Google acusa a Microsoft y Apple de usar patentes falsas para estrangular Android

Google acusa a Microsoft y Apple de usar patentes falsas para estrangular Android
4 de agosto, 2011

El gigante de Internet ve preocupado como las principales tecnológicas rivales intentan cerrar el cerco a su plataforma móvil Android con demandas de patentes por doquier. Según Google, patentes ‘dudosas’ o directamente ‘falsas’ con el único fin de ‘estrangular’ la plataforma, “en una campaña hostil orquestada por Apple, Microsoft, Oracle y otras compañías”.

Ya sabes como los principales fabricantes mundiales de smartphones y compañías que desarrollan los sistemas andan en una guerra por polémicas patentes de software, especialmente en torno a la plataforma Android. David Drummond, vicepresidente senior y responsable de aspectos jurídicos de Google, habla sobre el particular en una entrada oficial cuya primera e irónica frase explica bien el caso de ‘todos contra Android’.

“He trabajado en el sector de la tecnología durante más de dos décadas y Microsoft y Apple han estado siempre a la greña, por lo que cuando se meten en la cama juntos lo que tienes que empezar a preguntarte es qué está pasando”, escribe Drummond.

Y lo que está pasando según el responsable jurídico de Google es simplemente lo siguiente: Más de 550.000 dispositivos con Android se activan a diario en todo el mundo en una red de 39 fabricantes y 231 operadoras”. Un éxito sin precedentes para un sistema que está arrasando en el mercado del móvil inteligente. Un éxito que, sin embargo, ha tenido una respuesta indeseable según Google: “una campaña hostil, organizada en contra de Android por parte de Microsoft, Oracle, Apple y otras compañías, librada a través de patentes falsas”.

Drummond habla de los 15 dólares por terminal de Android que pretende cobrar Microsoft a los fabricantes. Una estrategia que lleva a una consecuencia realmente curiosa en el mundo tecnológico: Microsoft gana cinco veces más con el éxito de Android que vendiendo terminales con su propia plataforma Windows Phone 7.

Google estima que “un smartphone podría abarcar hasta 250.000 patentes (en gran parte discutibles) y nuestros competidores quieren imponer un ‘impuesto’ a base de estas patentes dudosas para encarecer los terminales“. “En lugar de competir por nuevas características y terminales, ellos están luchando a base de litigios”, dicen.

“Esta estrategia contraria a la competencia ha llevado a una escalada de los costes de patentes más allá de lo que merece la pena”, indica Drummond en relación a los 4.500 millones de dólares pagados por la cartera de patentes de Nortel Network, reforzando su argumento al ver las compañías que forman el consorcio que ha comprado esta cartera y que curiosamente son los tres principales competidores de Android: Apple, RIM y Microsoft.

  • Share This