Última misión del transbordador Discovery

Última misión del transbordador Discovery
10 de marzo, 2011

El Discovery regresó a la Tierra anoche en su última misión desde la Estación Espacial Internacional. Un viaje que supone el principio del fin del programa de transbordadores espaciales de la NASA que se cancelará en unos meses tras treinta años de servicio con las misiones finales para el Endeavur y el Atlantis. El destino del Discovery no se ha concretado aunque parece que terminará sus días exhibido en el Museo Smithsonian del Aire y el Espacio en Washington.

 

Misión cumplida para el Discovery, uno de los cinco orbitadores incluídos en el sistema de Transbordador Espacial de la NASA (Space Transport System, STS o Space Shuttle), las primeras naves espaciales reutilizables capaces de poner satélites en orbitas y devolverlos a la Tierra y cuyas misiones principales han consistido en transportar módulos, material y astronautas para la creación de la Estación Espacial Internacional. 

 

 

Y no sólo eso, ya que transbordadores como el Discovery pueden presumir de haber puesto en órbita el fantástico telescopio Hubble que 25 años después sigue regalándonos las imágenes más impresionantes del Universo profundo.

 

También destaca en el viaje final del Discovery el transporte a la ISS de un tripulante extra: el androide Robonaut 2, R2, primer robot de la historia espacial que ya forma parte de la tripulación permanente de la estación. Con esta misión son 39 las completadas por este orbitador que ha pasado 365 días en órbita y ha recorrido más de 238 millones de kilómetros.

 

La jubilación del Discovery supone además el comienzo del fin del programa de transbordadores espaciales de la NASA que se cancelará en unos meses tras treinta años de servicio con las misiones finales para el Endeavur y el Atlantis. Misiones para llevar el detector de partículas Espectrómetro Magnético Alpha y avituallamiento para un año en la estación.

 

 

Un programa lleno de luces y sombras tras las explosiones del Challenger y el Columbia y las críticas por su alto coste pero que ha supuesto un antes y un después en la exploración espacial. A partir de ahora serán las naves rusas con nuevo transbordador de bajo coste y reutilizable Kliper, las únicas para mantener la ISS aunque la NASA tiene previsto ‘alquilar’ parte del programa a empresas privadas. El Discovery seguramente descanse como pieza de museo en el Smithsonian del Aire y el Espacio en Washington.

  • Share This