Apple MacBook Pro 13″ con procesador Intel Core i7

Apple MacBook Pro 13″ con procesador Intel Core i7

Análisis Apple MacBook Pro 13" con Intel Core i7A finales de febrero de 2011 Apple renovó su familia de portátiles MacBook Pro con dos grandes incorporaciones: los nuevos procesadores Sandy Bridge Intel Core i5 e Intel Core i7 y el puerto Thunderbolt. Además, en los modelos de 15 y 17 pulgadas los de Cupertino han abandonado la colaboración con NVIDIA para optar por la tarjeta gráfica AMD Radeon HD (6490M o 6750M).

Ahora, los portátiles de Apple tienen perfiles de usuarios muy definidos. El MacBook de policarbonato blanco se vende desde 989 euros y su “usuario tipo” es aquel que busca trabajar en el ecosistema Mac OS X pero su presupuesto es limitado. Después encontramos los ya mencionados MacBook Air de 11 y 13 pulgadas con precios que van desde los 999 euros del modelo básico de 11 pulgadas a los 1.299 euros del MacBook Air de 13 pulgadas con 128 Gbytes de almacenamiento flash. Aquí el usuario prima sobre todo la movilidad.

Por último, tenemos a los MacBook Pro, todos ellos con enfoque profesional pero diferente público porque sus tamaños difieren bastante y está claro que no es lo mismo trabajar con un procesador de doble núcleo que con uno de cuádruple, sin olvidar que la tarjeta gráfica HD Graphics 3000 de Intel no compite con la AMD Radeon HD. En esta caso los precios también son dispares, desde los 1.149 euros del 13 pulgadas básico a los 2.499 euros del de 17 pulgadas más alto de gama (por supuesto, este precio puede crecer con extras como más memoria, unidad SSD, etc.).

Apple MacBook Pro 13" (2011)

Exteriormente no ha cambiado nada del MacBook Pro de 13 pulgadas.

 

Sin cambios aparentes

Una vez que hemos ubicado las diferentes familias de portátiles de Apple, llega el momento de centrarnos en el MacBook Pro de 13 pulgadas con procesador Intel Core i7 a 2,7 GHz con 4 Gbytes de RAM a 1.333 MHz y disco duro Serial ATA de 500 Gbytes a 5.400 rpm. Esta configuración, que es la que nosotros analizamos en esta ocasión, es el tope de gama de los modelos de 13 pulgadas (el de 1.149 euros está gobernado por un Intel Core i5 a 2,3 GHz y su disco duro es de 320 Gbytes) y su precio es de 1.449 euros.

Ficha técnica

Lo primero que llama la atención para alguien que ya tenga un MacBook Pro de la generación anterior es que exteriormente no hay ningún cambio. Bueno, no es del todo cierto esto que decimos porque en el lateral izquierdo, donde están ubicados el puerto FireWire 800 y los dos USB 2.0, nos encontramos con una entrada del mismo aspecto que el mini DisplayPort de modelos anteriores, pero en lugar de tener su logotipo habitual presenta otro diferente en forma de rayo, el símbolo del nuevo puerto Thunderbolt, del que hablaremos más adelante.

Apple MacBook Pro 13" (2011)

 

Lo dicho, salvo el rayo de Thunderbolt, el nuevo MacBook Pro de 13 pulgadas es idéntico a la generación anterior por fuera, es decir, carcasa unibody de aluminio y vidrio reciclable en su mayor parte, pantalla sin mercurio retroiluminada por LED, teclado retroiluminado de tamaño estándar con 79 teclas (12 de ellas de función y 4 de ellas de flecha), trackpad Multi-Touch, altavoces estéreo con refuerzo de graves, micrófono omnidireccional, entrada combinada de audio/auriculares, toma de corriente MagSafe y las mismas medidas, 2,41 cm (alto) x 32,5 cm (ancho) x 22,7 cm (fondo), y un peso de 2,04 kilos.

 

Apple MacBook Pro 13" (2011)

En la imagen vemos el conector MagSafe, el mismo que en la generación anterior.

 

Cámara FaceTime HD

Pese a que exteriormente no hay cambios, esta última renovación del MacBook Pro de 13 pulgadas no está exenta de novedades. A las que ya hemos aludido como el procesador Intel Core i7 de doble núcleo o la tarjeta Intel HD Graphics 3000 propia de la arquitectura Sandy Bridge, hay que sumar otras como la videollamada FaceTime en alta resolución.

 

Apple MacBook Pro 13" (2011). FaceTime HD

Con la nueva aplicación de FaceTime también podemos hacer videollamadas en formato 16:9.

 

La nueva cámara FaceTime HD integrada en la pantalla del MacBook Pro es incluso más delgada que la del iPhone 4 y ofrece una resolución tres veces mayor que la versión anterior, hasta 720p. Esta cámara también admite el formato 16:9, por lo que ahora podrás ver a más gente al mismo tiempo, ideal para cuando hay una videollamada de un grupo.

Para disfrutar de FaceTime en HD puedes hacerlo entre nuevos MacBook Pro en HD 720p o con la resolución anterior con cualquier Mac con procesador Intel, el iPhone 4, el iPad 2 o el iPod touch de cuarta generación. Eso sí, aunque la nueva versión de la aplicación FaceTime (la 1.0.1) viene incluida en los últimos MacBook Pro, el que tenga otros modelos de Mac tendrá que bajársela de la Mac App Store al precio de 0,79 euros.

Thunderbolt, el “superpuerto”

Probablemente la mayor novedad de esta última hornada de MacBook Pro es la inclusión de la tecnología Thunderbolt basada en Light Peak de Intel. Lo primero que hay que decir de Thunderbolt es que ofrece un ancho de banda de hasta 10 Gbps, es decir, transferencias teóricas de 1.250 Mbytes/segundo, suficiente para transferir la información de un disco Blu-ray en poco más de 30 segundos.

Análisis Apple MacBook Pro 13" (2011)

Junto a la entrada Gigabit Ethernet, encontramos el nuevo puerto Thunderbolt (ver el rayo) con el mismo aspecto que el mini DisplayPort.

 

Otro dato interesante es que Thunderbolt permite usar, en cascada, hasta seis dispositivos con el mismo conector. De esta forma podremos centralizar nuestros periféricos de salida de vídeo (DisplayPort), USB, eSATA y FireWire en un único puerto. Lo que queremos dejar claro es que Thunderbolt es compatible con DisplayPort, es decir, podemos usar pantallas DisplayPort directamente a través de este conector, así como hacer uso de los conversores que se venden en la tienda de Apple.

A día de hoy es lo único que podremos conectar a Thunderbolt, ya que hablamos de una tecnología que todavía no tiene periféricos que la aprovechen (por ejemplo, LaCie ha anunciado que su Little Big Disk estará disponible este verano), pero desde Apple nos han confirmado que esperan un inminente desembarco de “periféricos Thunderbolt”.

 

Thunderbolt en MacBook Pro 13 pulgadas

Velocidad teórica de Thunderbolt frente a USB 2.0, FireWire 800, Express Card y USB 3.0.

 

Tecnología Sandy Bridge

Los procesadores de cuatro núcleos Core i7 de Intel vienen de serie en los MacBook Pro de 15 y 17 pulgadas, mientras que en el MacBook Pro de 13 pulgadas el modelo de entrada se vende con un Intel Core i5 de dos núcleos y el que nosotros estamos analizando es un Core i7, también de dos núcleos. La novedad de la arquitectura Sandy Bridge es que en un único chip tenemos el procesador, la caché, el controlador de memoria y el procesador gráfico. Al estar todo junto, los datos no tienen que “viajar” tanto y todo es más rápido (dicho sea con una explicación simplista). Además, en los nuevos micros de Intel encontramos otras tecnologías que incrementan su rendimiento, como Turbo Boost 2.0 e Hyper-Threading.

Análisis Apple MacBook Pro 13" (2011)

Como ya hemos dicho, dentro del mismo chip está el procesador gráfico, que tiene acceso directo a la caché de nivel 3. Aunque los modelos de 15 y 17 pulgadas cuentan con una tarjeta gráfica dedicada (AMD Radeon HD 6490M o 6750M) junto a la Intel HD Graphics 3000 para cambiar automáticamente entre ellas cuando se necesita más o menos rendimiento y lograr así optimizar el consumo de batería, en el MacBook Pro de 13 pulgadas sólo tenemos la HD Graphics 3000 con 384 Mbytes de SDRAM DDR3 compartida con la memoria principal.

La mayor crítica que se puede hacer del nuevo apartado gráfico del MacBook Pro de 13 pulgadas es que su pantalla no ha cambiado nada en relación con la generación anterior. Sigue siendo una pantalla panorámica brillante retroiluminada por LED de 13,3 pulgadas con una resolución de 1.280 x 800 puntos. Teniendo en cuenta que el nuevo MacBook Air de 13 pulgadas tiene una resolución de 1.440 x 900 puntos, mucha gente esperaba que esta resolución también estuviera presente en los nuevos MacBook Pro de 13 pulgadas.

¿Dónde están las 10 horas de autonomía?

Cuando se presentaron los nuevos MacBook Pro hubo mucha gente que se extrañó de que la autonomía de sus baterías hubiera bajado, pero aunque sobre el papel es así, no es cierto del todo. Los tres modelos, el de 13, el de 15 y el de 17 pulgadas, oficialmente tienen una batería que dura 7 horas, aunque en las versiones anteriores el de 15 llegaba a 8 horas, el de 17 a 9 horas y el de 13 pulgadas presumía de nada menos que 10 horas de autonomía. ¿Qué ha pasado?

 

Análisis Apple MacBook Pro 13" (2011)

La explicación es que Apple ha comenzado a usar un nuevo método de medición de la vida de la batería, siendo más preciso en escenarios reales. Básicamente, han puesto cada dispositivo al 50% del brillo de la pantalla y han navegado por los 25 sites más populares de la Red, incluyendo reproducción de vídeo Flash. Con este nuevo sistema de medición las cifras de autonomía disminuyen, pero agradecemos que sean más reales porque ciertamente ningún MacBook Pro de 13 pulgadas alcanzó ni de lejos las 10 horas de autonomía anunciadas.

Nuestras pruebas

Además de Thunderbolt, está claro que la principal novedad de la familia MacBook Pro ha sido la inclusión de nuevos procesadores (doble y cuádruple núcleo) con tecnología Sandy Bridge de Intel, así como el uso de memoria RAM DDR3 a 1.333 MHz. Como el equipo analizado, el MacBook Pro de 13 pulgadas con Intel Core i7 de doble núcleo a 2,7 GHz, no tiene una tarjeta gráfica dedicada AMD Radeon HD y sólo cuenta con la HD Graphics 3000 de Intel, está claro que la diferencia de rendimiento de esta nueva generación frente a la anterior se notará más en los modelos de 15 y 17 pulgadas que además incorporan un Core i7 de cuádruple núcleo.

Análisis Apple MacBook Pro 13" (2011)

Sin embargo, que nadie piense que este nuevo MacBook Pro de 13 pulgadas no ha mejorado muchísimo en rendimiento. Nosotros hemos pasado el test GeekBench 2.1.1.2 de 64 bits y hemos comparado sus resultados con la generación anterior de MacBook Pro de 13 pulgadas (en concreto el modelo con micro Intel Core 2 Duo a 2,4 GHz y 4 Mbytes de RAM). En el gráfico de arriba los podéis ver comparados. La barra de color azul, que nos da el resultado global del test, alcanza los 6.961 puntos en el MacBook Pro de 13 pulgadas que estamos analizando y de 3.864 puntos en el MacBook Pro de 13 pulgadas de mediados de 2010.

Además, hemos querido “enfrentar” al nuevo MacBook Pro de 13 pulgadas con procesador Intel Core i7 con un MacBook Air de última hornada (procesador Intel Core 2 Duo a 1,86 GHz, 4 Gbytes de RAM y SSD de 128 Gbytes). A continuación os dejamos tres vídeos donde podéis ver cómo se comportan ambos equipos en tres apartados:

– Velocidad de arranque.

– Tiempo de carga de un archivo .psd de PhotoShop de 19,4 Mbytes.

– Tiempo de carga de un archivo de PowerPoint de 4,9 Mbytes.

Reconocemos que hemos hecho un poco de “trampa” en estas pruebas porque son ideales para un equipo con SSD. Hay otras donde la “fuerza bruta” de un Intel Core i7 “destrozaría” a un Intel Core 2 Duo, pero nos han parecido interesantes.

Conclusiones

Hace tiempo que usamos un MacBook Pro de 13 pulgadas como equipo de trabajo porque es el que más nos convence en la relación precio/prestaciones/movilidad. Aunque el modelo de mediados de 2010 todavía puede dar mucha guerra con su Intel Core 2 Duo a 2,4 GHz, es cierto que empezábamos a mirar con cierta envidia a los portátiles con procesadores de última hornada de Intel. Afortunadamente, Apple ha renovado su familia MacBook Pro y ahora podemos disfrutar de la tecnología Sandy Bridge con procesadores de doble y cuádruple núcleo (Core i5 y Core i7) que demuestran su mayor rendimiento frente a los ya un poco desfasados Intel Core 2 Duo. En este sentido, el de la renovación de sus procesadores, “chapeau” por Apple.

 

Análisis Apple MacBook Pro 13" (2011)

También debemos hablar de Thunderbolt. Lo que promete esta tecnología en cuanto a velocidad de transferencia y conexión de múltiples dispositivos frente a estándares como FireWire o USB 2.0 (también USB 3.0) es de tal magnitud que lo único que esperamos es que haya pronto periféricos para poder disfrutarla. Por el momento, todos aquellos que se compren un nuevo MacBook Pro quedarán un poco frustrados, pero que sepan que han hecho una inversión de futuro no muy lejano (en tres meses seguro que habrá muchos “periféricos Thunderbolt”).

Por seguir con lo positivo del nuevo MacBook Pro de 13 pulgadas, mencionar su ranura para tarjetas SDXC que admite tarjetas de hasta 64 Gbytes o la cámara FaceTime HD con una resolución de 720p.

Nuestra mayor crítica se basa en que la resolución de pantalla de 1.280 x 800 puntos podría haberse actualizado perfectamente a 1.440 x 900 puntos como la del MacBook Air de 13 pulgadas. Hubiera sido un gran detalle para un producto muy recomendable.

  • Share This