Telefónica: para trabajadores, despidos; para directivos, incentivos millonarios

Telefónica: para trabajadores, despidos; para directivos, incentivos millonarios
18 de abril, 2011

El departamento de comunicación de Telefónica (alguien estará despedido a estas horas) ha tenido la feliz idea de informar/filtrar un plan de incentivos de 450 millones de euros para directivos. Algo habitual en las grandes corporaciones pero que llega al tiempo del anuncio del despido de hasta 6.400 trabajadores de su plantilla en España.

Telefónica cerró 2010 con unos beneficios de 10.167 millones de euros, un 30,8 por ciento superior a los de 2009. A pesar de ello, recientemente ha anunciado la llegada de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para el 20 por ciento de su plantilla, abonando la idea de que algunas grandes empresas ‘aprovechan las crisis para soltar lastre’.

Un brutal recorte con la que está cayendo en España, criticado (al menos oficialmente) por el gobierno en boca del vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Es claro que el ERE lo terminaremos pagando entre todos, en prestaciones por desempleo o lo que es peor, en jubilaciones anticipadas con poco sentido en empresas con beneficios.

Para añadir más leña al fuego, nuestros compañeros de MCPro informan del plan de Telefónica para premiar con 450 millones de euros en incentivos para sus directivos. Una medida cuyo sentido de la oportunidad es cuanto menos cuestionable y directamente impresentable a ojos de los trabajadores que se irán a la calle.

Las críticas no se han hecho esperar y desde la Asociación Española de Accionistas Minoritarios (Aemec) se piden ya explicaciones a Telefónica ya que consideran que el anuncio simultáneo de ambas medidas, “sin una explicación completa y exhaustiva, genera desconcierto entre los inversores, pudiendo incluso contribuir a aumentar el riesgo reputacional de la compañía“.

Aemec exige información a los accionistas de forma “pormenorizada” sobre las políticas de retribución y empleo de la compañía, al objeto de poder garantizar el cumplimiento de los principios de gobierno corporativo y responsabilidad social que deben inspirar su gestión. Es lo mínimo; no hay que olvidar que Telefónica no es cualquier empresa aunque hoy sea una compañía privada, ya que surgió del anterior monopolio de las telecomunicaciones españolas con las ventajas que ello conllevó.

  • Share This