¿Álbumes de música a 1 euro?

¿Álbumes de música a 1 euro?
17 de octubre, 2010

Rob Dickins, responsable de Warner Music en el Reino Unido durante quince años apuesta por una rebaja radical de los discos de música a una libra por unidad. A su juicio, esta estrategia sería una alternativa económica a las descargas ilegales en Internet e impulsarían de nuevo exponencialmente las ventas de álbumes de música. No te emociones; la idea de Dickins ha sido respondida con escepticismo poralgunos ejecutivos y calificada por otros como ‘sugerencia totalmente ridícula’. 

 

La industria del formato físico de la música va camino (si no lo es ya) de convertirse en un apartado simplemente residual dentro del mundo de la música. Deméritos propios y el auge imparable de otros modelos de negocios con Internet como protagonista y las descargas digitales para reproducción en cualquier dispositivo y lugar están detrás de su ocaso. 

 

 

Caída que en ningún caso supone el de la música (torres más altas cayeron antes, la cinta ante el vinilo o el vinilo ante el CD) que por cierto está en su mejor momento con seguimiento o acceso a conciertos como nunca en la historia. y negocios digitales de tanto éxito como el de Apple. Sí está en quiebra un modelo de negocio obsoleto de venta de discos físicos que las discográficas (millonarias en el pasado) se empeñan en mantener. 

 

Y ahí es donde entra un ex ejecutivo de una de las más poderosas proponiendo la la bajada de precio a sólo 1 libra por álbum como forma de reflotar el negocio. En este escenario los sellos discográficos complementarían los ingresos con derechos de conciertos y merchandising.

 

Según Dickins (responsable de Warner en el Reino Unido y de lanzamientos de discos como los de REM. Madonnna o Simply Red en los 80/90) los grandes autores podrían vender a ese precio hasta 200 millones de copias anuales frente a los 7/8 millones que venden ahora los álbumes más exitosos.

 

La propuesta ha sido tomada con el escepticismo habitual por la industria, calificada de ridícula y criticando a su autor por ‘aprovechado y oportunista’ cuando “se había forrado en el pasado con la venta de discos a precios caros”. Eran otros tiempos. Con descargas ilegales o sin ellas, el ocaso del CD es claro y a los precios actuales quedará como un formato simplemente testimonial. ¿Crees posible su resurrección con una rebaja radical de precios?

  • Share This