¿Vida alienígena? No, diferente

¿Vida alienígena? No, diferente
2 de diciembre, 2010

El anuncio de la NASA de ‘un hallazgo en astrobiología que tendría un gran impacto en la búsqueda de pruebas de vida extraterrestre’ disparó todas las especulaciones. Hoy se ha revelado el secreto con sorpresa: el ‘extraterrestre’ se encuentra en la Tierra y se trata de una extraña bacteria, una forma ‘alternativa’ de vida que utiliza el arsénico para vivir y crecer rompiendo todos los esquemas científicos y abriendo un nuevo campo de investigación apasionante para la búsqueda de nuevas formas de vida. 

 

El avance de la agencia espacial estadounidense sobre ‘un hallazgo en la búsqueda de pruebas de vida extraterrestre’ abrió todo tipo de especulaciones y los más apasionados pensaron en un encuentro con un sujeto extraterrestre de tres ojos por ejemplo en Titán, una de las lunas de Saturno, donde se piensa que existen más probabilidades que haya o algún día hubiera vida extraterrestre.

 

 

La sorpresa ha llegado cuando se ha anunciado que este nuevo ‘ser vivo’ es un organismo terráqueo encontrado en un lago californiano. Una cepa bacteriana denominada GFAJ-1 que ha roto con todos los esquemas científicos conocidos sobre la ‘química de la vida’.

 

Según explican los anonadados científicos, se trata de una nueva forma de “estar vivo” que desafía todo lo conocido del proceso bioquímico que se conoce como vida. Y lo es porque esta ‘criatura extraña’ tiene la capacidad de sustituir en sus elementos esenciales (ADN y membranas celulares) el habitual fósforo por un elemento tan hostil como arsénico para vivir y crecer.

 

El arsénico, uno de los peores venenos que existen, sigue al básico fósforo en la tabla periódica aunque jamás se sospechó que pudiera ser un elemento ‘para vivir’ por su altísima toxicidad. La investigación sobre la bacteria GFAJ-1 demuestra lo contrario y se une a los seis elementos (oxígeno, carbono, hidrógeno, nitrógeno, fósforo y azufre) que en combinación precisa marca a todo lo viviente en la Tierra, desde las mismas bacterias a los humanos.

 

¿Qué puede suponer este hallazgo? Bueno, a falta de encontrar a los hombrecitos verdes en un remoto planeta, los científicos aseguran que el hallazgo “tiene el potencial para inaugurar toda una nueva rama de estudios en microbiología” y además “permitirá nuevas pistas de investigación en la búsqueda de vida extraterrestre” o dentro de la misma Tierra. 

  • Share This