Internet magnifica el pánico nuclear en Japón

Internet magnifica el pánico nuclear en Japón
16 de marzo, 2011

Internet y las redes sociales se utilizaron para informar, comunicar y ayudar a la población en las primeras horas tras el terremoto en Japón. Ahora, y ante las noticias (o la falta de información fidedigna) de la situación cada vez más alarmante de los seis reactores de la central atómica de Fukushima, Internet se está convirtiendo en un medio que alimenta el pánico nuclear.

“No creáis las medidas del gobierno de que los niveles de radiación son seguros — salid de Japón ahora”… “Los que aún quedéis por aquí, tened cuidado de que no os llueva”…. “La situación en la planta nuclear de Fukushima se está volviendo cada vez peor, y eso me asusta mucho”… “Por favor coge a tu familia, los documentos importantes, los recuerdos familiares, y vete de aquí”… “Ve al sur, a Taiwán, o si puedes, a Australia. Si no puedes permitirte dejar Japón, vete al menos tan al suroeste del país como puedas. Pon tanta distancia entre tu lugar de reubicación temporal y el área afectada como sea posible”, son algunos de los mensajes en Twitter y otras redes sociales en Japón que están alimentando el pánico en la población.

Claro que, para nada ha ayudado las declaraciones del comisario europeo de Energía que ha descrito la situación tras el accidente nuclear en Japón de “apocalipsis”, y ha afirmado que las autoridades locales prácticamente han perdido control de la situación en la central de Fukushima. “Estamos hablando de Apocalipsis, y creo que la palabra está bien elegida,” dijo el comisario ante una comisión del Parlamento Europeo en Bruselas. “Casi todo está fuera de control”, añadió. “Espero que no ocurra lo peor, pero no podemos excluir que ocurra lo peor en las próximas horas y días”. Unas declaraciones que han suavizado posteriormente desde la Comisión pero que ahí quedan.

Tampoco ha contribuido el ’Qué demonios pasa’ del primer ministro japonés al demorarse (al menos una hora) los responsables de la central en informarle de la penúltima explosión en el reactor número cuatro. Además, los elevados niveles de radiación en la planta nuclear han llevado a desalojar a la mayoría de los empleados que trabajaban en la central. Sólo quedan 50 de los 800 últimos a los que ya se les llama ‘liquidadores’ en referencia a los 800.000 personas que trabajaron en Chernobyl para limitar la catástrofe.

Último grupo de 50 ingenieros con una misión histórica: refrigerar los reactores para que la catástrofe de Ucrania no se repita. Y para algunos, la tragedia ya se está repitiendo. Y no es cualquiera ya que otro de los preocupantes titulares que nos llegan es: Fukushima está siendo como “un Chernobil a cámara lenta”, ha indicado el radiobiólogo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Eduard Rodríguez-Farré, que explicó que hay muchos ingenieros internacionales que aseguran que la situación está descontrolada, “se les ha escapado de las manos” a los técnicos japoneses y “es mucho mayor de lo que se está diciendo.

(Imagen de Cinco días)

Si ayer nos preguntábamos si debemos estar asustados las últimas informaciones apuntan a esta idea catastrofista y hablan de más incendios en los reactores y el aumento de la zona de exclusión a 30 kilómetros tras confirmar escape radiactivo aunque en cantidades indeterminadas. Para completar el pesimismo, Francia ha elevado a alerta 6 el nivel de la emergencia, la mayor de la historia salvo la alerta 7 (la máxima) alcanzada en Chernobyl, ante el temor de una fuga masiva de radiactividad.

¿Hay que replantearse el uso de nucleares? ¿Hay que revisar la seguridad de las centrales nucleares? Así lo ha destacado Obama en Estados Unidos (aunque seguirá impulsando su uso) y también en la Unión Europea donde las centrales serán sometidas a pruebas de resistencia.

Hay muchísima más información en la Red ante el cariz que está tomando la tragedia de Japón y hablan de la suspensión del lanzamiento del iPad 2 en el Japón, los cortes en los servicios de comunicaciones en el operador NTT por los daños en los cables submarinos de comunicaciones o la confirmación del aumento de precios en chips tecnológicos del que te adelantamos en MCPRO.

Temas espurios frente a la amenaza nuclear y el número de muertos a raíz del terremoto y posterior tsunami que el gobierno japonés cifra ya, en al menos 10.000.

  • Share This