Blusens M300, TV LED con reproductor multimedia integrado a precio rompedor

Blusens M300, TV LED con reproductor multimedia integrado a precio rompedor
9 de mayo, 2011

La firma gallega apuesta fuerte con una propuesta en 26 pulgadas ideal como segundo televisor; además de incorporar un sintonizador de TDT en alta definición incorpora funciones de PVR y es capaz de reproducir contenidos multimedia en cualquier formato (MKV incluido). Probamos la nueva Blu:sens M300.

Por unos 300 euros, Blu:sens ofrece una pantalla panorámica de 26 pulgadas con tecnología de retroiluminación LED, sintonizador TDT HD, reproductor multimedia vía USB y PVR con función Timeshift. Entre otros detalles merece la pena destacar la incorporación de una ranura CI para  TDT de pago, sus tres puertos HDMI o la salida de audio digital, poco frecuente en esta gama.

La Blu:sens M300 presenta un diseño elegante en color negro piano y, gracias a su construcción de perfil fino (45 mm. en su punto máximo), se puede colocar en cualquier sitio o colgarla de la pared sin dificultad. La ubicación de los puertos es todo un acierto y permiten prescindir de adaptadores y accesorios.

Ficha técnica

En funcionamiento la propuesta de Blu:sens responde a lo esperado y ofrece un rendimiento aceptable, teniendo en cuenta el escenario de uso al que va dirigida. El panel ofrece una resolución nativa de 1.366 x 768 píxeles, brillo de 300 cd/m2 y un tiempo de respuesta de 6.5 milisegundos. Con una mínima calibración (la de serie muestra unos colores muy artificiales) el panel responde bien y convence dentro de las limitaciones típicas de este rango de precios.

Sí echamos de menos un mejor ángulo de visualización (importante si queremos fijarlo a la pared) y unos altavoces más potentes (lleva 2 x 3W) pero, en términos generales, la oferta nos parece correcta.

El Blu:sens M300 ofrece un importante valor añadido en el terreno multimedia. Basta conectarle un pendrive USB para reproducir cualquier tipo de archivo de audio, imagen o vídeo. También podemos utilizarlo para grabar emisiones de la TDT (se pueden programar) o para hacer pausas en vivo, dependiendo de la capacidad disponible (función Timeshift). En este sentido el producto funciona bien y es fácil de usar, a pesar de lo espartano de la interfaz y algún error menor de traducción. De nuevo nos quejamos del mando a distancia, muy mejorable en tacto y respuesta.

Conclusiones

Consideramos al Blu:sens M300 como una propuesta interesante si queremos un segundo televisor y tenemos un presupuesto ajustado. Además, gracias a sus funciones de reproductor multimedia y PVR permite prescindir de accesorios y ofrece una solución de ocio digital completa y totalmente autónoma.

El Blu:sens M300 se puede comprar en todos los distribuidores autorizados o en la tienda online de la marca por 319 euros (hay varios sitios que lo ofrecen por debajo de los 300 euros), con dos años de garantía.

  • Share This