Genius Kids Designer

Genius Kids Designer
24 de diciembre, 2010

Realizar un dispositivo para los niños puede parecer fácil (menores especificaciones, software menos potente…) pero en realidad es más complejo. En este caso Genius propone una completa tableta digitalizadorara para los más pequeños para acercarles al mundo de los ordenadores a través de un periférico ideado especialmente para ellos. El objetivo es que interaccionen con el PC utilizando un método parecido al que ellos conocen perfectamente: el lápiz y el papel.

 

Ficha técnica

Como seguro que muchos de nuestros lectores habrán experimentado alguna vez, los niños son un público exigente en lo que respecta a muchas cosas, y la tecnología es una de ellas. Aunque muchos productos de electrónica de consumo despiertan su curiosidad, el problema lo encontramos cuano intentamos que esta interacción sea fructífera y que acerque a los más pequeños las posibilidades de los ordenadores y otros dispositivos logrando de paso objetivos educativos. Se trata pues de que los niños se acerquen a la tecnología, que mantenga su interés y que sea una herramienta formativa.

 

Con la tableta digitalizadora Kids Designer de Genius se parte de una idea que dispone de una ventaja. Para hacer que la interacción de los niños con el ordenador sea más directa se utiliza el concepto de papel y lápiz, con el que están familiarizados. Así los pequeños ven reflejados en la pantalla los trazos que realizan sobre la tableta y ven en pantalla el resultado.

 

Más allá del concepto, que en principio puede parecer eficaz, pasemos a analizar el dispositivo en sí. Genius ha utilizado un diseño con bordes redondeados y colores vistosos para dar un aspecto de juguete al dispositivo y más agradable para el gusto de los niños. En lo que respecta al lápiz el diseño también es redondeado y con un tamaño adecuado como para ser utilizado por niños de distintas edades sin dificultad.

 

 

El material plástico es robusto, indispensable para evitar problemas de caídas o de golpes habituales en el uso por parte de niños. Los cables de conexión disponen de protección en todos sus extremos para evitar problemas de torsión. La tableta dispone de un único botón para acceder de forma sencilla a las aplicaciones y a los juegos así como para seleccionar objetos y opciones en pantalla. La conexión es sencilla, un único conector USB. Dispone de una generosa superficie inferior donde los niños pueden apoyar los antebrazos para dibujar más cómodamente.

 

Las especificaciones técnicas son: una superficie de dibujo de 20 x 13 centímetros, resolución de 2540 líneas por pulgada y una frecuencia de respuesta a la posición del puntero de 125 puntos por segundo. Por otro lado la precisión es de 0,25 milímetros. No son especificaciones espectaculares, pero en este tipo de dispositivos priman otros aspectos (como la mencionada robustez o la facilidad de uso).

 

 

Si el dispositivo tiene buenas características para su uso con niños, el software es realmente el apartado con el que podremos sacar partido al mismo. Junto con el dispositivo se incluyen programas divididos en tres grandes áreas: aprendizaje, creatividad y diversión. Dentro de la primera categoría podemos encontrar aplicaciones que abarcan desde el reconocimiento de formas y colores hasta purebas de matemáticas y geografía.

 

El diseño de las aplicaciones es también muy vistoso y lleno de color, con personajes simpáticos y alegres que protagonizan los juegos y aplicaciones con los que enseguida los niños se encuentran a sus anchas. Los juegos ponen a prueba los reflejos y la precisión de los niños con distintos niveles de dificultad. Existe, por ejemplo, un juego en el que hay que rodear con un trazo una serie de figuras en movimiento para puntuar. El programa de dibujo también es muy sencillo de utilizar y con funciones y efectos muy coloridos y vistosos.

 

 

Las aplicaciones pueden utilizarse tanto con la tableta (el medio ideal) como con el ratón, por lo que si viajamos con un portátil podemos utilizarlos sin necesidad de instalar el periférico. Al mismo tiempo la tableta emula el funcionamiento del ratón, por lo que podremos utilizarla con cualquier programa eductativo, juego o software de dibujo que utilice el ratón.

 

Hemos realizado pruebas con niños de distintas edades, desde los ocho años hasta los dos y medio (algo por debajo de la edad recomendada para el periférico). Hemos notado que el acertado diseño tanto de la tableta como del puntero se ha adaptado perfectamente a la anatomía de los niños en todos los casos. Aunque la postura en cada ocasión es distinta siempre ha sido cómoda para los pequeños probadores.

 

El veredicto de los niños ha sido positivo, todos se han divertido y no han encontrado dificultad alguna para reconocer lo que tenían que hacer. En el caso del más pequeño solamente hizo falta una pequeña adaptación para entender que lo que trazaba no se quedaba reflejado en la propia tableta sino en la pantalla, aunque esa transición no requirió más que unos pocos minutos.

 

 

En cuanto a las aplicaciones, los niños las encontraron fáciles de utilizar, intuitivas y divertidas. Se echa de menos la posibilidad de descargarse o adquirir nuevos juegos para cuando la novedad de los que incorpora la tableta se agote. También se echa en falta más pistas de la edad recomendada para cada aplicación. En cualquier caso, tanto como herramienta educativa como entretenimiento para los niños, hemos encontrado el Kids Designer un dispositivo sobresaliente.

 

  • Share This