Japón eleva la alerta nuclear de Fukushima a nivel 7, el mismo de Chernóbil

Japón eleva la alerta nuclear de Fukushima a nivel 7, el mismo de Chernóbil
13 de abril, 2011

Un mes después del terremoto y tsunami en Japón la agencia atómica japonesa ha elevado al máximo el grado de la catástrofe en la escala de accidentes nucleares establecido por el Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA). Un nivel 7 que fue el alcanzado por la catástrofe nuclear de Chernóbil, el peor de la historia.

Cuando hace casi un mes nos preguntábamos si debíamos estar preocupados por la alerta nuclear en Japón no íbamos muy desencaminados. Tampoco los que decían que Fukushima era un ‘Chernóbil a fuego lento’. Afortunadamente existen importantes diferencias con la tragedia de Ucrania (principalmente la evacuación inmediata) pero al menos en el nivel de gravedad, Fukushima ya está a su nivel.

El salto significativo del nivel del accidente se ha producido al comprobar que la emisión de yodo radiactivo ha sido de decenas de miles de terabequerelios, de momento un diez por ciento de las de Chernóbil pero al nivel de las emisiones de la bomba atómica lanzada en Hiroshima.

Además, la empresa propietaria Tepco, afirma que la cantidad de radiación liberada en el futuro podría exceder la emitida tras el accidente de Chernobil, si no logran frenar las emisiones ya registradas de yodo, cesio, plutonio y estroncio.

Por ello la zona de exclusión va a ser aumentada de 20 a 40 kilómetros aunque las autoridades insisten que, “por el momento hay muy poco riesgo para la salud pública fuera de la zona de evacuación”. En todo caso la preocupación continua ya que ayer mismo se produjeron dos nuevas réplicas del terremoto por encima de seis grados que cortó el suministro eléctrico y el incendio que ves en la imagen obligando a evacuar a los trabajadores que siguen luchando por refrigerar los núcleos de los reactores y llevarlos a un estado de “parada fría”.

Respecto al tema informativo y tras el aumento del nivel del accidente, el primer ministro niega haberse retrasado en reconocer la magnitud real de la tragedia. Mientras, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) ha indicado que la nueva calificación “requiere aplicar amplias y planeadas contramedidas”. Parece que la realidad obliga a corregir las previsiones de Japón mientras que en Internet se extiende la idea que si los soviéticos intentaron ocultar directamente la catástrofe de Chernóbil el gobierno japonés y la empresa Tepco responsable de la planta han minimizado el alcance de Fukushima desde el principio.

Alerta preocupante en todo caso que ha vuelto a traer con fuerza el debate sobre el uso de la energía nuclear y que se une a las ingentes tareas de reconstrucción del país, las consecuencias económicas de difícil cálculo y la pérdida de 27.000 personas entre muertos y desaparecidos.

  • Share This