Papyre 6.2

Papyre 6.2
2 de diciembre, 2010

Papyre 6.2 es el nuevo libro electrónico de Grammata, un dispositivo de alta calidad y que cuenta entre otras características notables, con una pantalla táctil de seis pulgadas, conectividad WiFi y hasta 16 niveles de gris, características todas ellas que están en consonancia con lo que podemos esperar de un lector de gama alta. Además ofrece la posibilidad de reproducir nuestros archivos musicales, visualizar fotografías o acceder a la Red gracias a su pequeño navegador integrado.

Lo primero que podemos destacar del Papyre 6.2 es que se trata de un libro electrónico elegante. Frente a muchos modelos que optan por un plástico de baja calidad, incorporando una poco menos que chusca botonera, Grammata se esfuerza por ofrecernos un dispositivo de curvas suaves y vistosas en las que enmarca una pantalla táctil de seis pulgadas que se aprovecha de la tecnología SiPix, que compite con la nueva tecnología Pearl de eink por ofrecer una mejor calidad de lectura para los usuarios.

Dicha pantalla se complementa con una discreta y estilizada botonera inferior desde la cual podemos controlar muchas de las funciones del dispositivo como son: volver atrás, control de volumen (en caso de que estemos escuchando música mientras leemos), menú de edición (con el que controlar aspectos como los marcadores, la toma de notas o el índice de contenidos de libro), botón de búsqueda de palabras clave y dos botones adicionales con los que podremos pasar de página.

El dispositivo se completa con un puerto mini USB, un conector Jack (3,5 mm) en el que enchufar nuestros cascos y una ranura de expansión para tarjetas microSD (hasta 16 Gbytes) que sustituye a la tradicional ranura para tarjetas SD con la que contábamos en anteriores dispositivos de la marca. Papyre 6.2 cuenta además con una memoria interna de 1,5 Gb que curiosamente se dividen en dos compartimentos estancos (800 MB para sincronizar nuestrod archivos con un ordenador y 700 Mbytes destinados a la descarga de libros on-line). Como veremos más adelante, este hipotético espacio para la descarga de libros on-line se nos antoja un tanto utópico y no porque no seamos conscientes de su utilidad, sino por la falta de oferta en el mercado editorial español.

Finalmente el conjunto del dispositivo presenta un renovado firmware que apuesta por iconos grandes y sencillos que facilitan las navegación, de forma que incluso las personas poco familiarizadas con este tipo de aparatos electrónicos, no tendrán ninguna dificultad para gestionar su biblioteca personal con facilidad.

Partiendo de un menú principal dividido en elegantes pestañas, podremos comenzar a disfrutar enseguida de nuestros libros, escuchar la música almacenada en el dispositivo, visualizar nuestra galería de imágenes o incluso navegar por Internet (solo recomendable para usos puntuales).

Navegación y pantalla táctil

Grammata propone para la nueva versión de su Papyre una pantalla capacitativa (800 x 600 pixeles) dotada de acelerómetro, lo cual permite cambiar la orientación de la página en función de la orientación del dispositivo (vertical o vertical) que hemos de reconocer, funciona sorprendentemente bien para tratarse de un libro electrónico.

Además la incorporación de un procesador Arm9 400Mhz, ofrece una respuesta a la presión superior a la media de los dispositivos que podemos encontrar en el mercado, aunque en honor a la verdad, todavía no ofrece el grado de rapidez y precisión que podemos encontrar en algunos modelos de Sony o en el mismo Kindle de Amazon, lo cual aunque no tiene demasiada importancia cuando de lo que se trata es de leer o de navegar entre los menús de libro, sí que puede ser un poco molesto cuando utilizamos su teclado virtual para gestionar nuestras notas o realizar una búsqueda, ya que el tiempo de respuesta de las teclas deja algo que desear.

Por otro lado, aunque es cierto que Papyre 6.2 permite efectuar algunos gestos sobre su pantalla táctil como pasar de página deslizando el dedo de derecha izquierda de la pantalla, la respuesta que obtenemos no siempre es satisfactoria con algunos formatos, siendo conveniente seguir optando por la botonera inferior, lo cual en cualquier caso no pasa de ser un fallo mejor que creemos que se podrá solucionar con una actualización de su firmware. En cualquier caso queda compensado con otras opciones que sí se presentan en pantalla, como son la posibilidad de leer “a página completa” (opción con la que podemos ocultar las barras de navegación), o el excelente tiempo de respuesta que esta vez sí que obtenemos cuando utilizamos el zoom.

Finalmente y tal como apuntábamos al principio del artículo, no podemos sino aplaudir la excelente usabilidad que presenta el firmware de Papyre 6.2, permitiéndonos realizar una navegación de 360 grados. A diferencia de lo que ocurre con otros lectores, los usuarios de este libro electrónico no tendrán ninguna dificultad en saber dónde se encuentran en cada momento, pudiendo editar sus notas, revisar sus favoritos o realizar búsquedas sin abandonar la lectura del libro en el que se encuentran en ese momento.

Una conexión WiFi no tan necesaria

Una de las grandes novedades de Papyre 6.2 es que ofrece a sus usuarios conectitividad WiFi con la que navegar por Internet. Para ello, Grammata incluye en Papyre un pequeño navegador con el que con un poco de paciencia, podemos consultar algunas páginas en Internet (texto y fotos, que nadie se piense que va a poder ver vídeo on-line o flash).

Los ebooks basados en tinta electrónica todavía no están preparados para realizar una navegación en Internet propiamente dicha, y aunque es cierto que podemos utilizarlos para por ejemplo realizar una pequeña consulta en la Wikipedia, el tiempo de respuesta y la renderización de las páginas es muy inferior a la que podemos o obtener en cualquier otro dispositivo “tradicional”.

Ojo, esto no es sólo un problema del Papyre, sino que afecta a todos los libros electrónicos del mercado. Simplemente, un libro electrónico no está diseñado para navegar en Internet, sino para leer. ¿Por qué ofrecer entonces este tipo de conectitividad? En dispositivos como el Kindle de Amazon por ejemplo, tienen todo el sentido del mundo, ya que nos ofrece un acceso directo a la tienda de ebooks de la multinacional estadounidese, y sirve además como medio para actualizar las suscripciones que tengamos contratadas, de forma que todo el proceso de compra de un nuevo libro puede llevarse a cabo desde el mismo dispositivo.

El caso de España es diferente. A día de hoy no existe una propuesta seria (entendemos que Libranda todavía no lo es) de ofrecer al usuario una experiencia de compra sencilla en Internet. Adquirir de forma legal un ebook en nuestro país es un auténtico quebradero de cabeza que obliga al consumidor no solo a enfrentarse a precios abusivos, sino a un galimatías de software adicional y DRM que nada tiene que ver con la experiencia de compra de un libro electrónico en webs como Amazon o Barnes&Noble por citar sólo a dos de las más populares.

La misma Grammata, que vende libros electrónicos de una forma bastante sencilla en entorno web, no dispone sin embargo de una versión adaptada a la pantalla de seis pulgadas del Papyre, por lo que comprar un libro desde el dispositivo no sólo es una experiencia compleja, sino que también es muy frustrante. Era de esperar que el firmware del dispositivo pudiese ofrecer al usuario una experiencia de compra completa que justificase la conexión Wifi que ofrece Papyre.

En este sentido y de nuestro humilde punto de vista, ofrecer una conexión wifi en un dispositivo en el que de momento (ya veremos en un futuro) no la vamos a poder aprovechar, supone encarecer innecesariamente el precio de un gadget que de otra forma hubiese resultado realmente competitivo.

Conclusiones

Grammata ha hecho bien los deberes y no tenemos ninguna duda de que su Papyre 6.2 es uno de los libros electrónicos más completos que podemos encontrar hoy en el mercado. Tanto su diseño, como su velocidad de respuesta y su pantalla táctil son un plus que le diferencian de sus más inmediatos competidores, posicionándose de esta forma en la parte alta del mercado. Es una lástima sin emabargo que no hayan sabido aprovechar las oportunidades que ofrece integrar una conexión Wifi, y hubiese sido más que deseable que hubiesen desarrollado para ello una tienda de libros electrónicos adaptada a las características de este gadget.

A pesar de todo, en MuyComputer pensamos que Papyre 6.2 es una compra más que recomendable y si no obtiene una mayor puntuación se debe fundamentalmente al hecho de que el precio por el que se comercializa, 269 euros, sigue siendo poco competitivo cuando lo comparamos con otros lectores de alta gama como los lectores de Sony o de Amazon.

  • Share This