Browser ballot, ¿consecuencias?

Browser ballot, ¿consecuencias?
1 de marzo, 2011

La polémica pantalla de inicio de Windows que daba a elegir al usuario una serie de opciones para instalar uno u otro navegador lleva tiempo disponible, y es interesante comprobar cuáles han sido los efectos en la cuota del mercado de navegadores. Tal y como se preveía, las tendencias que se han producido en los últimos años no han variado de forma significativa, a pesar de que incluso los pequeños navegadores, los más desconocidos, estaban algo más favorecidos al estar presentes en ella. 

 

Un año después, la famosa pantalla de selección del navegador por la que lucharon empresas como Opera o Mozilla no parece haber cambiado demasiado las cosas, algo que ya confirmábamos hace unos meses. Así lo indica un estudio publicado en PC Pro que analiza las tendencias de los navegadores implicados en la llamada ‘browser ballot’.

 

 

La pantalla fue puesta de forma predeterminada en cada instalación de Windows 7 para evitar posibles situaciones anticompetitivas entre los navegadores de la competencia de Microsoft y su propio Internet Explorer, que antes había sido integrado por defecto en el sistema operativo.

 

Sin embargo las tendencias de la cuota de mercado de los cinco principales navegadores no han cambiado en absoluto a pesar de la inclusión de esa pantalla de selección del navegador a instalar por defecto con el sistema operativo.

 

Además de los cinco navegadores principales había otros 7 navegadores minoritarios que también se ofrecían entre las opciones, y en estos casos los resultados han sido mixtos. Mientras que FlashPeak SlimBrowser o SRWare Iron no han tenido gran variación, otros como Lunascape o Maxton sí han mejorado en número de descargas y de usuarios. 

 

Sin embargo, ni Opera -a pesar de las declaraciones de sus responsables ni Mozilla parecen haber visto su cuota aumentada de forma significativa por este sistema, que teóricamente podría haber influido en perjuicio de Internet Explorer. Sea como fuere, Google Chrome ha sido el claro referente en este sentido, y sigue robándole cuota de mercado al resto de sus competidores, especialmente al propio IE.

 

  • Share This