froyo. Más adelante, nos pondremos a la altura del resto” señalaba Alberto de Cáceres, director técnico de LG España en la presentación.

 

 

 

El nuevo smartphone de LG presenta un diseño moderno y aunque el abuso de plásticos denota que no estamos ante un tope de gama, ofrece una estética elegante y robusto. No es un terminal especialmente compacto (113.5 x 59 x 13.3 mm.) ni ligero (129 gr. con batería), algo que puede ser un inconveniente para determinados perfiles de usuario.

 

Una pantalla capacitiva de 3,2 pulgadas (320 x 480 píxeles) ocupa gran parte del frontal, donde sólo veremos los cuatro botones de acceso directo clásicos en propuestas basadas en Android. En los laterales veremos una ranura para tarjetas de memoria, un puerto miniUSB y un conector de auriculares estándar (jack 3,5 mm.).

 

Un procesador Qualcomm a 600 Mhz junto a 170 Mbytes de memoria interna son más que suficientes para mover Android 2.2 (Froyo) con total fluidez, incluso cuando tenemos varias aplicaciones abiertas al mismo tiempo. Como pudimos comprobar, la mejora de rendimiento de Froyo respecto a versiones anteriores de Android es notable, sobre todo en terminales que no van sobrados de hardware como esta propuesta de LG.

 

 

 

En lo relativo a conectividad, el LG Optimus One ofrece acceso a redes HSDPA de 7.2 Mbps, WiFi 802.11 b/g y Bluetooth 2.1+ EDR. Una ranura para tarjetas microSD de hasta 32 Gbytes permite ampliar su capacidad de almacenamiento de manera sencilla y económica. Del resto de especificaciones merece la pena destacar el A-GPS (compatible con la última versión de Google Maps), acelerómetro, sensores de proximidad y un completo reproductor multimedia con radio FM.

 

Sin lugar a dudas, uno de los aspectos más flojos de esta propuesta será la cámara, dotada con un discreto sensor de 3 megapíxeles, sin flash y que sólo graba vídeo en VGA a 18 frames por segundo.

 

 

 

Para mejorar la experiencia del usuario el fabricante ha diseñado una capa sobre el sistema operativo que ofrece acceso sencillo a las funciones básicas, algunas aplicaciones propiertarias interesantes como Parking Friend (para recordar dónde hemos dejado el coche), Fireplace (una curisosa simulación interactiva de una chimenea), un despertador Zen y una completa guía de cocida. Además, incorpora el exclusivo LG App Advisor, una solución que nos recomienda las 10 aplicaciones que han obtenido mejor puntuanción en Android Market durante las últimas dos semanas.

 

Nuestras impresiones

 

Con este LG Optimus One la firma coreana pone en el mercado todo un smartphone con Android a precio de un terminal de gama media. Aunque no resiste una comparación directa otros terminales basados en Android (por supuesto, en otro rango de precios), sí ofrece una grata experiencia de uso, buenos datos de autonomía (incorpora una batería de 1.500 mAh), completas opciones de conectividad y toda la versatilidad de la última versión de Android, un sistema operativo móvil que no para de crecer. Si a esto le unimos un precio interesante y la maquinaria publicitaria que LG pondrá en marcha le auguramos una excelente trayectoria comercial.

 

 

 

 

Aunque todavía es pronto para sacar conclusiones, pensamos que el paso a Android (y a Windows Phone 7, en unas semanas con el LG Optimus One) por parte de LG ha sido todo un acierto. Aunque llegaron a ofrecer soluciones propietarias interesantes en su momento (como el LG Arena que ya analizamos en MuyComputer) el futuro de la telefonía móvil en este segmento pasa por subirse a un tren ganador en lo relativo a software: más allá del diseño, las diferencias de hardware entre modelos del mismo rango de precios cada vez son menos relevantes y son factores como el sistema operativo, la facilidad de uso o la variedad de aplicaciones los que empiezan a ser determinantes en la decisión de compra, siempre dentro del nicho smartphone.

 

Además, las necesidades de los nuevos smartphones hacen realmente complicada (y carísima) la construcción desde 0 de una solución propietaria alternativa. No sólo hay que hacer un sistema operativo que funcione bien y ofrezca todas las posibilidades de sus rivales, sino convencer a los desarrolladores de la viabilidad de la plataforma. A corto plazo (y a falta de lo que haga Nokia), todo apunta a una batalla entre cuatro: iOS, Android, BlackBerry OS y Windows Phone 7.

 

Precios y disponibilidad

 

El LG Optimus One estará disponible en España en exclusiva con Movistar. En la siguiente tabla podéis consultar los precios según condiciones y periodos de permanencia.

 

 

  • Share This