Sony PRS-650

Sony PRS-650
13 de octubre, 2010

Buenas noticias para los amantes de la lectura. Analizamos en nuestro laboratorio técnico el nuevo lector de libros electrónicos Sony PRS-650 “Touch Edition”. Con un peso que no llega a los 200 gramos, su pantalla de tinta electrónica nos ofrece 16 niveles de gris, una interfaz táctil que facilita sobremanera la lectura y un buen conjunto de diccionarios integrados que nos vana a ser de gran utilidad cuando leemos en otros idiomas. Uno de los lectores más completos del mercado.

 

El PRS-650 es el tercer libro electrónico en el que la compañía japonesa apuesta por un interfaz táctil. Parece que este tipo de tecnología no acaba de encontrar su lugar en el mundo del libro electrónico y es que basta echar un vistazo a la competencia para descubrir que el 90% de los readers que se venden siguen apostando por una botonera más o menos tradicional. En este sentido, lo primero que hemos querido preguntarnos es lo siguiente: ¿Que mejora real aporta una interfaz táctil en un producto como este?

 

En nuestra opinión, si bien es cierto que las ventajas de este tipo de tecnología son mucho más evidentes en un smartphone o en un tablet PC, gestionar todos los contenidos de nuestro libro electrónico y configurarlo a nuestro gusto sin tener que pulsar innumerables botones, es un plus que debería ser tenido en cuenta por otras compañías. Por otro lado, gestos tan naturales como pasar página deslizando el dedo de derecha a izquierda o crear un marcado simplemente pulsando sobre la esquina superior derecha de la página nos remiten directamente la experiencia tradicional de leer un libro y no podemos negar que se agradece. Además los usuarios menos habituados a lidiar con tecnología agradecerán la posibilidad de manejar el dispositivo de una manera tan intuitiva.

 

La interfaz táctil del PRS-650 nos permite bien introducir notas gracias a su teclado virtual (también podemos introducirlas a mano con un puntero), bien realizar un boceto en modo trazado libre sobre el que poder trabajar más adelante. Evidentemente no todo son ventajas y en nuestra opinión, el teclado físico que ofrecen dispositivos como el Kindle de Amazon sigue superando en mucho la respuesta de un teclado virtual sobre tinta electrónica que vemos algo lento y pesado de utilizar.

 

 



 

 

¿Te gusta leer?

 

Además de estar equipado con Pearl (la segunda generación de paneles de tinta electrónica producidos por la empresa e-ink), el nuevo producto de Sony es todo un dechado de características de primer nivel que harán las delicias de los amantes de la lectura. Cuenta pantalla de 6 pulgadas (800 x 600 píxeles), memoria interna de 2 Gbytes, permite ampliar su capacidad de almacenamiento ofreciendo slots tanto para tarjetas SD como para Memory Stick (hasta 32 Gbytes).

 

Frente a su hermano pequeño, el también recientemente presentado PRS-350, el modelo que tenemos en nuestras manos no sólo nos ofrece como extra el interfaz táctil, sino capacidad para escuchar nuestros archivos musicales mientras leemos (podemos conectar unos auriculares en el jack de 3,5 mm. que incorpora) y una pulgada más en su display que aunque parezca inapreciable a simple vista, acabaremos por valorar. El  PRS-650 se completa además con un puerto micro-USB con el que poder transferir los libros tanto a la memoria interna como a cualquiera de las tarjetas de memoria adicionales, así como con algunas teclas de navegación (pasar página, zoom, etc.) que podemos utilizar en caso de que no queramos “meter los dedos en la pantalla”.

 

Por otro lado, además de leer libros y escuchar nuestra música favorita, también podremos realizar una presentación con nuestras fotografías, consultar cualquiera de los diccionarios que se incluyen con el firmware del dispositivo, introducir notas (bien con el teclado, bien a mano alzada) o subrayar las partes de un texto que más nos interesan. Todas estas funciones, siendo interesantes, no creemos que marquen la diferencia en un aparato que ha sido concebido básicamente para leer y únicamente la inclusión de los diccionarios integrados representan una característica realmente útil para una masa crítica de usuarios.

 

Sin embargo no podemos dejar pasar por alto el fantástico trabajo que tanto Sony como e-ink han hecho desde que se presentasen los primeros modelos. El simple hecho de pasar de página, que solía demorarse hasta un segundo en los antiguos PRS-505, baja a décimas de segundo en los nuevos modelos. Por otro lado, el aumento del contraste que ofrece Pearl (escala de 16 grises frente a los que solían ofrecer los modelos antiguos), resulta ideal para todos aquellos que quieran utilizar su lector para visualizar sus comics.

 

 

La inevitable comparación con Kindle de Amazon

 

En un momento como el actual en el que Kindle está luchando por justificar su hegemonía frente a tablets como el iPad, no nos queda otra que descender un peldaño y analizar qué ofrece modelo frente al líder de su sector. Hasta hace bien poco, se podía argumentar que el precio de Kindle podía inclinar la balanza hacia otros lectores de libros electrónicos más económicos, hacia usuarios que no demandasen todas las prestaciones que ofrece un Kindle.

 

Sin embargo, desde que Amazon ha puesto a la venta su nuevo modelo por 139 dólares, ofreciendo además Wi-Fi integrado y acceso directo a la tienda de Amazon y nuevas aplicaciones, no podemos sino señalar que el nuevo dispositivo de Sony va a tener que luchar en un terreno complicado.

 

Con un precio de salida de 229 euros, está por ver si las capacidades táctiles de este dispositivo (de las que carece el Kindle) son suficientes como para llamar la atención del público interesado en un lector de libros electrónicos. El hecho de que no disponga de conectitividad Wi-Fi también le resta un punto, sobre todo cuando con Kindle podemos consultar fácilmente la Wikipedia o incluso navegar en Internet en terrenos alejados del multimedia.

 

Otro de los puntos flacos no ya de este modelo, sino de Sony en general, es que no ha conseguido ofrecer al lector una tienda on-line convincente, que esté a la altura de lo que podemos encontrar en Amazon. Se rumorea no obstante, que la entrada de Google en el mundo editorial con el estreno de Google Edition , podría representar el empujón que Sony necesita urgentemente en este campo, pudiendo alcanzar de esta forma un volumen crítico de obras capaz de rivalizar con cualquier otro actor.

 

Dicho lo cual, esto no quita con que el Sony PRS-650 sea un gran dispositivo, que deja muy atrás al resto de su competencia. Frente a los productos casi de juguete que ofrecen otros fabricantes, Sony ha demostrado una vez más ser capaz de producir lo mejor y el usuario que se decante por esta compra, no se arrepentirá.

 

 

  • Share This