Sarkozy reconoce errores con la Ley Hadopi

Sarkozy reconoce errores con la Ley Hadopi
29 de abril, 2011

El presidente francés, impulsor de la ley antidescargas del país, ha reconocido lo que casi todos pronosticábamos: la Ley Hadopi no ha servido absolutamente de nada, más allá de ser una Ley ‘represiva, inútil y liberticida’ como fue calificada por los internautas franceses, en pie de guerra desde su aprobación.

Internautas, con los que intenta reconciliarse ahora Sarkozy (a buenas horas, mangas verdes) con unas declaraciones en las que dice estar dispuesto a corregir la Ley Hadopi o incluso anularla si la comunidad digital es capaz de presentar una “alternativa que proteja la justa retribución de los creadores”.

“Si hubiéramos aprendido a dialogar mejor podríamos haber encontrado un sistema mejor”, dice el presidente francés cuando año y medio después ni se venden más discos ni se ven más películas que antes, con los internautas franceses simplemente trasladándose de las redes P2P a las descargas directas o al contenido en streaming.

Un aviso a navegantes para otros gobiernos como el español encabezonado en implantar la Ley Sinde, tan inútil como Hadopi en su objetivo oficial pero despreciando el control judicial previo para cerrar páginas web de enlaces y atentando contra la privacidad de los usuarios y contra la neutralidad de la Red.

Sinde, como Hadopi, llegan cuando no hay una oferta legal y alternativa a los obsoletos sistemas de distribución. Un modelo accesible y asequible como venimos reclamando. Sin él, estas leyes exclusivamente criminalizadoras nacen heridas de muerte.

  • Share This