‘Necesitamos un movimiento inalámbrico abierto’ dice la EFF

‘Necesitamos un movimiento inalámbrico abierto’ dice la EFF
2 de mayo, 2011

La Electronic Frontier Foundation (EFF) organización sin ánimo de lucro dedicada a conservar derechos civiles en la era digital, ha iniciado una campaña para impulsar un gran movimiento que posibilite una red inalámbrica abierta y global.

La organización explica que la paulatina desaparición de las redes inalámbricas abiertas es una ‘tragedia’, “degradando un componente esencial en la infraestructura de las redes y el uso eficiente del espectro electromagnético”.

Un confuso debate sobre seguridad y privacidad, más los problemas legales derivados de la lucha contra la piratería que responsabiliza a los propietarios de las redes, está convenciendo a mucha gente a bloquear sus router Wi-Fi, por lo que parte de la tarea consistirá en recordar a los usuarios que la apertura de sus redes “es una responsabilidad social que hay que realizar”, indican, explicando a los que decidan hacerlo que, pueden disfrutar de las mismas protecciones legales de responsabilidad de cualquier proveedor de servicios a Internet.

No obstante, la EFF destaca el trabajo técnico que hay que realizar para la adopción de tecnologías que garanticen a los usuarios la manera de compartir una porción de ancho de banda sin afectar a su propia conexión garantizando la seguridad y privacidad de la misma.

La idea básica del Open Wireless Movement (al estilo de la ‘comunidad FON’ aunque más global y abierta) sería ceder una porción de nuestro ancho de banda a cambio de poder disfrutar de una conexión inalámbrica gratuita abierta en todas partes.

Para garantizar la seguridad se necesitaría una red Wi-Fi abierta y codificada al misma tiempo. Abierta al exterior en una cantidad de ancho de banda limitada por el usuario y una segunda red para el propio usuario cifrada y con prioridad sobre la primera. Algunos routers ya son capaces de crear redes como esta aunque según la EFF se necesita una configuración predeterminada que simplifique la creación de las mismas.

También sería necesario un protocolo Wi-Fi que permitiera unirse a una red utilizando una capa de cifrado que impidiera a cada miembro de la red espiar a otro miembro de la red. Es por ello que la EFF anima a participar en su proyecto en las tareas de ingenierías necesarias para facilitar la tarea de distribución y seguridad en una red global inalámbrica verdaderamente abierta y accesible en todo el mundo.

¿Cómo lo ves? ¿Estarías dispuesto a ceder parte de tu conexión a cambio de poder acceder a otras en movilidad? ¿Crees que es un proyecto viable ante el debate de seguridad y privacidad que plantean?

  • Share This