SanDisk Extreme Pro 128 Gbytes

SanDisk Extreme Pro 128 Gbytes
7 de enero, 2011

CES 2011. SanDisk ha presentado la tarjeta de memoria de 128 Gbytes más rápida del mercado en La Vegas. La tarjeta SanDisk Extreme® Pro™ CompactFlash® ofrece una combinación nunca vista de velocidad y almacenamiento: hasta 100 MB/s. La nueva tarjeta de almacenamiento está enfocada a profesionales y un uso con cámaras DSLR que serán capaces de exprimir todo el rendimiento a la misma, que dispone una interfaz UDMA-7 y un controlador de memoria PowerCore.

 

Tal y como comenta Susan Park, directora de marketing de producto de Sandisk:

 “No hay producto en el mercado que pueda igualar la combinación de velocidad y capacidad de almacenamiento de nuestra nueva tarjeta […] Nuestra constante lucha por sobrepasar los límites de la innovación flash, nos permite desarrollar productos avanzados que no se pueden encontrar en ningún otro lugar”.

Con unas características optimizadas para los fotógrafos y los cámaras profesionales, la tarjeta Extreme Pro CompactFlash de 128 Gbytes de SanDisk es ideal para aplicaciones de imágenes que necesitan una resolución Full HD3 1920×1080, una tasa de transferencia de hasta 50 Mbps y muestreo de color de 4:2:2. La combinación nunca vista de velocidad y almacenamiento que ofrece esta tarjeta permite a los fotógrafos capturar más imágenes en modo de ráfaga continuo y  grabar vídeos Full HD de alta calidad.

 

Resumen de características:

– Hasta 100 MB/seg de velocidad de escritura, lo que permite menores tiempos de espera y un modo de ráfaga más rápido.

 

– El VPG (Video Performance Guarantee – Garantía de Rendimiento de Vídeo) 4 permite grabación de vídeo Full HD superior a una velocidad de escritura sostenida de 20 MB/seg.

 

– La capacidad de 128 Gbytes ofrece más espacio para capturar fotografías RAW+JPEG, secuencias de ráfagas, incluso contenido de vídeo Full HD y 3D.

 

– El controlador Power Core™ desarrollado por SanDisk distribuye los datos en la tarjeta más rápida y eficazmente, y la interfaz UDMA-7 permite una transferencia de datos máxima entre la tarjeta y la cámara.

 

– La mejor garantía de calidad ofrece a los fotógrafos la tranquilidad de saber que la tarjeta está respaldada por pruebas rigurosas de rendimiento, golpes,
vibraciones, humedad y salpicaduras, y una garantía limitada de por vida. La tarjeta incluye una cubierta de silicona RTV para mayor protección.

 

Tendrá un precio de 1.499 euros y llegará al mercado durante este primer trimestre de año.

  • Share This