Lexmark Genesis S815, la multifunción más “cool”

Lexmark Genesis S815, la multifunción más “cool”
7 de abril, 2011


 

La verdad es que la Lexmark Genesis S815 entra por los ojos. Su diseño vertical, el acabado en negro brillante que esconde una espectacular pantalla LCD de 4 pulgadas, tecnología Flash Scan que reduce el tiempo de escaneo a tres segundos por página, confieren a este modelo un atractivo indudable. Es sin lugar a dudas la joya de la corona de este fabricante norteamericano con sede en Lexingtong, en el sudista estado de Kentucky, que acaba de cumplir 20 años en en este negocio y quiere volver por sus fueros en el mercado de consumo.

Lexmark_genesys_s815

 

Y es que Lexmark, nacida de una escisión de IBM en los noventa, cuando el gigante azul abandonó el nicho de la impresión (años más tarde haría lo propio con los ordenadores que caerían en manos de la actual Lenovo) , es de las pocas compañías dedicadas en exclusiva a imprimir. Ni a ordenadores, telefonía o fotografía, como hacen sus competidores, sólo a imprimir.

Cuando te dedicas a una sola cosa tienes que hacerlo bien para sobrevivir, sobre todo en estos momentos tan difíciles. Y eso es lo que intenta Lexmark con su innovadora línea Genesis, toda una agresiva apuesta por la innovación. En un mercado donde HP impone el rodillo, acrecentado ahora por la tecnología ePrint, donde los japoneses Canon y Epson también lo hacen bien en el terreno de la inyección de tinta, Lexmark tiene que ser disruptiva para recuperar los escalones perdidos. Y la verdad es que lo ha sido con un modelo bien recibido por los especialistas y que mantiene – cosa clave hoy en consumo – un precio razonable teniendo en cuenta sus prestaciones: por debajo de los 400 euros.

Aspecto exterior de la Lexmar Genesis S815, con la tapa del escáner abierta.

Instalar la Lexmark Genesis S815 es cuestión de minutos. Desembalar, insertar los cartuchos (muy simple apoyado por el tutorial de la pantalla táctil), configurar la conexión WiFi o USB y a trabajar. Todo se puede hacer sin encender un PC desde la propia pantalla de comandos.

La Lexmark Genesis S815 lidera una nueva línea de multifunciones que como gran novedad incorporan la tecnología Flash Scan basada en una óptica fotográfica de 10 megapíxeles que escanea páginas en 3 segundos. Sin duda es ideal para pequeños trabajos, fotografías, facturas… La cosa se complica si son varios documentos los que hay que escanear (por ejemplo un contrato) pues no se puede automatizar los proyectos y las tareas manuales de quitar y poner páginas convierten los tres segundos en minutos. Eso sí, el software de configuración es muy fácil de usar y los resultados obtenidos en nuestras pruebas son aceptables, aunque por debajo de los tradicionales de rodillo.

Panel principal de control de la Genesis S815.

Ficha técnica

Punto y aparte merece la pantalla de control táctil y en color de 4,3 pulgadas que se esconde en el diseño, negro brillante, cuando la máquina está apagada. Más grande que la de un smartphone. Intuitiva, elegante, a través de esta pantalla podemos hacer cualquier función de las que permite la impresora: copiar, digitalizar, mandar un fax, conectarle vía Wi-Fi a nuestra web, imprimir tanto normal como dúplex… Y por supuesto, las tareas de configuración y mantenimiento están muy bien documentadas con vídeos. Además, vía conexión WiFi podemos conectarnos a Internet, de forma autónoma, actualizar drivers, etc.

Sin duda uno de los principales puntos fuertes de esta Lexmark, probada ya en otros modelos es la plataforma SmartSolutions repletas de opciones para sacarle todo el jugo al dispositivo.

Esta plataforma de aplicaciones se puede ampliar instalando nuevos widgets en la impresora; así, podemos usar la pantalla táctil para ver nuestros RSS favoritos, descargar aplicaciones, calculadoras, sudokus, o un programa que optimiza el escaneo de tarjetas de visita. Vamos como un App Store pero para impresoras Lexmark. Los usuarios pueden decidir qué widgets instalan desde su cuenta de SmartSolutions, a la que pueden acceder desde cualquier conexión a Internet.

Creada para trabajar sin cables

Como os hemos adelantado, la conexión WiFi 802.11n es la forma natural de operar de esta impresora. La hemos probado en la oficina y se conecta a la primera con todo tipo de máquinas, tanto PCs Windows como Mac. Gracias a su generosa pantalla conectarla a la red es tan fácil como hacerlo desde un teléfono moderno. Vía Wifi podemos escanear, imprimir y compartir la máquina con otros usuarios.

 

Por supuesto, en caso de problemas o desconfiguraciones de drivers siempre podemos recurrir al socorrido USB. Lo que sí carece es de puerto Ethernet, algo lógico por otra parte por su foco en el mercado doméstico o autónomos.

La Lexmark Genesis S815 esconde múltiples detalles que la hacen un equipo especial. Además de bonita es silenciosa y cuenta con una especie de clips para sujetar fotos en el cristal del escáner sin que se muevan por su diseño vertical. Un lector de tarjetas múltiple y un puerto USB para imprimir directamente desde un pendrive completan el apartado de conectividad.

Para usos más profesionales nos permite contar con todo un fax bien simple de configurar. En este caso no nos queda otra que conectar el cable del teléfono a la trasera de la Genesis y ponernos a trabajar.

 

La tinta es uno de los puntos que más preocupan a los compradores de impresoras de inyección.

Pero vayamos a lo importante, a la impresión que es lo que busca mayoritariamente el usuario. Aquí nos encontramos con una máquina de inyección de tinta con tecnología propietaria Vizix, que ofrece una resolución máxima de 4.800 x 1.200 dpi. Funciona con cuatro cartuchos totalmente independientes y está recomendada para entornos que no superen las 2.500 páginas al mes, si no queremos arruinarnos con los cartuchos.

Según Lexmark, la Genesis alcanza las 33 páginas por minuto (30 en color) y es capaz de realizar 25 copias en el mismo periodo de tiempo. Los tiempos obtenidos por nosotros han sido notablemente más lentos pero aún así son competitivos. Por ejemplo, 20 páginas de texto nos ha tardado 2,50 minutos en modo calidad mientras que en borrador casi 50 segundos menos. En modo dúplex el tiempo se duplica.

Economiza por tu bien

Por otro lado, la tinta durará poco rápido si se imprimen presentaciones o color por lo que es recomendable apostar por los cartuchos de alta duración XL, imprimir en borrador, etc. El precio de los cartuchos ronda los 10 euros para los de color (tres) y 12 el de tinta. El cartucho XL cuesta unos 18 euros. Para imprimir fotografías y conseguir buenos resultados recomendamos papeles especiales.

Llama la atención para un modelo de este presupuesto, la opción de imprimir en dúplex con tan sólo pulsar un botón en el panel principal. El precio a pagar es la lentitud del proceso frente al ahorro de costes pero sin duda es una alternativa interesante. También recomendamos el uso de opción borrador para ahorrar tinta y tiempo.

Respecto al ahorro de energía, cumple todo tipo de estándares. Además podemos programar que entre en stand by tras un período sin actividad. En este caso es totalmente silenciosa.

En resumen, nos ha gustado bastante la Lexmark Genesis S815. Primero nos ha conquistado por la vista y después por el conjunto de sus prestaciones, notables. La recomendamos para entornos de trabajo pequeños, autónomos, pymes… Porque a pesar de sus virtudes de operar en red tiene un componente personal.Sin duda, una elección acertada si uno busca diseño, prestaciones a la última y la garantía de un fabricante de primera línea que ofrece además 3 años de soporte integral. Y todo por menos de 400 euros.

  • Share This