Nikon D5100, una réflex ideal para empezar

Nikon D5100, una réflex ideal para empezar
7 de abril, 2011

Nikon renueva su catálogo de entrada a las SLR con la revonación de la popular D5000, la nueva Nikon D5100. Esta propuesta hereda el excelente sensor de 16 megapíxeles que estrenó la Nikon D7000, tiene un procesador más rápido y es capaz de grabar vídeo en alta definición (hasta 1.080p). Veamos en detalle que tiene que ofrecer la nueva réflex básica de Nikon.

La firma japonesa lleva años consechando grandes éxitos entre los usuarios que dan sus primeros pasos en el mundo réflex (sin desmerecer su potencial en ámbito profesional). Su gran imagen de marca junto a una agresiva política de precios ha situado al portfolio básico de Nikon en una posición envidiable.

 

Con la Nikon D5100 no se han asumido demasiados riesgos (quizás tampoco eran necesarios) pero sí hay mejoras notables en los aspectos clave. El sensor, idéntico al de la D7000, es un CMOS APS-C de 16,2 megapíxeles que, junto al potente procesador EXPEED2 son un buen punto partida. En lo relativo a sensibilidad, puede trabajar de 100 a 6.400 ISO (forzados hasta 25.600 ISO).

Ficha técnica

Otras características interesantes son la nueva pantalla articulada de 3 pulgadas (921.000 píxeles), perfecta para aprovechar al máximo el modo LiveView y la posibilidad de grabar vídeo en alta definición (hasta 1.080p con enfoque continuo). Para potenciar este aspecto la marca también venderá un micrófono estéreo externo (Nikon ME-1).

Las diferencias con la D7000 seran notables para los usuarios más exigentes: el visor tiene una cobertura del 95%, la velocidad en ráfaga no supera las 4 fotos por segundo, ausencia de botones físicos dedicados para funciones avanzadas y el sistema de enfoque (11 puntos)  deberían justificar las diferencias de precio. En cualquier caso, hablamos de un producto de lo más completo dentro de su categoría.

 

 

Aunque por el momento no hay datos oficiales confirmados, sabemos que la nueva Nikon D5100 estará disponible a partir del 21 de abril por un precio que rondará los 800 euros el kit con objetivo 18-55 mm y 700 euros sólo el cuerpo, dependiendo de la conversión a euros que aplique la marca. Tendremos ocasión de probarla a fondo en el laboratorio pero, a priori, nos parece una opción fantástica para aficionados a la fotografía que busquen una réflex completa, versátil y a buen precio.

 

  • Share This