Canon PIXMA MG6150

Canon PIXMA MG6150
20 de diciembre, 2010

Canon presenta un sistema multifunción de alto rendimiento dotado de conectividad WiFi diseñado para afrontar sin problemas tareas documentales, impresión fotográfica, escaneo y mucho más. La nueva Canon PIXMA MG6150 esconde bajo un diseño espectacular una dotación tecnológica impresionante que lleva la inyección de tinta a un nuevo nivel. La Canon PIXMA MG6150 ya está disponible en todos los distribuidores oficiales por 229 euros aproximadamente.

Aunque resulte menos llamativo que en otros sectores, la evolución tecnológica también está muy presente en el terreno de la impresión; los fabricantes líderes ponen en el mercado máquinas cada vez más compactas, silenciosas, limpias, repletas de funciones y fáciles de usar. La nueva Canon PIXMA MG6150 (digna heredera de la MP990 que ya analizamos en el laboratorio) es un buen ejemplo de ello.

Gracias a la pantalla táctil podemos usar la impresora sin necesidad de PC.

Construida en plástico de alta calidad en color negro piano (con refuerzos metálicos donde es necesario) y con un diseño moderno y elegante, la nueva máquina de Canon queda bien en cualquier espacio. Gracias a su conectividad WiFi, sólo es necesario un enfuche para ponerla en marcha y muchas de sus funciones se pueden activar directamente desde la pantalla integrada y sus controles táctiles, sin necesidad de pasar por el ordenador. Perfecta para el entorno doméstico más habitual hoy día: varios usuarios con máquinas portátiles y algún sobremesa que, ocasionalmente, necesitan utilizar las prestaciones del equipo multifunción.

Un vistazo al interior revela datos interesantes. Aunque el motor de impresión es básicamente idéntico al del modelo anterior se ha añadido un cartucho de tinta gris extra (tiene un total de seis depósitos de tinta independientes) que mejora la calidad de la impresión fotográfica en blanco y negro, evitando el clásico "efecto trama" y falta de fuerza de negros que suelen dar otros sistemas basados en inyección. La ultima generación de tecnología FINE de Canon ofrece una resolución de impresión de 9.600 x 2.400 ppp (precisión de 1 picolitro) ofreciendo prestaciones más que suficientes para que el grano y los degradados mal escalonados pasen al olvido.

En nuestras pruebas medimos 10 ppm. en color y 13 ppm. en blanco y negro (valores por defecto, en borrador se alcanzan las 18 ppm.) un rendimiento notable en la línea de otros productos de su rango de precios. Sí merece la pena destacar la excelente calidad que consigue imprimiendo fotografías (especialmente si usamos un papel dedicado) aunque no es demasiado rápida: 30 segundos una 10 x 15 cm. y 70 un A4 en calidad normal.

El escáner es, tradicionalmente, uno de los puntos débiles de los sistemas multifunción destinados al ámbito doméstico. Aunque este caso no es una excepción, debemos reconocer que sus prestaciones son más que suficientes para el entorno al que va destinado. Sólo los usuarios más exigentes con material fotográfico encontrarán problemas de fidelidad de color que sólo tienen solución adquiriendo hardware especializado para tal fin.

Uno de los aspectos que más nos ha convencido de la Canon PIXMA MG6150 son sus amplias opciones de conectividad. Al comentado soporte para redes WiFi (que funciona de manera impecable) debemos sumar el USB, Ethernet o el lector de tarjetas. Sus dos bandejas admiten multitud de formatos de papel y Canon incluye en el kit el accesorio para imprimir directamente sobre CD, DVD y Blu-ray fácilmente.

Como solemos comentar el software (controladores y aplicaciones) es clave a la hora de conseguir una grata experiencia para el usuario. Afortudamente la máquina de Canon viene con un completo surtido (para Windows y Mac) de aplicaciones que permiten a cualquier usuario conseguir resultados excelentes sin apenas conocimientos, gracias a los asistentes paso a paso y plantillas de impresión prediseñadas que incluyen. Sobresaliente sin duda en este punto.

Conclusiones

La Canon PIXMA MG6150 convence por calidad, prestaciones y rendimiento. La firma japonesa da con este producto un nuevo paso adelante en el terreno multifunción y mejora considerablemente a su predecesora ofreciendo más y mejor por un precio similar. La recomendamos especialmente para usuarios aficionados a la fotografía que busquen una máquina para imprimir en casa copias de calidad laboratorio que, además, necesiten un escáner competente.

En el lado negativo la duración de consumibles (por otra parte denominador común de todas las máquinas de inyección de tinta) y su precio. Con los consumibles estándar (cuestan 15 euros cada cartucho, aproximadamente) podemos imprimir unas 420 páginas de texto y unas 300 fotografías 10 x 15 cm., unos datos ofrecidos por el fabricante que se quedan en bastante menos en entorno real (un juego completo a nosotros nos ha durado 250 páginas de texto con imágenes y 101 fotos). Otro hándicap son sus seis cartuchos, que incrementan el coste por copia respecto a rivales que tienen 5 o 4.

Aunque está claro que no es la mejor opción para uso intensivo, sí que nos parece una propuesta más que recomendable para entorno doméstico y pequeñas oficinas con poco volumen de impresión pero que necesiten color de calidad, fotografías perfectas y toda la conectividad que podamos necesitar. Sobresaliente.

  • Share This